PNV y PSE-EE aprueban la tramitación urgente de la 'ley antipandemia'

El PNV y el PSE-EE han aprobado en el Parlamento Vasco la tramitación urgente de la 'Proposición de ley de medidas para la gestión de la pandemia covid-19' presentada por los grupos en el Gobierno

22.04.2021 | 13:34
Interior del Parlamento Vasco.

El PNV y el PSE-EE han aprobado este jueves en el Parlamento Vasco la tramitación urgente de la 'Proposición de ley de medidas para la gestión de la pandemia covid-19' presentada por los grupos en el Gobierno, que quiere "dotar de seguridad jurídica" a las medidas que apruebe el Gobierno vasco para hacer frente a la covid-19. El texto establece cinco niveles de alerta, con restricciones específicas para cada uno de ellos, y un régimen sancionador con multas de entre 100 y 600.000 euros.

La iniciativa impulsada por el PNV y el PSE-EE, socios de gobierno en el Ejecutivo autonómico y con mayoría absoluta en la Cámara vasca, se tramitará en el Parlamento Vasco por el procedimiento de urgencia. PP+Cs y Vox han rechazado la toma en consideración de la iniciativa mientras que EH Bildu y Elkarrekin Podemos se han abstenido.

La proposición, cuya aprobación está garantizada gracias a la mayoría que suman 'jeltzales' y socialistas, responde al objetivo de "dotar de seguridad jurídica" a las medidas que adopte el Gobierno para contener el avance de la pandemia, con el fin de evitar situaciones como la que se produjo cuando el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco anuló el cierre de la hostelería en los municipios con una elevada incidencia de covid-19, que había sido decretado por el Ejecutivo autonómico para tratar de reducir los contagios.

El texto, que incluye un régimen sancionador con multas de entre 100 y 600.000 euros, establece tres estadios y cinco niveles de alerta, para cada uno de los cuales fija una serie de medidas preventivas que afectan a la movilidad nocturna, movilidad del territorio, limitaciones de aforo en establecimientos y actividades, restricción de horarios en hostelería y restauración, limitación de reuniones de grupos de personas en espacios públicos y privados, y restricciones en la práctica de actividad física y deportiva no federada, entre otras.

En el caso del 'nivel 1' de alerta, el más bajo --en tasas de incidencia en 14 días superiores a 1 e inferiores a 300 casos por cada 100.000 habitantes-- se determina que se acordarán "medidas circunstanciales de restricción de la movilidad nocturna", que habrán de respetar lo previsto en el régimen jurídico de la declaración del estado de alarma, es decir, equivalentes al 'toque de queda --entre las 23.00 y las 6.00 horas--.

Asimismo, se prevé la posibilidad de "valorar, en su caso", la activación o desactivación de las restricciones de movilidad del territorio. Se fija el aforo de establecimientos y actividades en un 75% y las reuniones sociales no podrán superar el número de 35 personas en espacios cerrados.

En el caso del 'nivel 5' de alerta, el más alto --con tasas de incidencia superiores a 500 casos por cada 100.000 habitantes--, se intensificarán las medidas de restricción de la movilidad nocturna o de limitación de la libertad de circulación de las personas en horario nocturno. Además, se establece que se valorarán nuevas y "más eficaces" medidas de confinamiento individuales o para colectivos específicos, "previa justificación y autorización o ratificación judicial".

El parlamentario del PNV Luis Javier Telleria ha destacado que la ley es "imprescindible y urgente" y aunque ha reconocido que no es el texto "ideal", como "es probable que el 9 de mayo se finiquite el estado de alarma en el Estado", la nueva posible situación "requerirá de nuevos armazones jurídicos que permitan continuar luchando contra la pandemia".

Tras defender que ante la pandemia es necesario "tomar decisiones en forma de normas jurídicas que eviten la expansión de la enfermedad", ha destacado que estas normas "que, en general, suponen limitar la libertad de la ciudadanía", requieren de "argumentos sólidos para que no abran una panoplia de recursos y contrarecursos que termine delegando las potestades de los órganos legislativo y ejecutivo en el Poder Judicial".

El parlamentario de PSE-EE Ekain Rico ha defendido que desde Euskadi se pueden "hacer cosas para garantizar la mayor seguridad jurídica en lo que quede de pandemia con estado de alarma o sin él" y cree que la proposición de ley permitirá que las instituciones vascas dispongan de "mecanismos legales" para poder actuar, "siendo de aplicación tanto si hay un estado de alarma como si este decae pero si se mantiene una situación de emergencia sanitaria".

"Los socialistas creemos que debemos sacar el máximo partido al autogobierno", ha subrayado antes de destacar que la norma "circunscribe su alcance al ámbito competencial" vasco y huye de "cuestiones absolutamente controvertidas" a diferencia de la ley propuesta por el Gobierno de la Xunta de Galicia que "abre la puerta a decretar la obligatoriedad de la vacunación".

EXPLICACIÓN DE VOTO

En el turno de explicación de voto, la parlamentaria de EH Bildu Maddalen Iriarte ha acusado al Gobierno vasco de actuar con "improvisación" ante la pandemia y cree que esto se "evidencia" en la proposición de ley de PNV y PSE porque "no incluye ningún cambio estructural más allá de restringir y culpar permanentemente a la ciudadanía". "No han sido ustedes capaces de alcanzar un acuerdo", ha criticado.

Iriarte cree que la ley es "manifiestamente mejorable tanto desde el punto de vista jurídico, político como sanitario" y "refleja la dependencia con España" porque "el fin del estado de alarma en Madrid le provoca un vértigo al Gobierno". "Esta impotencia tiene cura y se llama soberanía", ha defendido antes de subrayar que en el trámite parlamentario, EH Bildu quiere "corregir" la ley y "alcanzar consensos con expertos".

La portavoz de Elkarrekin Podemos-IU Miren Gorrotxategi, por su parte, ha afirmado que la iniciativa "llega tarde" y ha criticado que se haya presentado por parte de PNV y PSE y no por el Gobierno vasco porque "se podría contar con los informes preceptivos, que en este caso son necesarios". Tras afirmar que la ley "pone algunos parches pero no soluciona nada", ha explicado que en el trámite parlamentario aspiran a "cambiar" el texto y "mejorarlo" para "tener la Ley antipandemia vasca, no su ley".

Gorrotxategi ha explicado que su grupo se ha abstenido porque cree que Euskadi necesita una ley contra la pandemia y ha explicado que su oposición va a ser "responsable" para que la ley "no sea papel vacío sino que linde derechos, sirva para hacer frente a la pandemia y cuente con consenso parlamentario".

En el turno en contra, el parlamentario de PP+Cs Luis Gordillo ha criticado que "para ahorrar tiempo" la ley se haya presentado por los grupos que amparan al Gobierno y ha explicado que se han opuesto a la ley porque "una legislación de esta importancia, que afecta a derechos fundamentales, tiene que contar con todas las garantías jurídicas necesarias" y ser aprobada por ley orgánica.

Además, ha denunciado que la ley "busca una argucia procesal" para no poder recurrir las medidas que se adopten ante un tribunal ordinario y ha criticado que tampoco tiene "vocación de consenso". "No se puede empezar la casa por el tejado. Hay que plantear una reforma de la legislación nacional y luego a nivel autonómico, hacer los desarrollos necesarios", ha defendido.

Por último, la parlamentaria de Vox, Amaia Martínez, ha criticado que el Gobierno vasco es un ejecutivo "con mayoría absoluta, que impone su rodillo sin pudor y recurre a argucias para crear un marco legal que se ajuste a sus intereses particulares".

Además, ha anunciado que, en previsión de que se apruebe esta norma que "limita derechos fundamentales", los servicios jurídicos de Vox están estudiando el texto porque "apesta a inconstitucional". "Estamos preparados por si fuera necesaria la intervención de instancias judiciales", ha dicho.

noticias de noticiasdegipuzkoa