División en el TC en su veto a entrevistas el día de reflexión

Tres de los magistrados lo califican de anacrónico y que restringe en exceso la libertad de información

11.02.2021 | 00:41

madrid – El Tribunal Constitucional ha sentenciado que multar a medios por publicar entrevistas a candidatos en jornada de reflexión no vulnera el derecho a la libertad de información y pide a los jueces que tengan en cuenta que "cuando los actos comunicativos" persigan captar votos "podrán desautorizarse". Avala así la adecuación a la Carta Magna del artículo 153.1 de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG), en respuesta al Tribunal Supremo, que le planteó sus dudas sobre la constitucionalidad de este artículo, en relación con el 53 y el 50.4 de la misma norma y con el 34 y el 39 de la Ley de Prensa e Imprenta.

Tras adelantar el fallo hace dos semanas, el TC difundió ayer el fallo donde desestima la cuestión de inconstitucionalidad planteada y rechaza que dichos preceptos vulneren principios como el de seguridad jurídica, de modo que, en su opinión, exigir responsabilidades a un medio de comunicación por infringir tales artículos no vulnera la liberad de expresión. Pero el asunto no ha conseguido unanimidad en el tribunal; dos magistrados hicieron una serie de consideraciones a la sentencia en un voto concurrente y una tercera discrepó de lleno con la decisión y emitió un voto particular especialmente crítico. Los tres están enmarcados en el sector progresista del tribunal.

Los magistrados María Luisa Balaguer, Juan Antonio Xiol y Encarnación Roca creen "obsoletas" las restricciones que la Loreg impone a la prensa durante la llamada jornada de reflexión, argumentando que, en contra de lo pretendido, en el contexto actual redundan en la "desinformación" al votante. Reprochan el uso de un ley franquista cuya finalidad era "controlar la prensa". A juicio de Balaguer, "la jornada de reflexión es hoy anacrónica, carece de utilidad y supone una restricción desproporcionada a la libertad de información". Solamente "tuvo su "justificación" durante la Transición –cuando se implantó– porque entonces "se celebraban las primeras elecciones con tintes verdaderamente democráticos tras 40 años de dictadura", argumenta la magistrada del TC.