Egibar cree que Santano y el PSE han buscado “el ostracismo” del PNV en Irun

Andueza niega cualquier pretensión de exportar el pacto de izquierdas a otras instituciones

26.01.2020 | 06:23
Egibar y Andueza estrechan su mano tras el acuerdo de estabilidad que firmaron para Gipuzkoa.

donostia - A la espera de que las ejecutivas guipuzcoanas del PNV y el PSE se sienten a hablar para solventar la crisis abierta tras la decisión del alcalde Santano de apoyarse en E-Podemos y EH Bildu para aprobar los presupuesto, prescindiendo de los jeltzales, ayer los líderes territoriales de ambas formaciones debatieron sobre esta fractura en su entente en el programa El parlamento de las ondas de Radio Euskadi.

Joseba Egibar cree que los socialistas han buscado, en Irun, enviar al PNV "al ostracismo". A su juicio, el PSE ha actuado siendo consciente de que el PNV es "la alternativa" al proyecto "agotado" de Santano, por lo que ha buscado nuevos acompañantes para "su idea legítima de configurar un espacio sin el PNV o contra el PNV".

En su réplica, Eneko Andueza negó que lo ocurrido en Irun sea un "banco de pruebas" entre los partidos de izquierda para exportar el pacto a otras instituciones. En cualquier caso, expresó su extrañeza por la polémica, en la medida en que todavía "queda abierta la posibilidad de un acuerdo presupuestario con el PNV".

Contrarios a cualquier entendimiento En opinión de Egibar, PSE, EH Bildu y Podemos deberán responder si pretenden extender el acuerdo de Irun a otras instituciones, lo que, por otra parte, dijo que no le preocupa. "Lo que constatamos es la ruptura del acuerdo que teníamos con el PSE en Irun", apuntó. El presidente del GBB criticó "la estrategia que desarrolló Santano contra el portavoz del PNV Xabier Iridoy y todo ello acabó en el juzgado". Además, dijo, que tras las últimas elecciones, el alcalde socialista decidió "no llegar a ni un entendimiento" con los jeltzales. "En materia presupuestaria, aunque ha habido también un rifi-rafe previo en ordenanzas fiscales y demás, teniendo el colchón pactado entre ambas formaciones de que, si había discrepancias a nivel local, entrábamos las ejecutivas territoriales a reconducirlo, sin que haya mediado ninguna intervención en tal sentido, se nos ha presentado dos acuerdos cerrados, uno con EH Bildu y otro con E-Podemos".

Esto ha sucedido porque "Santano y el PSE-EE no quieren acuerdos con el PNV. Han recreado escenarios de enfrentamiento, quieren mandar al PNV al ostracismo; que no influya".

deliberada ausencia del gobierno Por su parte Andueza insistió en el velado reproche al PNV por no entrar al gobierno en algunos de los ayuntamientos donde la primera fuerza es el PSE. "La mejor manera de influir en la política municipal y de tener un protagonismo, de hacer política y llevar a cabo un proyecto, es entrando en los gobiernos, y el PNV, de manera muy respetable, decidió no hacerlo en determinados ayuntamientos" (Irun, Eibar y Lasarte-Oria).

Según Andueza, Iridoy "lo decidió desde el minuto uno" en Irun, pero "no se puede pretender no querer entrar en un gobierno, mantener un discurso autónomo sin ninguna atadura con el Gobierno municipal y, después, pretender que ese Gobierno municipal no consiga una estabilidad, en este caso presupuestaria con otros grupos municipales".

Como solución, propuso explorar la posibilidad de que los partidos apoyen sin ninguna condición al Gobierno municipal que sea de un color o de otro, del PNV o del PSE-EE, "porque probablemente evitaríamos muchísimas tensiones". N.G./E.P.