Ataque terrorista

El terrorista abatido en Viena: un seguidor del EI condenado por terrorismo

Fejzulai Kujtim tenía 20 años y en 2019 fue condenado "por asociación terrorista" por intentar viajar a Siria para unirse al grupo terrorista

03.11.2020 | 11:46
El terrorista abatido en Viena.

Uno de los autores del ataque terrorista del lunes en Viena era un hombre de 20 años seguidor del grupo yihadista Estado Islámico (EI) con antecedentes penales que había sido encarcelado y liberado de forma anticipada en diciembre pasado, informó el ministro de Intetior, Karl Nehammer, a la agencia austríaca APA.

Se trata de Fejzulai Kujtim, el terrorista abatido anoche por la policía de Viena, poco después de que, junto a al menos otro atacante, disparara con armas automáticas y semiautomáticas de forma indiscriminada contra transeúntes y comensales de bares y restaurantes. Tenía doble nacionalidad, de Austria y de Macedonia del Norte.



Las autoridades conocían su potencial de violencia y su simpatía por el yihadismo, pues el 25 de abril de 2019 fue condenado "por asociación terrorista" a prisión, por intentar viajar a Siria para unirse al grupo terrorista EI.

El pasado 5 de diciembre fue puesto en libertad condicional anticipada, en base a los privilegios con concede a un joven adulto la Ley de Tribunales Juveniles (JGG), indicó APA.

"Definitivamente era un seguidor del EI", subrayó Nehammer, después de haber afirmado horas antes que en el atentado participó "al menos un terrorista islamista".

Matado a tiros por la Policía cerca de la iglesia Ruprechtskirche a las 20.09 hora local (19.09 GMT) del lunes, pocos minutos después de escucharse en el centro de la ciudad los primeros disparos, fue identificado a primera hora del martes, después de que unidades especializadas en desactivación de bombas confirmaran que eran falsos los aparentes explosivos que llevaba consigo.

Según informaciones del semanario Falter - no confirmadas oficialmente - el atacante abatido es un hombre nacido en Austria en 2000, hijo de inmigrantes albaneses de Macedonia del Norte.

Según APA, el ministerio de Interior de Macedonia del Norte confirmó este martes que cooperará con las autoridades austríacas.

Varias detenciones


En la madrugada de hoy la Policía entró a la fuerza en la vivienda del atacante muerto, situada en un barrio de la periferia de Viena, y en sus cercanías se llevó a cabo "extensas redadas a gran escala", indicó el ministro.

Concretamente, se realizaron quince registros domiciliarios y varias personas fueron detenidas, añadió sin especificar cuántas.

Horas más tarde agentes de unidades especiales registraron dos domicilios en la ciudad de Sankt Pölten, a unos 60 kilómetros de Viena, y detuvieron a otras dos personas.

Mientras, otro atacante seguía fugado y buscado por la policía, que no descarta que haya más personas implicadas en el atentado.

Reconstrucción de los hechos


Cuando fue abatido, el hombre estaba "equipado con un cinturón explosivo falso, un arma larga automática, una pistola y un machete para llevar a cabo este atroz ataque a ciudadanos inocentes", puntualizó Nehammer en entrevista a APA.

Según la reconstrucción parcial de los hechos, en la noche del lunes Fejzulai disparó a sus víctimas en tres de los seis lugares del primer distrito de Viena, el casco antiguo y central de la ciudad, donde se registraron tiros y disturbios la pasada noche.

Según el informe, hirió mortalmente a una camarera empleada en un conocido restaurante de Ruprechtsplatz 1. En la misma dirección, el joven de 20 años fue muerto a tiros por las fuerzas policiales.

Un hombre fue asesinado en la calle Fleischmarkt y otra en el Franz Josefs Kai, donde además disparó e hirió a gravemente a un agente de policía de 28 años.

Luego mató a una camarera delante de la iglesia Ruprechtskirche, antes de ser él mismo abatido luego en ese mismo lugar.

"Cuatro civiles indefensos fueron asesinados a corta distancia a sangre fría: un señor mayor, una señora mayor, un joven transeúnte y una camarera. Fueron repentina e inesperadamente arrancados de la vida. Un agente de policía, que valientemente se enfrentó al perpetrador, fue disparado y herido", dijo hoy el canciller federal de Austria, Sebastian Kurz.

En un discurso a la nación, el jefe de Gobierno destacó también que varios heridos " están luchando por sus vidas" en los hospitales vieneses.

"Ahora está confirmado, que este ataque fue claramente un atentado terrorista islamista. Fue un ataque de odio a nuestros valores fundamentales, a nuestra forma de vida, a nuestra democracia, en el que todos los seres humanos son iguales en derechos y dignidad", añadió.

Sin indicios de un segundo atacante


Nehammer aseguró que no hay "indicios de un segundo atacante" tras barajarse que hubo un segundo terrorista implicado..

"Después de haber valorado los vídeos que nos han llegado no hay indicios de un segundo atacante", declaró Nehammer, aunque no descartó de forma definitiva la posibilidad de que exista un segundo supuesto terrorista yihadista.

El atentado dejó cuatro civiles muertos y 22 heridos de distinta consideración, y las fuerzas de seguridad han detenido en las últimas horas a catorce personas relacionadas con el atacante abatido.

Poco antes de la 08.00 hora local (07.00 GMT), el propio ministro confirmó a la agencia de noticia APA que una mujer de entre 40 y 50 años de edad, víctimas del ataque, acaba de fallecer en una clínica de Viena.

Ascienden a cuatro los civiles muertos en el atentado islamista en Viena. Vídeo: EP

Con ello, son dos hombres y dos mujeres los muertos en el atentado de anoche, además del agresor.

Evitar el centro de Viena


En su rueda de prensa, Nehammer pidió a la población local evitar en la mañana del martes el centro de Viena, ya que continúa el operativo policial, que incluyó en la madrugada el registro de la vivienda del agresor abatido.



La puerta de la vivienda -situada según la prensa local en un barrio periférico vienés- fue derribada con explosivos por la policía, explicó en el mismo encuentro con la prensa el responsable de la Policía de Viena, Gerhard Pürstl.

Según informó poco más tarde la agencia de noticia austríaca APA, citando fuentes de Interior, tras el registro de la vivienda fueron detenidas varias personas "del entorno del atacante".

En Viena vive una importante comunidad musulmana, compuesta sobre todo por personas de origen turco, pero también árabe, afgano y checheno.

Crecen los heridos


Mientras, el número oficial de heridos fue aumentado por las autoridades sanitarias a 17, varios en estado grave, entre ellos un agente.

La policía austríaca continúa su investigación y la búsqueda del terrorista fugado, suponiendo que hay dos hombres implicados en el ataque aunque sin descartar que pudieron haber participado más personas en el crimen.

"No podemos excluir que haya más agresores, por eso siguen las investigaciones. En este momento creemos que hubo más de un agresor", dijo Pürstl.

El atentado, el primero que sufre Viena en 35 años, comenzó con un tiroteo sobre las 20.00 (19.00 GMT) en una céntrica calle de donde se ubica la principal sinagoga de Viena, que estaba cerrada en ese momento, y muy cercana a una frecuentada zona de bares, conocida como "Triángulo de las Bermudas".

Desde ahí, los agresores se desplazaron por el centro de la ciudad, ametrallando de forma indiscriminada a quienes ocupaban las terrazas de los locales.

Gran operación policial


Siete policías usaron anoche sus armas y uno de los agresores "fue neutralizado a las 20:09 horas (19:09 GMT)", explicó Pürstl.

Unos mil agentes, entre ellos de unidades especiales, además de equipos especiales del ejército, participan en una gran operación, que aún continúa, para capturar al atacante huido, mientras prosiguen las investigaciones en el entorno del agresor, añadió Pürstl.

El ejército austríaco ha desplazado 75 soldados especiales para proteger edificios, mientras que Alemania y Hungría han ofrecido el envío de fuerzas especiales en caso de necesidad.

El ataque sucedió anoche pocas horas antes de entrar en vigor en la medianoche un nuevo confinamiento para mitigar el impacto de la pandemia del coronavirus.