Trump plantea aplazar las elecciones presidenciales

El presidente de EEUU advierte de que la votación por correo sería “fraudulenta e imprecisa”

31.07.2020 | 00:26
Trump, ayer durante un mitin en Midland (Míchigan). Foto: Bob Daemmrich

washington – El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sugirió ayer la posibilidad de aplazar las elecciones presidenciales en el país norteamericano, argumentando que será difícil controlar el correcto funcionamiento del voto electrónico, sistema que la Casa Blanca plantea como alternativa a los colegios electorales para evitar los contagios por coronavirus durante la jornada electoral.

"Con el sistema universal de voto por correo, las de 2020 serán las elecciones más fraudulentas e imprecisas de la historia. Sería una gran vergüenza para Estados Unidos", explicó Trump. Por eso, planteó en su cuenta de Twitter la posibilidad de "un aplazamiento de las elecciones hasta que las personas puedan votar de forma adecuada y segura".

En un mensaje anterior, el presidente de EEUU dijo que el sistema de voto por correo "ya ha demostrado que es un desastre catastrófico" porque "es una vía fácil" para "la injerencia extranjera" en las elecciones del país y porque "no permite un recuento preciso", concretó.

De producirse, esta sería la primera vez que se aplazaran las elecciones presidenciales de EEUU. En circunstancias normales, la jornada electoral queda fijada siempre para el primer martes de la primera semana completa de noviembre.

El mensaje de Trump llega en un momento en el que las encuestas electorales le sitúan con una clara desventaja respecto al probable candidato demócrata, Joe Biden, y cuando el país está completamente marcado por la pandemia de coronavirus, con más de 4,4 millones de personas contagiadas y más de 150.000 fallecidos.

Según el diario The New York Times, el mensaje de Trump supone un "extraordinario incumplimiento del decoro presidencial" y podría llevar a aumentar las posibilidades de que el actual mandatario y sus seguidores se nieguen a aceptar su derrota en las presidenciales del 3 de noviembre si gana Biden.

De acuerdo con el rotativo neoyorquino, Trump no tiene competencias para cambiar de forma unilateral la fecha de las elecciones presidenciales, que se fija de acuerdo con la legislación federal .

En estos momentos, la mayoría de las encuestas dan como perdedor a Trump frente a Biden en casi todos los estados clave. Además, según The New York Times, su afirmación de que el sistema de voto por correo permite el fraude o lleva a recuentos imprecisos es falsa.

El presidente ha cargado en varias ocasiones contra unas elecciones por correo, una actitud que coincide con los esfuerzos de los demócratas para alentar a sus electores ausentes a pedir el voto telemático, lo que ha llevado a que este partido tenga ventaja por el momento en este segundo formato.

MÁS DESPLIEGUES POLICIALES La propuesta de aplazar las elecciones por parte de Trump coincide con las duras críticas que está recibiendo por parte de la oposición debido al despliegue policial en ciudades donde gobierna el partido Demócrata. Ayer mismo anunció el envío adicional de agentes federales a Cleveland (Ohio), Detroit (Michigan) y Milwaukee (Wisconsin).

"La responsabilidad más básica del Gobierno es proteger la seguridad de nuestros ciudadanos", justificó William Barr, fiscal general de Estados Unidos, asegurando que las tres ciudades mencionadas "han visto preocupantes aumentos en los crímenes violentos, particularmente homicidios". Previamente, Trump ya había enviado agentes federales a Chicago (Illinois), Kansas City (Misuri) y Albuquerque (Nuevo México).

El presidente se refirió ayer a este despliegue adicional, destinado también a contener las protestas que siguen dándose en algunas ciudades tras el asesinato policial de George Floyd, que generó una ola de indignación contra el racismo en EEUU. Así se refirió Trump a los manifestantes: "Son mala gente, son anarquistas; o las autoridades policiales hacen algo, o lo vamos a hacer nosotros".

Medida contra la aportación de Berlín a la OTAN. Estados Unidos retiró ayer 12.000 soldados de sus bases militares en Alemania. De esta manera, el país norteamericano efectuó la medida con la que amenazó en junio su presidente, Donald Trump, como protesta ante lo que considera una baja aportación de Alemania a la OTAN. El mandatario estadounidense llegó incluso a calificar el país germano de "moroso". El secretario de Defensa de EEUU, Mark Esper, concretó que 6.400 militares volverán a EEUU, y 5.400 serán recolocados en otros países aliados como Polonia.

trump retira tropas en alemania

pulso con merkel