El PSE afronta el proceso interno con la exhibición de su resultado y Mendia reforzada

El PSOE lanzará en su Congreso de octubre una apuesta por la renovación

19.01.2021 | 00:30
El presidente español, Pedro Sánchez, ayer en la conferencia de embajadores. Fotos: Efe

donostia – La dirección del PSOE va a lanzar este sábado un proceso interno en el partido que espera que desemboque en nuevos liderazgos en varias comunidades autónomas. Más allá de esta apelación genérica del partido de Pedro Sánchez, la reflexión no se ha abierto todavía en el PSE con vistas al congreso autonómico que tendría que realizarse antes de que acabe el año, según relatan fuentes del socialismo vasco a este periódico. Idoia Mendia dirige el PSE desde 2014 y, desde septiembre del año pasado, hace compatible ese cargo con su responsabilidad como vicelehendakari segunda del Gobierno Vasco. Los socialistas vascos viven un momento relativamente dulce, se han sacudido la maldición que suponía que su pacto con el PNV beneficiaba electoralmente solo a los jeltzales, y han conseguido rentabilizarlo en las urnas (tanto a nivel municipal y foral, sobre todo en Araba, como autonómico, con un escaño más en el Parlamento Vasco).

Plantear el relevo de Mendia supondría abrir paso en el socialismo vasco a una bicefalia similar a la que existe en el PNV, donde los cargos institucionales no ocupan al mismo tiempo cargos en el partido. Algunos análisis periodísticos no descartan que Mendia suelte las riendas del PSE, una opción que cobró fuerza en los momentos previos a la formación del Gobierno Vasco para que la socialista se centrara en su papel como vicelehendakari y abriera paso a un relevo en el partido, quizás con rostros emergentes como el de Eneko Andueza. Sin embargo, esa opción fue perdiendo peso y el propio PSE ha defendido que el salto de Mendia al Gobierno ha sido posible porque, en una situación de calma interna en el partido, puede hacerse cargo de los dos frentes. De hecho, desde el PSE han puesto en valor que Mendia ha seguido muy encima de las cuestiones internas del partido pese a que la pandemia del coronavirus ha complicado la logística de las reuniones. Además, ponen en valor la subida electoral de nueve a diez escaños, pese que los socialistas, al igual que el PNV, se encontraban muy expuestos al desgaste por su papel al frente de la gestión del virus. La entrada de Mendia en el Gobierno tras las elecciones de julio podría interpretarse por la militancia como un paso adelante hacia la recuperación del partido.

No obstante, el PSE no ha abordado formalmente la reflexión porque este año ha estado marcado por las elecciones autonómicas y la posterior formación del Gobierno. La dirección del PSOE, por su parte, hizo oficial ayer que quiere reforzar "mucho" la tarea del partido y, para ello, pretende "reforzar y renovar" en algunos casos los liderazgos autonómicos "para hacer al PSOE competitivo en todos los territorios", tal y como recalcó en un comunicado tras la reunión de la Permanente. El PSOE celebrará su Comité Federal el sábado en Barcelona, y será en ese contexto cuando se proponga celebrar el 40º Congreso Federal los días 15, 16 y 17 de octubre. A partir de ahí se planteará a las federaciones que celebren sus congresos antes de que acabe el año.

La polémica se centra por el momento en Andalucía, donde Susana Díaz seguirá optando a la reelección. La baronesa crítica con Sánchez no va a renunciar y planteará un pulso al que no parece que quiera presentarse la ministra María Jesús Montero pese a los rumores que la postulaban.