La nieve se salta la alarma

30.03.2020 | 23:48
Dos personas, sorprendidas por la nieve en la cola de la farmacia.

numerosas localidades guipuzcoanas amanecieron ayer cubiertas por un fino manto blanco que apenas cuajó

ha tenido que ser en primavera y en medio de un estado de alarma cuando los primeros copos del invierno se han dejado ver en Gipuzkoa. Cientos de personas se sorprendieron ayer a primera hora de la mañana cuando, al abrir la persiana, descubrieron un manto blanco cubriendo las calles. No es para menos. Después de un invierno inusualmente caluroso y seco, no ha sido hasta la última semana de marzo cuando la nieve ha hecho acto de presencia en el territorio y lo hizo, además, a cotas especialmente bajas. Tanto, que llegaron a observarse copos a nivel del mar. En Donostia, fueron muchos quienes grabaron una no copiosa pero sí inusual nevada que, como suele ocurrir por estas fechas, no llegó a cuajar. La situación se repitió en otras localidades de poca altitud como Urnieta u Oiartzun, y por supuesto en el interior del territorio, donde aunque la nieve apenas cuajó, sí pintó de blanco las aceras y los montes durante algunos instantes.

Pero más allá de lo puramente anecdótico, la nieve provocó escasas afecciones en el tráfico rodado –estos días con menor densidad debido al estado de alarma–.

Según informó el Departamento de Seguridad del Gobierno Vasco, la nieve caída durante la madrugada motivó la activación del Plan de Vialidad Invernal.

Así, las máquinas quitanieves trabajaron para mantener despejadas las vías y durante la mañana hicieron limpiezas en diversos puntos de la red viaria: en la A-15 en sentido a Pamplona, entre los túneles de San Lorenzo y Belabieta, en Berastegi en Gipuzkoa; en el alto de Barazar (N-240), en Bizkaia; y en Araba.

En cuanto a los siniestros, solo se contabilizaron dos salidas de calzada en las últimas horas, ambas en la autopista AP-8, una a la altura de Mendaro y otra en el término municipal de Eibar.

El escaso tráfico existente a causa de las restricciones de movilidad por la crisis sanitaria ayudó al mantenimiento de la normalidad en las carreteras, pese al temporal que azotó Euskadi, reconocieron las fuentes del Departamento de Seguridad.

La inestabilidad continuará hoy. Según la Agencia Vasca de Meteorología Euskalmet, durante la primera mitad del día, un frente cálido que llegará desde el interior peninsular, dejará precipitaciones especialmente en la mitad sur del territorio, que a primeras horas serán en forma de nieve de manera prácticamente generalizada. Con el paso de las horas, el aire frío se irá retirando y la cota de nieve subirá rápidamente. Por la tarde también podría llover en algunos puntos, de nuevo más probables las zonas de la mitad sur.

Mañana se espera que la situación mejore y las temperaturas alcancen los 15 grados.