Abel ResinoExjugador y exentrenador del atlético de madrid

Abel Resino: "El Atlético no juega tan bien a fútbol como la Real Sociedad, pero es un equipo muy práctico"

24.10.2021 | 01:28
Abel Resino: "El Atlético no juega tan bien a fútbol como la Real Sociedad, pero es un equipo muy práctico"

Abel Resino defendió durante nueve temporadas la portería del Atlético de Madrid, del que también fue entrenador. Ahora ejerce de comentarista en 'Radio Estadio' de Onda Cero

donostia – El exguardameta rojiblanco atiende muy amablemente la llamada de este periódico para analizar el encuentro de hoy en el Wanda Metropolitano. Se deshace en elogios hacia la Real, pero dice que no lo tendrá sencillo ante su Atlético.

A alguien como usted que en su tiempo se enfrentó en infinidad de ocasiones a la Real, ¿le sorprende verla liderando la tabla de Primera División?

–La Real ha venido realizando un trabajado coordinado durante mucho tiempo. Se ha visto una evolución del equipo en este tiempo, muy bien trabajado, mezclando futbolistas de la casa con jugadores que han traído de fuera, que han sido un acierto. Creo que es un trabajo muy bien hecho y que está obteniendo sus frutos como consecuencia de esa continuidad y de ese trabajo y por eso la Real, para mí, no es ninguna sorpresa. No creo que lo sea para nadie ver a la Real ahí arriba.

Solo se han jugado ocho jornadas y la Real es primera. Imanol dice que no hay que darle ninguna importancia. ¿Está de acuerdo?

–Es algo anecdótico, pero que está ahí también. Por muy anecdótico que sea no deja de tener su mérito. Hombre, si la Real llega al último cuarto de Liga en esas posiciones, ya sería otra cosa, pero vamos, de momento significa que ha comenzado bien y que ahora mismo ha crecido y que ya se cree que puede estar ahí. Lo más difícil de los equipos, cuando están creciendo, es que se crean que pueden estar ahí y la Real, por los futbolistas que tiene, que son importantes, es un equipo que compite muy bien.

¿Qué es lo que más le gusta de la Real?

–Lo que más me gusta de la Real es su conjunto, cómo juegan en equipo. Es un equipo que le da muy buen trato al balón, que le gusta llevar el control del partido durante bastante tiempo y a mí eso me gusta. Y tiene futbolistas muy importantes, no solamente Oyarzabal, Isak o Silva, la gente de arriba, es que también tiene un centro del campo importante y atrás también me gusta. Es que a mí de la Real me está gustando todo.

¿Hay algún futbolista en especial de la Real que le guste más que el resto?

–No vamos a descubrir ahora a David Silva. Su trayectoria lo indica todo. Hablar de David Silva es hacerlo de una trayectoria muy buena, de un futbolista que lo ha hecho todo en los equipos que ha estado, también a nivel de selección. Ahora no lo vamos a descubrir. Mikel Oyarzabal es un futbolista que ha crecido muchísimo, que está en un punto muy importante. Isak también me gusta. Mikel Merino me parece un futbolista muy interesante. Incluso Januzaj, aunque igual le falta algo para ser más completo, pero también es un jugador que tiene su aquel. Estamos hablando de un equipo que está en estado de gracia, por cómo juega como conjunto y por el estado de forma en el que están algunos de sus futbolistas.

¿Ve a la Real capacitada para mejorar lo conseguido la temporada pasada?

–Nunca se sabe en esto del fútbol, pero para ganar la Liga hay que dar un salto más importante y quizá por ahí le puedan venir los problemas a la Real Sociedad si se crea esa necesidad, esa tensión que puede generar algo como ir a ganar una Liga. Una cosa es que ganas, fenomenal, pierdes, no pasa nada, porque en Donostia es así, la afición entiende eso, pero otra cosa es que te generes tú esa presión de vamos a ser campeones. Ahí las cosas pueden ser diferentes. Es un equipo que está ahí, que está disfrutando mucho y haciendo disfrutar, y tiene que seguir ahí. Si mejoran lo del año pasado, fenomenal, y si lo igualan, pues fantástico también. Eso es lo bueno que tiene la afición de la Real, que realmente valoran eso. De esos cauces, la Real no debería salir.

Abel Resino jugó en Anoeta con pistas. ¿Qué le parece el nuevo campo?

–Es mucho más estadio, más acogedor. Es lo que nosotros entendemos por estadio de fútbol. Los estadios con pistas son desangelados, la gente está muy distante. Para eso están los estadios olímpicos, que son con pistas, pero un campo de fútbol tiene que ser un lugar donde el futbolista se sienta arropado por los aficionados. Y es que los propios aficionados quieren estar más cerca del terreno de juego, porque transmiten mucho más.

Bueno, usted también jugó en Atotxa...

–Sí, por supuesto. Ese era un campo muy especial en el que los aficionados te podían agarrar de la camiseta por detrás cuando ibas a sacar de puerta. Lo que pasa es que allí siempre han sido muy respetuosos. Yo tengo muy buenos amigos allí, pero yo tengo recuerdos de Atotxa de cogerme la camiseta cuando iba a sacar porque apenas había espacio para coger carrerilla para golpear el balón porque rápido estaba la valla. Era un campo típico inglés, muy clásico. Son campos que se echan de menos, pero lógicamente los tiempos cambian, las necesidades que se crean son diferentes y todo evoluciona. Siempre lo voy a tener en mi recuerdo porque para mí fue un estadio mítico dentro de aquellos años del fútbol español.

¿Qué me dice de su Atlético de Madrid?

–El Atlético de Madrid es un equipo difícil de ganar. Es un equipo que no juega tan bonito como la Real cuando juega a fútbol, pero es un equipo muy práctico, que tiene una plantilla muy compensada, juegue quien juegue hay mucho equilibrio. Sobre todo es un equipo competitivo, que en la Liga española es difícil de ganar. La Real va a tener un rival muy duro, difícil y más teniendo en cuenta que la Real viene con mucho menos descanso, y este partido va a ser muy exigente. Es cierto que por la forma de jugar de la Real pueden recuperar mucho antes frente a otros equipos que realizan un mayor desgaste, pero lo va a tener complicado.

¿Usted es de los que considera que este Atlético de Madrid ya está al nivel del Barça y el Real Madrid, que hay que exigirle lo mismo?

–Este año, desde el punto de vista deportivo, yo le veo un poco por encima. Creo que es un equipo mucho más compensado que Madrid y Barça. Si hablamos de onces, no. Igual es más reconocible un once del Real Madrid o del Barcelona, pero para una Liga, el Atlético de Madrid tiene una plantilla mucho más compensada que estos dos. A lo largo de una Liga hay lesiones, momentos difíciles, sanciones y creo que el Atlético en ese sentido, para mí está un pelín por encima. Hay veces que miras al banquillo y hay jugadores más importantes de los que están en el campo. Y eso no es fácil verlo en un equipo.

Hoy hay un Barcelona-Madrid y un Atlético de Madrid-Real Sociedad. ¿Tal y como están los equipos diría que es más atractivo ver el encuentro del Wanda Metropolitano?

–Hombre, siempre un Madrid-Barça, por muy mal que estén, va a tener su interés, pero creo que va a ser muy bonito el partido entre el Atlético y la Real Sociedad. Espero que sea un equipo difícil, de lucha, de trabajo, porque va ser así. Si la Real quiere ganar aquí va a tener que hacer un desgaste tremendo. Después del esfuerzo realizado el jueves, ante un equipo tan físico como el Atlético de Madrid, creo que va a sufrir. Respecto al Madrid-Barça, yo veo a un Barcelona que le está costando mucho meterse en la competición. El otro día el Madrid ganó fácil, pero tampoco está encontrando una regularidad en cuanto a juego y resultados. Para mí es una incógnita el Madrid-Barça porque no veo al máximo nivel a ninguno de los dos, pero también se motivan especialmente.

Como portero que fue, ¿qué opinión la merece Remiro?

–Me parece un buen portero. Está haciendo un buen trabajo. Creo que es un portero interesante. Oblak, en este momento, tiene un reconocimiento a nivel mundial. Pero Remiro es un portero que está dando un muy buen resultado a la Real.

Siendo portero, ¿le sorprende que a la Real le esté costando sacar uno de Zubieta?

–Son épocas, momentos. A veces te salen dos o tres a la vez. En su día en la Real llegaron a coincidir Urruti y Arconada. He jugado contra los dos. Entiendo que la Real ha tenido que echar mano de porteros de fuera porque no los encontraba en casa. Siempre se ha hablado de la cantera vasca de porteros tanto en la Real como en el Athletic, siempre ha sido muy clásico que defendiera sus porterías un portero de allí, pero la Real, en los últimos años, ha abandonado un poco esa política, o bien porque no ha encontrado un portero en la casa que le satisfaga, que le pueda ser rentable, o bien porque ellos mismos han cerrado esa puerta trayendo porteros de fuera. Nunca se sabe cuál ha sido el motivo y lo desconozco porque no estoy allí.

Usted estaba en la portería del Atlético en la final de Copa de La Romareda de 1987. ¿Qué recuerdos tiene?

–Perdimos a penaltis. Podíamos haber ganado cualquiera. No es crear polémica, pero hubo un penalti a nuestro favor que no se pitó en el tramo final y que pudo desnivelar el partido. Siempre digo que tengo muy buenos amigos allí en el País Vasco y en San Sebastián y es algo de lo que siempre hemos hablado. Lo recuerdo también porque coincidió con la entrada de Jesús Gil y fue una época muy convulsa. Tengo buen recuerdo, pese a que la que ganó fue la Real.

¿Era tan bueno Arconada?

–Arconada ha sido un portero mítico que nunca quiso salir de su tierra. Cualquier equipo lo hubiera firmado. Fue un portero que marcó una época, un portero diferente a Iribar o Zubizarreta, más de mi línea, tuvo un sentimiento de pertenencia a la Real como vasco. Estoy convencido de que tuvo ofertas, pero las rechazaría porque quiso jugar siempre en su tierra.

También estuvo en otro inolvidable partido en la historia de la Real, un 3-1 en Atotxa con el campo totalmente embarrado. Antes ya ha hablado de ese campo. ¿Era tan especial jugar allí?

–Era muy especial. El ambiente, las gradas, cómo era el campo, los vestuarios, que eran enanos. Bajábamos por unas escaleras y nos metíamos en una especie de túnel del tiempo... Todo eso lo convertía en especial. Sentías lo mismo cuando ibas a esos campos, que lógicamente ya no existen, como el viejo Sardinero o el viejo San Mamés. Ese tipo de campos, con el paso del tiempo, se han ido o reformando o desapareciendo. Atotxa era un lugar bonito. Me acuerdo de los cohetes para avisar a los pescadores de cuando marcaba la Real o el equipo contrario. Ese ambiente era diferente.

"Lo que más me gusta de la Real es su conjunto, cómo juegan en equipo. Le da muy buen trato al balón"

"Creo que el Atlético es un equipo mucho

más compensado que Madrid y Barça"

"Si la Real quiere ganar en el Wanda va a tener que hacer un desgaste tremendo"

noticias de noticiasdegipuzkoa