Marlaska desmiente un “canje” de presos con la coalición abertzale

Asegura que los traslados de un centenar de reclusos a cárceles próximas a Euskadi se hacen de acuerdo a la ley

17.11.2020 | 02:51

madrid – El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, negó ayer que el traslado de un centenar de presos de ETA a cárceles más próximas a Euskadi se deba a un "canje" con EH Bildu a cambio de su apoyo a los presupuestos Generales del Estado (PGE). Además, defendió que se aplica el Estado de derecho de forma individualizada una vez que la organización terrorista fue derrotada, y lamentó que algunas críticas parece que lo que quieren es "orillar la ley".

"Si a ETA se le venció con el Estado de derecho y la ley, ¿ese mismo Estado de derecho no tiene que aplicar la ley?", se preguntó Grande-Marlaska en una entrevista en Antena 3. "Esos que lo critican parece que quieren orillar la ley", sostuvo.

El titular del Interior recordó asimismo que, cuando llegó al Ministerio en junio de 2018, la primera entrevista que tuvo fue con las víctimas del terrorismo –a las que volvió a mostrar su respeto remitiéndose a su papel en la lucha antiterrorista como juez de la Audiencia Nacional– para explicarles que su política penitenciaria con respecto a los condenados por pertenencia a ETA se basaría en "aplicar la ley".

"No me gusta hablar de política de acercamientos", añadió el ministro, remitiéndose a las juntas de tratamiento de cada cárcel como el órgano que propone estos traslados "cuando procedan una vez que se consiguió derrotar a ETA".

También se defendió de las críticas por participar el pasado fin de semana en la carrera virtual solidaria organizada por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), que difundió Interior por las redes sociales. Marlaska defiende que participó porque así se lo pidieron desde esta asociación.

A pesar de las reiteradas preguntas, Grande-Marlaska evitó comentar las palabras del vicepresidente segundo del Gobierno y líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, sobre el papel de EH Bildu para apoyar los presupuestos, ni tampoco las críticas de algunos barones del PSOE por el protagonismo dado al partido de Arnaldo Otegi.

"Lo que tenemos que hacer todos, el arco parlamentario, es sumarnos a unos presupuestos que lleven a la transformación económica", defendió Grande-Marlaska, que aboga por poner el foco en el "contenido" de unas cuentas que, en el trámite de rechazar las enmiendas a la totalidad, tuvieron "el mayor apoyo de la historia" del Congreso.

En su opinión, lo importante es "fijarse en quién no apoya" estas cuentas que entiende que son "especiales" por la necesidad de afrontar las consecuencias de la pandemia.