Donostia acogerá una exposición sobre el Proceso de Burgos

El objetivo de la muestra es ayudar a entender los años posteriores

12.11.2020 | 12:33
Ion Gambra y Javi Buces, en la comparecencia de este jueves en el Palacio Foral.

El campus de Gipuzkoa de la UPV-EHU acogerá a partir del 20 de noviembre la exposición 1970-2020. Proceso de Burgos. Juicio al franquismo, una aproximación a los últimos años de la dictadura para ayudar a entender lo ocurrido en las décadas posteriores en Euskadi.

La Diputación de Gipuzkoa es la impulsora de la muestra, que ha organizado junto a la Universidad pública vasca y la Sociedad de Ciencias Aranzadi pensando fundamentalmente en los jóvenes vascos, para que conozcan lo sucedido en el tardofranquismo, una época que apenas se ha abordado en las iniciativas sobre la memoria histórica.

El director foral de Derechos Humanos y Cultura Democrática, Ion Gambra, ha destacado en rueda de prensa que las acciones desarrolladas hasta ahora en torno a la memoria se han centrado fundamentalmente en la Guerra Civil y la postguerra, cuando lo ocurrido desde finales de los 60 hasta mediados de los 70 "fue crucial para entender lo que pasó después", aunque "no justifica la lucha armada".

La exposición, que podrá visitarse hasta el 26 de enero en el centro Carlos Santamaría de San Sebastián, está comisariada por el investigador de Aranzadi Javier Buces, quien ha explicado que, de los tres apartados en los que se divide la muestra, únicamente el tercero hace referencia al proceso de Burgos, que tuvo lugar entre el 3 y el 9 de diciembre de 1970 y en el que fueron condenados a muerte seis miembros de ETA y otros a elevadas penas de prisión.

La primera parte está dedicada al contexto histórico de esos años -al "resurgimiento de la cultura vasca", la "conflictividad laboral" y la "identidad vasca"- y la segunda, a los derechos humanos y el recrudecimiento de la represión por parte del régimen de Franco.

El año 1968 se sitúa como el del "punto de inflexión" porque "por primera vez hubo muertes": las del guardia civil José Antonio Pardines, primera víctima de ETA; la de su asesino, el dirigente etarra Txabi Etxebarrieta; y la de Melitón Manzanas, el comisario de la Policía franquista al que también mató ETA.

Pero en la exposición también se alude a otros muertos menos conocidos, a Roberto Pérez Jáuregui, Antonio Goñi e Imanol Andueza, fallecidos a manos de la policía del régimen, los dos primeros en una protesta contra el proceso de Burgos y el último en un control de tráfico.

La muestra sacará a la luz 173 documentos y testimonios gráficos de la época y de un juicio como el celebrado en Burgos, que tuvo un gran eco internacional y una gran importancia "en el devenir de los acontecimientos futuros relativos a la lucha antifranquista y la cuestión vasca".

"La repercusión mediática del caso acabó conviertiéndolo en una especie de proceso al franquismo y dio a conocer al mundo la cuestión vasca", ha señalado Gambra.

Para el responsable foral "resulta de enorme relevancia" el poder transmitir a las personas más jóvenes "una memoria crítica de lo que ha ocurrido en este país, de las nefastas consecuencias que han tenido el terrorismo y las diversas violencias de motivación política que se han dado en esta sociedad".

Aunque inicialmente solo hay fechas para su exhibición en Donostia, la idea es que 1970-2020. Proceso de Burgos. Juicio al franquismo llegue también a otros municipios de Gipuzkoa.