900 20 30 50 asistencia sanitaria

“Si nos contagiamos, tendremos que cerrar las farmacias”

Los farmacéuticos recuerdan que también son sanitarios y necesitan de protección

25.03.2020 | 01:51
La farmacia Blasco de Donostia ha instalado pantallas protectoras.

donostia – Las palabras de Fernando Simón, director del Centro Nacional de Epidemiología, argumentando que los farmacéuticos no necesitan de mascarillas para realizar su trabajo ha indignado a los profesionales guipuzcoanos, que ayer recordaron que si enferman, las farmacias tendrán que cerrar, una situación que la sociedad no puede permitirse porque "la gente necesita medicamentos".

El presidente del Colegio de Farmacéuticos de Gipuzkoa, Miguel Ángel Gastelurrutia, defendió ayer la necesidad que tienen de protegerse. "Como sanitarios que somos, estamos en primera línea atendiendo a todo el mundo. Estamos teniendo una sobrecarga de trabajo y no nos importa, lo hacemos encantados porque estamos descargando el sistema sanitario, la atención primaria, pero hombre, que nos salgan con estas...", lamentó Gastelurrutia, que recordó que ante la ausencia de medidas de protección, las 286 farmacias de Gipuzkoa han echado mano del ingenio para salvaguardar a sus profesionales. "Estamos en una situación precaria, manteniendo las normas habituales de distancia y lavado de manos tras cada dispensación, y cada uno ha hecho sus encajes: hay quien ha puesto plásticos, vitrinas, cortinones€ No deja de ser un problema muy serio el no tener mascarillas", valoró.

Gastelurrutia se mostró comprensivo con la ausencia de material que protección que rodea esta crisis sanitaria, pero no con que se menosprecie la labor que realizan tras el mostrador. "Hubiésemos entendido que nos digan: No hay, no tenemos, es un problema, nos ha pillado mal, lo sentimos e intentaremos hacer lo que se pueda. De ahí a decirnos que el riesgo es inherente a nuestra profesión... Eso es como decir que el médico que opere sin mascarilla", expuso.

Además, el presidente de los farmacéuticos de Gipuzkoa confió en recibir pronto mascarillas que les permitan trabajar con mayor seguridad. "Hemos intentado por todas las vías, pero no había. Ahora, a través del Consejo de Euskadi, estamos trabajando en dos pedidos, uno a nivel nacional, con una empresa de Gijón, y con China. Soy optimista. Creo que las primeras nos pueden llegar el viernes, con lo que tendríamos un par de mascarillas quirúrgicas por persona que trabaja en una farmacia para empezar. Luego, a lo largo de la semana que viene esperemos que lleguen las de China y tengamos para que ir tirando unos días y si hace falta se pedirá otro lote hasta que se normalice la situación", indicó.

Pese a lo precario de la situación, los farmacéuticos continuarán atendiendo con normalidad. "Ha habido momentos de tensión, porque con la liberalización de los periodos de dispensación de la receta electrónica ha habido el doble de dispensaciones y nos ha pillado el toro con la medicación y los abastecimientos, pero estamos solucionando el tema", aseveró. Gastelurrutia insistió en que "la gente no vaya a la farmacia excepto cuando sea estrictamente necesario", ya que es la única manera de garantizar los abastecimientos y disminuir el riesgo de contagios.