Shein, la revolución de la moda rápida 'made in China'

Su estrategia comercial, basada en la venta on line de diseños actuales, de calidad y con precios muy asequibles, trae de cabeza a firmas como Zara o H&M

09.06.2022 | 14:03
Un perchero con camisas de distintos colores.

La firma china de moda rápida Shein, dirigida a jóvenes entre 12 y 18 años, triunfa en la red con una estrategia comercial que trae de cabeza a sus más directos competidores entre los que se encuentran firmas como Inditex o H&M.

Son muchas las empresas que se han subido al carro de este modelo de negocio que incita a la compra compulsiva y recurrente basado en el comprar, usar y tirar en un plazo corto de tiempo, no más de un año.

La compañía china de venta de ropa low cost por internet comenzó tímidamente de la mano de Chris Xu en 2012 y ahora vende sus productos a más de 250 países en todo el mundo. Según Bloomberg, la web ingresó en 2020 unos 8.600 millones de euros frente a los 6.612 millones que recaudó Inditex de su venta on line.

Si en su día el éxito de Inditex fue la venta de un producto económico que reproducía los diseños de las empresas de referencia en el sector de la moda, ahora han cambiado las tornas y es Shein la que imita los diseños de marcas de Inditex a un menor precio.

Mientras la compañía de Amancio Ortega se ha sumado a la venta on line conservando las tiendas físicas, la firma china se ha iniciado directamente en Internet, lo que indudablemente reduce sus costes.

Una joven sujeta distintas prendas de ropa. Freepik

La clave del éxito de Shein

Ahora bien, ¿cuál es la clave del éxito del gigante asiático? Neus Soler, profesora de la Universidad Abierta de Catalunya (UOC), señala que "se debe a la relacion entre la calidad (muy aceptable) y el precio (muy económico) de un producto que está al día de las tendencias más actuales que marcan los líderes del sector".

Aunque es cierto que hasta hace poco tiempo los productos chinos se asociaban a una baja calidad, esto ha cambiado. David Martínez Robles, profesor de la UOC, asegura que "el nivel de inversión en investigación, desarrollo y diseño de las empresas chinas más punteras es en algunos casos ya superior al de Occidente". "Esto ha hecho cambiar la percepción que se tiene de su oferta en el mundo occidental, sobre todo en los sectores de la tecnología y de la moda", señala.

Soler considera que "esta visión ha cambiado porque el consumidor de hoy está muy bien informado y sabe perfectamente que la mayoría de la producción de los grupos textiles europeos, americanos y japoneses se realizan en China, y que sus prendas son de calidad".

¿Por qué es más barato que Inditex?

Soler señala que Shein puede tener mejores precios debido a que no tiene los costes fijos de otras marcas con tiendas físicas, como es el caso de Inditex, y a que a los grandes manufactureros chinos que trabajan para los grandes grupos, les interesa Shein porque les encargan pedidos grandes con menos modelos que las firmas de Amancio Ortega y esto permite una producción ágil y económica lo que también se refleja en el precio.

Pese a ser una estrategia comercial sin fisuras, la moda rápida de Shein (fast fashion, en inglés) tiene una contrapartida y es que es un negocio muy contaminante.

Soler asegura que la sociedad no está aún preparada para dejar de comprar moda low cost. De hecho, vaticina que hasta que los líderes del sector no se implique más en la sostenibilidad no desaparecerán fenómenos como la rentable plataforma de compra en línea Shein.

noticias de noticiasdegipuzkoa