Euskadi registra 543 nuevos contagiados, la mayor cifra desde el inicio de la crisis del COVID-19

Los positivos en la CAV ya ascienden a 3.271, y los fallecidos, a 155, con los últimos 22

25.03.2020 | 12:28
La plaza de la Constitución, en la Parte Vieja donostiarra, casi vacía durante el estado de alarma.

La pandemia de coronavirus acumula en Euskadi 3.271 infectados, tras detectarse en las últimas 24 horas 543 nuevos positivos, el mayor aumento desde el inicio de la crisis, y los fallecidos son 155, de los cuales 22 murieron ayer, la segunda jornada más luctuosa tras el lunes (23 muertos).

El director de Planificación, Ordenamiento y Evaluación Sanitaria del Gobierno Vasco, Mikel Sánchez, ha informado este miércoles de que el mayor número de contagios se localiza en Bizkaia con 1.501 casos (312 más que ayer), de los cuales 674 están hospitalizados.

En Álava los infectados han subido a 1.207 (121 más), pero ha descendido el número hospitalizados a 310 (34 menos que ayer). En Gipuzkoa, los casos de COVID-19 se sitúan en 453, 110 más que ayer, y los hospitalizados en 166.

En total 1.150 personas están ingresadas en Euskadi para ser tratadas de esta enfermedad y de ellos 111 están en a UCI.

En cuanto a los fallecidos, Álava sigue siendo el territorio con más muertes al acumular 81 (8 más que ayer), seguido de Bizkaia con 54 (+10) y de Gipuzkoa con 20 (+4).

Las personas recuperadas son ya 466, es decir, 112 más que ayer: 59 curados por completo (dan negativo en coronavirus) y los 407 que han recibido al alta médica.

En el conjunto de España la pandemia ha causado la muerte a 3.434 personas y ha infectado a 47.610, de las cuales 5.367 se han curado.

"La situación sigue siendo grave pero este es el camino para contener la expansión" del virus, ha dicho Sánchez, que ha pedido a la ciudadanía "no bajar la guardia", respetar el confinamiento y cumplir con las medidas preventivas básicas: lavarse las manos, limpiar las superficies y mantener la distancia entre personas.

Mikel Sánchez ha anunciado la inminente incorporación de 161 médicos recién graduados y que han superado la nota mínima para acceder al MIR parar reforzar la plantilla de Osakidetza. Los primeros facultativos han empezado a trabajar este mismo miércoles en la OSI de Álava y el resto se incorporará en los próximos días.

De manera paralela el Departamento de Salud mantiene conversaciones con la Universidad del País Vasco para contratar a estudiantes de los grados de Medicina y Enfermería para llevar a cabo "labores de apoyo bajo la supervisión de profesionales sanitarios".

También ha informado de que se van a derivar pacientes con síntomas leves al Hotel Lakua de Vitoria, lo que contribuirá a descongestionar los centros hospitalarios. Se trata de personas que en otras circunstancias recibirían el alta médica y completarían su recuperación en casa. Sin embargo la pandemia hace que sea preferible tenerlos controlados durante un tiempo para "garantizar que su evolución es la mejor posible".

Ha considerado "difícil aventurar una fecha concreta" para el pico de nuevos casos porque la "situación es cambiante" y ha insistido en que lo importante es estar preparado para cuando ocurra.

Para "anticipar" ese escenario se ha elaborado el Plan de Contingencia de Unidades de Cuidados Intensivos y Críticos -ha recordado- que permitirá duplicar el número de camas de UCI hasta llegar a 550 y que se traducirá desde este viernes en 56 plazas adicionales en el Hospital de Txagorritxu, en Vitoria.

Sánchez ha anunciado también que para disponer de los recursos necesarios para hacer frente al COVID-19, los pacientes ingresados en el Servicio de Psiquiatría de la OSI de Galdakao van a ser trasladados hoy a la Unidad de Psiquiatría de la Red de Salud Mental de Bizkaia, situada en Bermeo.

Hasta la fecha se han practicado en Euskadi 8.735 pruebas para detectar el coronavirus, de las cuales 1.199 se hicieron ayer, un 30 % más que en los días previos.

Este aumento de test dará un "mejor dimensionamiento de la epidemia", ha dicho Sánchez, que se ha referido también a la "nueva estrategia" para agilizar las pruebas a profesionales sanitarios, sociosanitarios y otros colectivos de riesgo con síntomas haciéndolas en carpas o incluso sin bajarse del coche.

Un total de 1.281 profesionales se han sometido ya a esta prueba, ha señalado Sánchez, que ha confiado en que los test rápidos para uso domiciliario anunciados por el Ministerio "lleguen cuanto antes".