EL NUEVO GOBIERNO DE IÑIGO URKULLU

Bildarratz toma las riendas de Educación en plena crisis

Nombrado a las puertas de una huelga, deberá alumbrar la ley vasca de educación

06.09.2020 | 00:34
Jokin Bildarratz. Foto: N.G.

donostia – El nuevo titular de la cartera de Educación se enfrenta en sus primeros compases al frente del Departamento a un curso difícil inmerso en la pandemia del coronavirus. Para capitanear este reto ha situado Urkullu a Jokin Bildarratz (Tolosa, 1963), una cara conocida de la política vasca que abandona ahora el Senado, tras su designación autonómica y después de haber ocupado escaño en la Cámara Alta durante tres años ejerciendo la portavocía del Grupo vasco. Su elección como titular de la cartera de Educación no es baladí, no en vano es diplomado en Magisterio y conoce el ámbito educativo tras ejercer la docencia y la dirección en centros como las ikastolas Anoeta o Haztegi de Legazpi.

Su carrera política arrancó en su Tolosa natal, donde fue concejal por EAJ-PNV y después alcalde durante dos mandatos. Tras ser descabalgado por la izquierda abertzale, anunció un abandono temporal del ejercicio de la política y su nombre empezó a sonar como joven presidenciable al Gobierno Vasco.

Bildarratz es licenciado en Ciencias Políticas y Sociología por la UNED, fue responsable de Programas especiales y Marketing en EiTB, pero su trayectoria dibuja un fuerte acento institucional. Fue presidente de la Asociación de Municipios vascos (Eudel), miembro del Consejo de Municipios y Regiones de Europa, y del Consejo General de Poderes Locales y Regionales, además de parlamentario vasco. Un fuerte vínculo con las instituciones que le impulsa ahora a la primera línea del Gobierno Vasco en esta XII legislatura para capitanear el departamento que Cristina Uriarte dirigió en los dos primeros mandatos de Urkullu con una fuerte conflictividad en el ámbito sindical que se reedita ahora en este inicio de curso.

Casado y con dos hijos, a lo largo de su amplia trayectoria ha transitado también un intenso deber con los derechos humanos. "Mi compromiso es con ellos, con los que sufren cada día los insultos y la coacción en su labor diaria", señaló cuando tomó la makila como presidente de Eudel en referencia a los más de 500 ediles escoltados en aquel 2007. Dos años después presidió como alcalde de Tolosa, en mayo de 2009, el acto de homenaje, organizado por unanimidad por el Ayuntamiento, a las 24 víctimas nacidas o asesinadas en el municipio por ETA, los Comandos Autónomos Anticapitalistas y el GAL. Su compromiso con los derechos humanos cristalizó en aquel acto de reconocimiento hacia todas las víctimas de la violencia, actitud en su defensa que también ha mantenido en la Cámara Alta, donde además han destacado sus reivindicaciones en torno a las infraestructuras o el TAV.

Con la llegada de Bildarratz al Gobierno, el lehendakari recupera uno de los valores al alza en Madrid para pilotar una cartera especialmente sensible en plena pandemia, una patata caliente en el arranque del curso escolar de carácter presencial en Euskadi con una huelga convocada por todos los sindicatos para el próximo 15 de septiembre. Además deberá dar luz verde al anteproyecto de Ley vasca de Educación, en el cajón desde la pasada Legislatura.