en casa de...

Familia Aguirre Ábalos: "En el 75 nos fuimos de viaje de novios a Mallorca en avión. ¡Todo un lujo!"

La gasteiztarra Palmira Ábalos, ganadora del último número de IN, nos presenta a su familia. Su marido Agustín Aguirre y sus hijos: Sira, Eva y Oier, que viene de visita con su mujer, María José Sánchez, y sus hijas, Eider y Ane. Todos recuerdan con mucha ilusión sus primeras vacaciones a Benidorm y aseguran que son felices reuniéndose juntos en torno a una mesa.

05.06.2022 | 00:42
Palmira y Agustín sacan su colección de vinilos para recordar su música favorita en los setenta.

Palmira Ábalos está feliz de reunir a su familia para la ocasión. "Me encanta cocinar pero hemos pedido un 'catering' y así hoy descanso un poco, que somos muchos", nos avisa. "Todos los días no nos hacen entrevistas...", bromea. Nuestra nueva ganadora del concurso que realizamos en IN todas las semanas nos recibe en su piso, en Vitoria-Gasteiz, donde nos presenta a su marido, Agustín Aguirre, sus hijas Sira y Eva, y su hijo mayor, Oier, que ha venido acompañado de su mujer María José y sus dos hijas, Eider (11 años) y Ane (5).

A esta familia gasteiztarra de pura cepa les encanta reunirse en torno a una mesa, disfrutar de la música en vivo, los tebeos, los perros, los coches, el circo y un sinfín de cosas más que nos irán desvelando en una charla muy entretenida en la que todos tienen mucho que contar.

Bueno, Palmira, estamos aquí en vuestra casa de Vitoria-Gasteiz por ti.

Palmi:Sí, pero llamadme Palmi, por favor.

Muy bien Palmi, pues te hacemos entrega del premio.

Palmi: ¡Qué ilusión! Me gusta hacer autodefinidos, crucigramas y todas estas cosas y todas las semanas los hago, pero no suelo enviarlo. Al ver el premio de la aspiradora, me animé, porque me pareció un buen regalo y nunca me toca nada, pero esta vez ha sonado la flauta.

-¿Y buscas ayuda para hacerlo?

Eva: Mi padre no es de hacer estas cosas...

María José: Lo hace todo ella. Es una máquina. ¡Coges una revista y están todos hechos!

(Se cruza uno de los perros y Palmi le pide a Agustín que lo lleve a su habitación, pero se pone a gruñir).

Palmi: Se enfada porque le hemos despachao.

Eva: ¡Qué va! Si es más bueno...

Ane: ¿Pesa, no?

–María José: Pues claro que pesa si está súper gordo, es una bolita.

Sira: Está como un tonel ese perro, no hay forma de agarrarlo... (risas)

Palmi: Pues lo tengo a verdura, hija...

¿Os gustan los animales?

Palmi: Sí, Siempre hemos tenido perro. Tuvimos a Niebla que era una samoyedo preciosa. Ahora tenemos dos. Beltz, que es de color canela y es mestizo entre podenco y ratonero. Es el que está a dieta. Y el otro se llama Zurich y es un galgo negro. Y hasta hace poco, en la terraza, teníamos dos agapornis y les ponía la radio de fondo para que estuviesen felices. Es curioso porque se murió uno y al mes y pico el otro murió de tristeza.

Sira: Y yo tengo a Greta, que es una galga barbuda. Todos nuestros perros son adoptados.

Ane: Nosotros tenemos un hámster que se llama Sugus. Es una monada. Es gris. Y un pez que se llama Pompón y teníamos otro que era Lacitos pero Lacitos se fue. Tuve una tortuga que me regalaron mis aitas en la comunión y se me murió hace tres años. Donatello se llamaba.

Tenéis una preciosa colección de figuritas de barro. ¿Quién las hace?

Sira: Las hacía la hermana de mi aita, Zuriñe Aguirre, que era artesana de la cerámica y hacía todas estas figuritas.

(Si quieres conocer el personal universo de Zuriñe Aguirre ve a las páginas 8 y 9)

Eva: Ella fue quien hizo el primer belén vasco en barro. Hacía muchos encargos de boda, figuritas personalizadas...

Sira: Trabajó en Gauzak muchos años y después decidió abrir su propia tienda, Lur. En la calle Txikito.

Eva: Ella creó su propio estilo. De hecho, medio Vitoria y parte del extranjero tiene una figura suya.

María José: A raíz de que falleció hace cuatro años dejó la tienda y el almacén completamente llenos, con un montón de figuritas, muchas sin terminar.

Eva: Tenía tal cantidad de figuritas sin acabar que las donamos a residencias y a colegios para que las pintasen. Y las demás las conservamos con muchísimo cariño porque son piezas únicas, con sus sellos, y tienen un gran valor sentimental para nosotros. Tenía mucho arte nuestra tía.

Sira: En Durango, en la feria de artesanía, de la que era habitual, le hicieron un homenaje de despedida.

Palmi: Todo esto ya queda como recuerdo.

-Vaya, sí, un recuerdo precioso. ¿Y vosotros qué aficiones tenéis?

Eider: Yo toco el violín y en clase hago teatro.

Oier: Yo toco el piano y hago buceo.

María José: Yo... yo tengo dos hijas (risas). Aficiones tenía antes, pero ahora no tengo tiempo ni de planteármelo.

Oier: ¿Hacer bizcochos?

Palmi: Sí, la repostería.

María José: Antes me gustaba estudiar idiomas y hacer deporte. Hacía esquí.

Sira: A mí me encanta viajar, los deportes, sobre todo la escalada, y los animales...

Eva: A mí ver música en directo. Me encanta disfrutar de un buen concierto.

Palmi: A mí me gusta viajar y me encanta viajar en tren. Me chiflan los trenes antiguos, como el de Al-Ándalus, el Orient Express... de ese estilo. (¿Quieres viajar en tren a todo lujo? Hacemos un repaso por los trenes de época más prestigiosos, en las páginas 18 y 19). Y andar por la playa descalza y que me den las olas en los pies. Pero como aquí no tenemos playa...

Agustín: Mi mayor ilusión sería hacer un circuito en un coche de carreras porque mi mayor afición son los coches. Me gustaría ver la exposición del Guggenheim de Bilbao que tiene automóviles antiguos.

(Sira nos muestra una foto de una furgoneta que restauró Agustín). (Visitamos la exposición de automóviles del Guggenheim, en la página 16)

Agustín: Una DKW de 1954.

Sira: Estuvo en el Museo de Mercedes.

-¿Y a ti, Ane, qué te gusta hacer en tu tiempo libre?

Ane: Yo quiero ser astronauta de mayor.

María José: Lo tiene clarísimo.

Eva: Tanto a Ane como a su hermana Eider les gusta mucho la robótica.

Ane: Y voy a música, a baile, a cocina...

Palmi: Bailar se le da muy bien.

Oier: Y cocina muy bien.

María José: Bizcochos suele hacer más de una vez.

Eva: Oye, ¿pues a ver si me invitas a cenar, o qué?

Ane: Me apunté a pintura, pero no me apetece ir porque me aburre.

Habéis dicho que os gusta hacer deporte, ¿qué os tira más?

Eider: A mí la natación. Fui ganadora de todas las chicas de Álava de 2011 en el campeonato de invierno de natación.

Eva: Empezó muy txiki a nadar.

Palmi: Ocho meses tenía sólo.

Eider: Cuando era pequeña, en casa, las botellas de agua las derramaba y me ponía en el suelo a nadar en la sala (risas)

María José: Se liaba una... nos tocaba ir a todo correr a por la fregona...

Sira: Eso le viene por parte de su padre.

Palmi: Sí, porque era un trasto.

Oier: ¡No me acuerdo!

Eva: La que lió con una garrafa de aceite.

Oier: Pero seguro que era con buena intención...

Palmi: No sé cómo abrió la garrafa, porque tenía el tapón durísimo, pero tiró los cinco litros de aceite sobre el suelo y me lo encontré nadando en aceite en mitad de la cocina.

Eva: Te viene en los genes, Eider.

-¿Y qué estilo de natación te gusta más?

Eider: A mí el que mejor se me da es croll, pero me gusta nadar a mariposa por los movimientos que haces. Para mí lo más difícl es braza, porque no avanzo nada. Por eso no me gusta. Entreno en el Club de Natación Judimendi martes, miércoles y viernes, tres días a la semana. Tendría que ir otro día más, pero voy a música y no puedo. Toco el violín en la orquesta Lautada.

Eva: Vamos, que nos ha salido... Así que su madre no tiene hobbies.

María José: Coger el coche y llevarla a todos 'laos'.

Eva: Padre y madre, los dos.

Ane: Estamos preparando un musical, que se llama 'El Juguetero', para el Día de los Payasos. Se hace en la Escuela de Música de Alegría-Dulantzi.

Eider: Y en verano voy a ir a unas colonias de la Escuela de Circo Txiribuelta. He ido a clases y he aprendido a hacer de todo, hasta el trapecio, que es lo que más me gusta. Me paso todo el tiempo ahí. Y saltar en las colchonetas haciendo mortales me encanta.

(Los beneficios de aprender circo en los más pequeños. Te los contamos en la página 16)

-¿No tienes miedo?

Eider: No.

Sira: El otro día me ha dicho que en el baserri también con el patinete tirándose por las cuestas con las rodilleras, digo joe...

Palmi: Bueno, yo cuando era niña me subía a las tapias.

Eider: Y yo a los árboles también. Cuando fuimos a casa de la abuela un día y me subí a un árbol y le grité que era un koala. Me quedé agarrada ahi arriba y luego no podía bajar (risas).

Oier: No había escuelas de circo... (risas)

Palmi: Nada, la escuela de la calle.

-¿Habéis visto alguna vez el Circo del Sol?

María José: Sí, nosotros fuimos. Cuando no teníamos niñas (sonríe). No nos acordábamos de lo hacíamos y mira...

Eider: A mí me gustan mucho los circos.

Sira: Espectacular.

Palmi: Lo cerraron pero han vuelto ahora.

Oier: De hecho el profesor de la escuela de aquí, que está en Armentia, es un antiguo integrante del circo.

María José: Sí. Es una pasada.

Eider: Yo quiero, ¿puedo apuntarme?

Oier: Sí, hay para adultos también.

Palmi: Eva y Sira fueron a gimnasia rítmica de pequeñas y las seleccionaron. Pero eran muchas horas de entrenamiento y lo dejaron y Oier se apuntó a la escuela de música a hacer solfeo, pero para las pruebas se ponía tan nervioso que al final lo dejó.

Oier: Nuestras hijas ahora están estudiando música. Las dos tienen el ritmo innato.

Eva: Con mi hermano tocándoles el piano en casa desde pequeñas han hecho oído.

Eider: Como tenemos piano en casa lo que hacemos es que mi padre toca una canción y hay veces que a mí me gusta también mucho la gimnasia rítmica y tengo una cinta para bailar. Cuando mi padre toca las canciones para ensayar yo voy al ático y empiezo a bailar ahí.

María José: Y tenemos la Escuela de Música al lado, entonces pensamos que era una actividad que podían hacer.

Oier: Parece que les gusta. Eider eligió el violín. Fíjate que podía haber dicho piano, porque ya tenemos un piano en casa, pero no, empezó tocando un chelo en las audiciones y la profesora nos dijo que se le daba bien, sacaba un sonido fino. Porque el piano tú tocas una tecla y suena bien pero en los instrumentos de cuerda hay que tener técnica. Y al final eligió el violín.

Eider: Primero quería hacer flauta travesera, después piano, luego otra vez flauta travesera y al final violín.

María José: Hacen audiciones abiertas en las que los profesores tocan diferentes instrumentos y los niños los ven. Es muy difícil elegir un instrumento y acertar con sólo siete años. Entonces estaba la que ahora es su profesora tocando el violín y Eider se levantó y me dijo: "¡Me he enamorado! ¡Quiero el violín!"

Eva: De pequeña siempre ha estado con música porque yo estaba con los cascos y me los quitaba y se los ponía a ella.

Oier: Están eligiendo ellas las actividades que quieren hacer y hasta donde quieran llegar.

Palmi: Y Ane ha empezado este curso que el Olentzero le trajo un violín rosa bien chulo.

Ane: Pero ahora está roto.

María José: No, lo que está es desafinado.

Eider: No, Ane, está hablando del 'sanferdron'.

Palmi: Ah es que a Oier le encanta el aeromodelismo, maquetas de helicópteros, aviones y esas cosas...

¿Y eso también os gusta a vosotras?

Oier: No y eso sí que lo he intentado, pero nada (sonríe).

Ane: Estaba loca cuando le pilló el 'sanferdron'.

Oier: Tengo un dron del 'Halcón milenario' de 'Star Wars' que me regalaron, que es de corcho. Y en el confinamiento...

María José: ...que no sabíamos qué hacer para entretenerlas...

Oier: Se me ocurrió jugar al 'sanferdron'. Entonces ellas corrían y yo iba por detrás con el dron para pillarlas.

Eider: ¡Hasta que se rompió!

Oier: Es que le pegan muchos golpes contra las esquinas.

Eider: Y un día se cayó por las escaleras.

Oier: Ya lo repararemos.

Ane: Sí, porque es muy divertido hacer los sanfermines así, con un dron en casa.

¿Y cuáles son vuestras pelis y series favoritas?

Eider: 'Harry Potter!

–Ane: Sí, mi hermana tiene un Harry Potter enorme.

María José: Sí porque su abuelo no sabía qué regalarle y le dijimos que le comprase un muñeco 'funko' de Harry Potter y compró el más grande que había (risas).

Ane: ¡La cabeza le pesa un montón!

Eider: También me gusta mucho la serie 'The InBESTigators'. Es una serie que me gusta mucho porque son niños y hay misterio, así que engancha.

Sira: Yo estoy viendo ahora 'La casa de papel'. La primera parte me ha gustado, pero la segunda me está pareciendo más tostonazo.

Ane: La de 'Coco'.

Palmi:: Ane se sabe la canción de la 'peli'.

Ane: Y también me gusta la película de Barbie.

Eider: Pero si a ti no te gustan, me dijiste que no...

Sira: Pues ahora sí (risas). Y una aspiradora de limpieza, le encanta.

¿Sí? Pues ahora tienes una de verdad...

Ane: Y 'Kung Fu Panda'.

María José: Sí, la hemos visto hace poco y se ha emocionado.

Oier: Sí, ahora está todo el día con el kung fu, me tiene 'doblao'...

Palmi: A la abuela le gustan las películas donde hay asesinatos y juicios y misterio tipo Agatha Christie, Sherlock Holmes... De las de intentar averiguar quién es el asesino me encantan.

¿Coincides en gustos con Agustín o hay riña por la tele?

Palmi: No, no suele haber riña porque como tenemos otra tele si se aburre se marcha a la otra.

Eva: Tienen gustos parecidos. Menos prensa rosa, que mi aita no lo aguanta...

¿De 'Sálvame' nada entonces?

Agustín: No, nada.

Eva: Pues yo sí que lo veo porque quiero algo que me ayude a evadirme, no me aporta nada culturalmente ni nada, pero me entretiene, aunque hay veces que lo cambio, pero es que a la tarde tampoco echan mucho más.

¿Os gusta leer?

Agustín: Sí. A mí me gustan mucho los cómics. Los de 'Mortadelo y Filemón', 'Zipi y Zape' y todos los de Súper Humor.

(Homenaje a los personajes de la escuela de Bruguera en las páginas 11 y 12)

Sira: Y dibujar. Dibuja muy bien.

Palmi: Sobre todo nos gusta mucho la música. Vamos a enseñaros los discos de música que escuchamos nosotros, que os van a encantar. ¡Tráelos Agustín! (Agustín viene con varios álbumes de discos). Aquí está lo mejorcito de la música de los años 70: 'Módulos', 'Formula V', 'Los mismos', 'Los Brincos', 'Juan y Junior', 'Abba', 'Los Pecos', 'Los tres paraguayos'.

Oier: Esa es la banda sonora de mis Navidades.

¿Y si hablamos de viajes?

María José: Nosotros solemos viajar mucho porque tenemos autocaravana. Antes, cuando no había niñas, viajábamos mucho, y cuando vinieron las niñas también y nuestra idea es seguir moviéndonos.

Palmi: Lo más lejos que hemos ido nosotros es a Andalucía y a Palma de Mallorca, que fuimos de viaje de novios en el 75, que en aquellos tiempos era un lujo. Además fuimos en avión. Me acuerdo de que el avión se llamaba Renacuajo (risas). Y Agustín ha estado en Alemania por trabajo.

Sira: Me gusta viajar, pero el tema es la economía, así que me apaño en campings o voy a apartamento. Siempre prefiero zona de playa, que tenga playa montaña, pero me tira más la playa.

Eider: A mí me gustaría ir a Australia porque hay koalas y son mi animal favorito. Me gusta el documental de de 'Izzy y los koalas', de unos padres australianos que tienen una niña y se dedican a cuidar de los koalas.

¿Un viaje que recordéis todos?

Todos: Benidorm (risas).

Palmi: ¡Fue fantástico!

Sira: Hombre, fueron las primeras vacaciones en familia. Las primeras y las últimas.

Eva: Fuimos a un apartamento con mi hermana y las sobrinas.

¿Qué coche teníais entonces?

Oier: En un Renault 5.

Sira: Sí, pero fuimos en el Peugeot 309 de la tía Judith. Ellos fueron en tren y nosotros fuimos seis en el coche, con nuestra prima Ruth, y dos perros (risas), Eguzki y Kolegui.

Palmi: ¿No teníamos el Austin Victoria ya?

Sira: No.

Palmi: La primera vez que fui yo a Benidorm tenía doce años. Era todo muy moderno... Y no era lo que es ahora, claro. Era un pueblo con unas playas preciosas, cuatro hotelitos y poquita cosa más.

Y ahora si tuviérais que ir de vacaciones todos juntos, ¿a dónde iríais?

Eva: Bueno, el año pasado estuvimos en Torredembarra.

Palmi: Va a ser el nuevo Benidorm.

Oier: ¡A las Canarias!

Eva: Y hace unos años, Sira y yo estuvimos con nuestras respectivas parejas en Pirineos.Si coincidimos en verano, nos vamos al festival de reggae Rototón, en Benicàssim. Este año será del 16 al 22 de agosto, después de dos años sin poder hacerse por la pandemia.

Sira: Sí, primero hacen el FIB y luego el Rototom. Tuvimos que anular las entradas con la pandemia y ahora, cuando compramos la entrada para esta edición, no sabíamos quiénes iban a venir, pero nos está sorprendiendo porque están yendo muy buenos artistas.

Eva: El ambiente está guay. También nos gusta mucho el Azkena Rock Festival que se celebra este mismo mes aquí en Vitoria-Gasteiz, del 16 al 18 de junio.

(Prepárate para el Azkena Rock Festival de Vitoria-Gasteiz del 16 al 18 de junio. Todos los detalles en las páginas 20 y 21)

¿Quién es el chef de la familia?

Eva: Mi madre cocina que flipas y no es porque sea mi madre, ¿eh? Todo el mundo lo dice.

María José: A mí a veces me pregunta qué quiero para comer y siempre le digo que si me lo da hecho me gusta todo porque es que da igual lo que haga, lo hace muy bien.

Eva: Es una pasada. Tiene una mano...

Oier: Espectacularmente bien.

No hay discrepancias entonces.

Sira: Yo no soy cocinitas, pero lo que hago lo hago muy bien porque he aprendido de la amatxu.

Eva: Y la llamamos por teléfono mucho también.

Palmi: Oier me suele llamar para preguntar a ver qué hace.

Oier: Yo ya le he dicho que en herencia me tiene que dejar un lote de 'tuppers' congelados (risas).

Sira: Lo que pasa es que luego vas a comer por ahí y no está tan rico como lo que cocina mi ama. ¡Es un problema!

Palmi: Pues hoy vamos a pedir un catering para descansar yo un poco de la cocina para descansar yo un poco.

María José: Sí porque somos muchos.

(Empiezan a enumerar una a una todas las especialidades de Palmi)

Sira: ¡Jo, se me hace la boca agua!

Eider: Mamá, si hablamos de comida tengo hambre...

Ale, pues terminamos con las fotos y ¡todos a comer! l

"Me gustaría hacer un circuito de coches porque me encanta conducir y viajar. Los coches son mi pasión"

agustín aguirre

jubilado

De Vitoria-Gasteiz, de la calle Correría del Casco Viejo. Tiene 69 años y está jubilado, pero ha trabajado como mecánico de automóvil en diversos talleres, pero los últimos años en Mercedes-Benz, en la sección de Prototipos. Hizo la mili como voluntario, y al terminar su servicio militar contrajo matrimonio con Palmira Ábalosen en 1975 en la Iglesia de San Pedro de la capital alavesa. Le encantan los coches y los tebeos, especialmente 'Mortadelo y Filemón', 'Superlópez' y 'Zipi y Zape'.

"Conocí a mi marido con trece años en el baile del kiosko de La Florida. Era el amigo del que le gustaba a mi amiga Hortensia"

palmira ábalos

jubilada

Esta vecina de Vitoria-Gasteiz tiene 67 años y es delineante de profesión, aunque ya está jubilada. Se casó en 1975 y recuerda su viaje de novios a Mallorca. Era la primera vez que cogía un avión. Trabajó en la oficina técnica de la extinta Torrot, firma de las míticas bicicletas y motocicletas. Después compaginó el cuidado de sus hijos con su trabajo como secretaria en el despacho de un abogado y se puso tras los fogones de un popular restaurante que abrió su hermana en Asteguieta al que iba toda la familia a comer.

"Desde que tenemos a nuestras hijas seguimos viajando con nuestra autocaravana"

Mª José sánchez

contable

"Nos lo pasamos muy bien todos juntos en torno a una mesa para disfrutar de la cocina de Palmi"

oier, eva y sira

hijos

Palmira Ábalos y Agustín Aguirre tienen tres hijos. El mayor se llama Oier (46 años), la mediana Eva (43) y Sira es la pequeña (40 años). Oier trabaja como electrónico en Mercedes-Benz. Está casado con María José Sánchez, contable de profesión, con quien tiene dos hijas, Eider (11 años) y Ane (5). Eva es cooperativista de Eroski y Sira trabaja en la Plaza de Abastos como pescatera o "cirujana marítima", como ella lo llama. Son sobrinos de Zuriñe Aguirre, una conocida artista cerámica que les dejó un bello legado de barro.

"Mi aita toca el piano pero cuando escuché el violín por primera vez me enamoró su sonido"

eider aguirre

estudiante

"Me aburro en clases de pintura pero me encanta el circo, bailar y hacer bizcochos"

ane aguirre

estudiante

noticias de noticiasdegipuzkoa