Sánchez dispara la incertidumbre y enfría la apertura a Europa y entre comunidades

Moncloa corrige a Maroto y aplaza al 1 de julio la apertura con Iparralde. No habrá paso entre comunidades hasta el 22 de junio

05.06.2020 | 01:50
El lehendakari, Iñigo Urkullu, con la presidenta de Nafarroa, la socialista María Chivite, en un acto anterior. Foto: Unai Beroiz

donostia – Una densa niebla envuelve el calendario para la reapertura de las fronteras del Estado español entre las comunidades autónomas y a nivel internacional, un asunto que tiene un impacto económico y social alto entre la CAV e Iparralde. El Gobierno español aumentó ayer la incertidumbre con otro día más de anuncios y desmentidos y, tras asegurar su ministra de Turismo que la apertura de las fronteras terrestres con Francia y Portugal se adelanta al 22 de junio, el Ejecutivo de Pedro Sánchez envió una nota para rectificar sus palabras y matizar que la única fecha "segura" sigue siendo el 1 de julio. El primer anuncio había alimentado cierta expectativa en el Gobierno Vasco, porque podía aumentar la presión sobre Sánchez para acelerar la movilidad entre Euskadi y la muga por motivos laborales y familiares, o entre la comunidad autónoma vasca y Nafarroa, Cantabria y La Rioja.

Pero el globo no tardó en pinchar. Además de retrasar la apertura internacional, la nota del Gobierno español añadía que la movilidad entre comunidades no llegará hasta que acabe la última prórroga del estado de alarma, el 22 de junio. Este anuncio parece señalar que, también tras varios días con anuncios y rectificaciones sobre las fronteras internas, el Ejecutivo español se inclina por no permitir que haya movilidad entre las comunidades limítrofes que pasen el lunes a la fase 3. El lehendakari volvió a insistir ayer en que sería lógico que dos comunidades de mutuo acuerdo pudieran permitir el paso el lunes.

En realidad, ayer no quedó nada claro y el Gobierno Vasco espera ya a que sea el Boletín Oficial del Estado el que despeje el enredo. Espera que hoy o mañana el Gobierno español emita una orden que arroje certezas sobre este debate. Lo sucedido ayer con las fronteras internacionales no permite decir con seguridad que la apertura se retrase al 1 de julio, porque la nota aclaratoria parece tener como única finalidad curarse en salud y decir que el calendario oficial es ese, sin llegar a descartar el 22 de junio. En ámbitos cercanos al Gobierno español se dice que la intención de Sánchez es acelerar la apertura de las fronteras internacionales para revitalizar el turismo, sobre todo en las islas, con una dependencia muy alta de ese sector para mantener los empleos. Además, Italia, competidora de España en materia turística, ya ha anunciado que abre sus compuertas con la Unión Europea. Pero Sánchez está cruzando los dedos por la situación en Portugal, que ha controlado bien el virus pero que tiene lazos muy estrechos con Brasil, donde la pandemia golpea con fuerza.

El propio Gobierno portugués se mostró incómodo con el anuncio de la ministra española de Turismo y, al parecer, ese toque de atención ha tenido mucho que ver con la rectificación. De ahí que el Gobierno español no se atreva a decir tan pronto que las fronteras se podrán abrir antes de lo previsto. El caso que interesa a Euskadi no es Portugal, sino el Estado francés, donde en apariencia no hay ningún problema de estas características. Urkullu envió una carta al presidente Sánchez y al francés Edouard Philippe para pedir movilidad en la eurorregión (CAV-Nafarroa y Nueva Aquitania) para participar en los trabajos de los proyectos financiados por la institución transfronteriza, y por motivos familiares y sociales, pero no de ocio o vacaciones y segundas residencias.

Fuentes del Gobierno Vasco consultadas por este diario recalcaron tras el desmentido del Gobierno español que seguirán "insistiendo en que es necesario abrir la frontera cuanto antes para que pueda normalizarse la vida cotidiana de las personas que viven a caballo entre los dos lados". Por la mañana, en la cadena Ser, Urkullu había dicho que es "absolutamente lógico" que dos comunidades vecinas en fase 3 decidan solicitar la movilidad interterritorial de común acuerdo desde el lunes. En Cantabria, Miguel Ángel Revilla también presiona en público, mientras las presidentes socialistas de La Rioja y Nafarroa tienen un perfil más discreto. Este asunto quedó expresamente fuera del pacto entre Sánchez y el PNV para la prórroga de la alarma porque el Gobierno español se reservó el control fronterizo, pero Urkullu no oculta que se siente exasperado por la falta de criterio y pide certezas.

La ministra Maroto, según France Press, en un encuentro con prensa internacional, dijo que el 22 de junio "se van a quitar las restricciones en la movilidad terrestre" con Francia y Portugal. En una nota posterior del Ministerio que envió La Moncloa, se aclara que "con arreglo al principio de gradualidad y teniendo en cuenta los compromisos anunciados de reapertura del turismo internacional, la movilidad internacional segura tendrá lugar a partir del 1 de julio".

"En el caso de Francia y Portugal, el 22 de junio se van a quitar las restricciones terrestres"

reyes maroto

Ministra de Turismo

"Con arreglo al principio de gradualidad, la movilidad segura tendrá lugar a partir del 1 de julio"

ministerio de turismo

Nota aclaratoria