Los dos sectores de EA mantienen su pugna judicial

Los oficialistas están "avergonzados" de que los críticos recurran la sentencia

23.08.2020 | 01:56
Maiorga Ramírez entra a los juzgados de Gasteiz el pasado junio. Foto: Alex Larretxi

donostia – Lejos de amainar el temporal, toda vez que la Justicia zanjara el pasado 15 de julio la cuestión abierta por el proceso primario que desembocó en la nominación de Eba Blanco como secretaria general de Eusko Alkartasuna, la polémica rebrota en el seno de EA. El portavoz nacional de la formación, Iker Ruiz de Egino, aseguró ayer que están "tristes" y "avergonzados" porque los críticos, liderados por el navarro Maiorga Ramírez y en el que se encuadra el fundador de esas siglas, el lehendakari Carlos Garaikoetxea, hayan presentado un recurso que amenaza con reabrir la pugna judicial por el bastón de mando de EA.

Enclavada en la coalición EH Bildu, EA sigue de problema en problema en el plano judicial. El proceso en los tribunales se inició después de que Ramírez y los coordinadores de Araba, Gipuzkoa y Nafarroa, Iratxe López de Aberasturi, Mikel Goenaga y Miren Aranoa, respectivamente, denunciaran que la Ejecutiva Nacional había denegado el acceso a todos los datos de los afiliados. La sentencia, fechada el 15 de julio, rechazó las irregularidades y confirmó el liderazgo de Eba Blanco en EA como secretaria general, pero la corriente discrepante se ha revuelto ante el dictamen. La cuestión en pugna radicó en un tema más técnico que ideológico, si bien también salieron a relucir serios encontronazos entre ambos bandos por en plano estratégico, especialmente por el encaje –o la absorción, segñun los críticos– de Eusko Alkatasuna en la coalición EH Bildu.

Ramírez y los suyos aseguraron haber presentado el recurso judicial "en defensa de la transparencia, la democracia interna y del derecho de la afiliación a elegir a su secretario general". A su juicio, "nadie puede utilizar el acceso y gestión exclusiva del fichero de afiliados como instrumento de poder ". Asimismo, el escrito judicial de los críticos pone de manifiesto "argumentos más que suficientes para rebatir una sentencia que supone sustraer a la afiliación su derecho al voto y la defensa de sus derechos democráticos. De hecho, se constata, entre otras irregularidades, incluso cómo el secretario de Organización Mariano Alava, ocultó a la juez el hecho de que se permitió desde junio de 2017 el acceso a la base de afiliados a la directora de Organización de EH Bildu mientras se les niega a miembros de la propia ejecutiva que tienen reconocido ese derecho estatutariamente para controlar que no se falsee el fichero para condicionar los procesos democráticos internos".

Asimismo, recordaron que "la anulación cautelar de la proclamación de Eba Blanco como secretaria general de EA sigue vigente a pesar de que fuera recurrida judicialmente por el sector oficial". Finalmente, instan al sector oficial "a devolver a la afiliación el derecho tanto a definir el encaje de EA en EH Bildu como a elegir a su secretario general y devolver a EA a la vía del diálogo, transparencia y la democracia interna que jamas debió abandonar".

Actuación "impoluta" El sector oficialista también reaccionó ayer. Así, en una entrevista concedida a Europa Press, calificó de "desagradable sorpresa" el haber conocer a través de los medios de comunicación el paso dado por partidarios de Maiorga Ramírez. "Toda la actuación de la Ejecutiva de EA había sido impoluta y el nombramiento de Eba Blanco (como secretaria general) había sido correcto", sentenció, a la par que se mostró "molesto" por que se haya acusado a la actual dirección de "hacer trampas" y de "oscurantismo" cuando ha actuado "igual" que las anteriores ejecutivas: "Se han sacado de la chistera una serie de acusaciones de irregularidades, y han realizado amenazas y advertencias", denunció. Por último, y sobre la discrepancia sobre el encaje en EH Bildu, remarcó que es una cuestión superada.

"(Los críticos) Se han sacado de la chistera acusaciones de irregularidades"

Iker ruiz de Egino

Portavoz de EA