La mejora de la GI-631, el deseo de Azkoitia y Urretxu

06.04.2021 | 00:27
Varios vehículos circulan por la carretera GI-631 que enlaza Azkoitia con Urretxu.

La diputación adjudica las esperadas obras para la mejora de la GI-631, que arrancarán "a finales de mayo o en junio"

Ha tenido que pasar más de una década desde que la ciudadanía de Azkoitia y Urretxu empezara a reivindicar la mejora de la sinuosa carretera GI-631 que conecta ambas localidades, pero el esperado proyecto para mejorar las condiciones de circulación y seguridad de esa transitada vía (cada día son más de 3.000 los vehículos que circulan por ella) está muy cerca de empezar a hacerse realidad. De hecho, aunque el proceso se encuentra en la fase de presentación de alegaciones, NOTICIAS DE GIPUZKOA puede avanzar que el departamento de Infraestructuras Viarias de la Diputación Foral de Gipuzkoa ya ha adjudicado las obras relativas a la primera de las tres fases que constituyen el proyecto de mejora de la GI-631, que supondrá una inversión total aproximada de 45,5 millones de euros.

Según ha podido saber este periódico, los trabajos de la fase inicial (salieron a licitación a finales del pasado año con un presupuesto de 9.301.849 euros y un plazo de quince meses) arrancarán "a finales de mayo o comienzos de junio", por lo que, si las previsiones se cumplen, estarán culminados para el otoño del 2022.


Características

La mejora de la GI-631 arrancará con la construcción de un primer tramo para posibilitar la realización de adelantamientos entre los puntos kilométricos 26,600 y 27,800; esto es, en la parte central de la carretera que enlaza Azkoitia y Urretxu en un recorrido de trece kilómetros.

En este sentido, la diputada de Infraestructuras Viarias, Aintzane Oiarbide, ya avanzó durante una visita realizada tras las obras de mejora acometidas en la travesía de Aizpurutxo que esa intervención inicial se acometerá sobre un tramo aproximado de 3,5 kilómetros "entre Aizpurutxo y Urretxu" y que contempla "la adecuación de un nuevo vial (de aproximadamente 1,5 kilómetros) para posibilitar la realización de adelantamientos y suavizar varias curvas".

Una vez que se acometan esos trabajos, la entidad foral abordará las dos fases restantes del proyecto para mejorar las condiciones de circulación y la seguridad de la carretera GI-631, muy utilizada "tanto para ir al hospital de referencia de Zumarraga como para conectar con la rotonda de alta capacidad de Gipuzkoa".

De hecho, el propio diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, reconoció en la visita a Aizpurutxo que cursó junto a la diputada de Infraestructuras Viarias que "además de ser una reivindicación histórica de los habitantes del valle del Urola", la renovación y mejora de la GI-631 "es uno de los proyectos estratégicos de la Diputación Foral de Gipuzkoa".

Por su parte, tanto el alcalde azkoitiarra, Javier Zubizarreta, como su homólogo en Urretxu, Jon Luqui, ya han manifestado en más de una ocasión su "enorme alegría por ver que se va a dar inicio a un proyecto que se veía muy lejano". Además, ambos mandatarios han solicitado a la ciudadanía del valle y a todas las personas usuarias de la GI-631 que, una vez iniciadas las obras, tengan calma "porque se van a generar dificultades". Será, en cualquier caso, un mal menos que habrá que pasar para que la ciudadanía de Urretxu y Azkoitia vea cumplido su viejo deseo.