El TC admite un recurso de los acusados del ‘procés’ contra un juez

Acusan al magistrado del tribunal de garantías Antonio Narváez de duras críticas al proceso independentista

18.11.2020 | 02:41

donostia – El Tribunal Constitucional estudiará las recusaciones formuladas por los condenados del procés en prisión contra el magistrado del tribunal de garantías Antonio Narváez por sus críticas al proceso independentista, lo que supone que la resolución de los recursos contra la sentencia condenatoria del Tribunal Supremo se retrasará a la primavera de 2021. Fuentes jurídicas informaron a Efe de que el Pleno del tribunal de garantías ha admitido a trámite por unanimidad los incidentes de recusación contra Narváez, que se basan en una conferencia que el magistrado pronunció en Granada en 2017.

En aquella exposición, titulada El problema catalán, perspectiva constitucional, el magistrado tildó el proceso independentista en Catalunya de "golpe de Estado encubierto", más grave que el 23-F.

Las recusaciones han sido formuladas por los nueve condenados a penas de prisión, quienes alegan que el magistrado no es imparcial para resolver los recursos de amparo presentados ante el Constitucional y que, de continuar en esta causa, se verían vulnerados el derecho fundamental a un procedimiento con todas las garantías, a la tutela judicial efectiva y a un juez independiente. También el expresident de la Generalitat Carles Puigdemont presentó otro incidente de recusación contra Narváez, a quien acusa de haber perdido la imparcialidad necesaria para decidir sobre el recurso presentado contra la orden de detención que tiene pendiente en base a lo dicho por el magistrado en esa misma conferencia.

Con la admisión a trámite, se paralizan todos los procedimientos en los que interviene el magistrado mientras se resuelven las recusaciones, lo que implica que la resolución de los recursos contra la sentencia del Supremo se dilate, al menos, entre dos y tres meses, añaden las fuentes. Ahora se designará un instructor para las recusaciones y se dará un plazo de alegaciones, incluido el propio Narváez. Tras ello, se elevará una propuesta al Pleno que resolverá la cuestión.