Urkullu quiere la fase 3 en una semana y mascarillas sin IVA

Pide a Sánchez la exención en usuarios del copago, y prorrogar los ERTE hasta septiembre

01.06.2020 | 00:11
El lehendakari, Iñigo Urkullu, con la consejera de Salud, Nekane Murga. Foto: Irekia

donostia – Tras el pacto entre el PNV y el Gobierno español para devolver las competencias a los ejecutivos autonómicos, el lehendakari será en exclusiva quien quite y ponga medidas en el diseño de la vuelta a la normalidad en las calles vascas y la actividad socioeconómica durante la fase 3. Por ello, ayer existía cierta expectación por conocer cómo va a desarrollar Iñigo Urkullu esa potestad. El lehendakari confirmó que planteará que Euskadi avance hacia la fase 3 dentro de una semana, el próximo lunes día 8, aunque no reveló el diseño concreto de esa etapa, los aforos para los locales y el ocio, los horarios o las medidas que estudia en general.

También quedará en sus manos la posibilidad de acelerar la vuelta a la normalidad, porque el presidente Sánchez aclaró que los dirigentes autonómicos pueden acortar los plazos de la fase 3 y decidir si quieren mantenerla durante dos semanas o levantar antes la vigilancia. Urkullu se hizo eco de la opción de evaluar la vigencia del estado de alarma y lo mencionó en su discurso, pero es pronto y no concretará hasta ver la evolución del virus. Sánchez solo se reserva el control de las fronteras autonómicas, lo que sí afecta a otra propuesta del lehendakari: ampliar la movilidad transfronteriza entre la comunidad autónoma vasca y Nafarroa y el Estado francés.

"La situación sanitaria y asistencial en Euskadi sigue evolucionando de forma favorable. La evaluación intermedia de la fase 2 ha sido positiva y mañana (por hoy) plantearemos el pase a la fase 3 de cara al lunes 8 de junio", dijo. "Me sumo a los llamamientos de las autoridades sanitarias a mantener la máxima prudencia y rigor en el cumplimiento de las medidas de prevención y autoprotección", añadió. Urkullu insistió a Sánchez en que debe "facilitar ya el paso fronterizo", y recordó su apuesta por los viajes profesionales en la Unión Europea.

La videoconferencia de presidentes marchó como la seda por la parte vasca. El lehendakari, eso sí, mantuvo sus propuestas en ámbitos que son competencia del Estado, no ya en esta situación excepcional, sino de manera estructural. Destacó su propuesta de "exención del IVA de las mascarillas higiénicas y quirúrgicas para las personas que recurren al copago farmacéutico".

La mascarilla se ha convertido en un producto de primera necesidad porque las autoridades obligan a llevarla puesta para reducir el riesgo de contagio cuando no sea posible guardar la distancia mínima con otras personas. Sin embargo, no solo no se grava con el IVA reducido del 4%, sino que tiene un sobrecargo del 21%. El Gobierno español aprobó en su momento un IVA cero para las mascarillas que se envían a los hospitales, y todas las señales dirigidas a aliviar la carga se han dirigido a las empresas que están importando cubrebocas. Urkullu sí plantea un alivio para el consumidor. Plantea suprimir el IVA para los usuarios del copago. El Gobierno vasco tiene ayudas al copago para quienes perciban menos de 18.000 euros al año.

Por otro lado, pidió prorrogar hasta septiembre los ERTE de fuerza mayor, con bonificaciones al pago de las cotizaciones de la Seguridad social, para "los sectores más afectados, como comercio, hostelería o turismo, el automóvil, el aeronáutico o la máquina herramienta". También propuso bonificar los ERTE por causas económicas o productivas, al menos en la pequeña y mediana empresa, y siempre que se mantenga el empleo. Planteará en la mesa de diálogo social vasca que se complementen los ERTE de los salarios inferiores a 18.000 euros al año.

fondos Por otra parte, pidió información sobre los fondos que se están impulsando tanto a nivel europeo como estatal. Pidió conocer el horizonte de los fondos europeos, sobre todo porque una parte de las ayudas serán subvenciones a fondo perdido, pero otra tomará la forma de un préstamo que tendrá que ser devuelto por el Estado. Reclamó conocer "el destino, la temporalidad y los requisitos y las condiciones". En cuanto al fondo de 16.000 millones de Sánchez, 10.000 irán al gasto sanitario, 1.000 al social y 5.000 a las comunidades. Planteó también agilizar la regularización de migrantes para que puedan trabajar.

las propuestas

ERTE. Prorrogar los ERTE de fuerza mayor, con bonificaciones al pago de las cotizaciones de la Seguridad Social hasta septiembre, para los sectores más afectados. Bonificar los ERTE por razones económicas.

Migrantes. Agilizar los procesos de regularización para tener permisos de trabajo.

Fondo de Sánchez. Clarificar el reparto de los 16.000 millones.

Fronteras. "Facilitar ya" el paso fronterizo.

Mascarillas. Valorar la exención del IVA de las mascarillas higiénicas y quirúrgicas para las personas que recurren al copago.

"Se debe facilitar ya el paso fronterizo para la recuperación económica y el empleo"

iñigo urkullu

Lehendakari

"La situación sanitaria y asistencial en Euskadi sigue evolucionando de forma favorable"