Torrent pide al Gobierno afrontar el conflicto para que sea "la última Diada con presos"

Budó llama a una jornada reivindicativa porque "sigue habiendo represión"

11.09.2020 | 09:45
El presidente del Parlament, Roger Torrent, y los miembros de la Mesa de la Cámara en la ofrenda floral con motivo de la Diada.

El presidente del Parlament, Roger Torrent, ha pedido este viernes al Gobierno que afronte el conflicto catalán para buscar una solución y lograr que este año sea "la última Diada con presos y exiliados".

En declaraciones a los medios tras la tradicional ofrenda floral en el monumento de Rafael Casanova por la Diada, que este año se ha hecho sin público y sin la banda de música que interpretaba 'Els Segadors', ha acusado al Gobierno de no tener voluntad de resolver el conflicto y de estar "acomplejado por la presión de la extrema derecha", y ha insistido en una solución democrática basada en la amnistía y la autodeterminación.

Torrent considera que esta Diada llega con un doble reto: el de la crisis provocada por la pandemia del coronavirus --que cree que se debe combatir poniendo la vida en el centro y rehuyendo de los errores del pasado-- y el de la "crisis democrática".

Celebración de la Diada

La consellera de la Presidencia y portavoz de la Generalitat, Meritxell Budó, ha llamado este viernes a celebrar la Diada de forma reivindicativa porque "sigue habiendo represión", pero siguiendo las medidas de seguridad que recomiendan los técnicos sanitarios por la pandemia de Covid-19.

Lo ha declarado a los medios tras la tradicional ofrenda floral en el monumento de Rafael Casanova con motivo de la Diada, que este año se ha hecho sin público y sin la banda de música que interpretaba normalmente 'Els Segadors', y que Budó ha realizado acompañada solo del presidente del Govern, Quim Torra, y del vicepresidente, Pere Aragonès, en vez de con todo el Ejecutivo, como es habitual.

La consellera ha destacado el pequeño formato por el que se ha optado desde los diferentes actores en los actos de conmemoración, ha lamentado que en esta ocasión no haya una gran manifestación independentista para poder arrojar una cifra de personas que respalda el proyecto, pero ha insistido en que la forma no resta importancia a la reivindicación, porque "se necesita una respuesta al conflicto político que no puede pasar por la judicialización y debe pasar por la amnistía y el derecho a la autodeterminación"