Tolosa retira la basura acumulada en el río Oria

El Ayuntamiento asegura que se acometió la tarea el 13 de octubre "con base en la planificación anual"

05.11.2020 | 01:02
Un carro del servicio de limpieza con parte de los residuos retirados en el Oria. Foto: N.G.

Tolosa – La pandemia también ha alterado el calendario de limpieza del río Oria en Tolosa y este año no se han podido realizar las habituales sesiones con los centros escolares y los grupos de voluntarios. La planificación anual "ha sufrido retrasos", aseguran desde el Ayuntamiento de Tolosa, pero a día de hoy todos los trabajos de limpieza ya están realizados.

La explicación del Consistorio llega cuando hace algo más de un mes, el 1 de octubre, el colectivo Eguzki denunció públicamente la basura que se había acumulado en el río, en la zona de Armeria plaza. El grupo ecologista sostenía que se trata de una "práctica habitual" y que ocurre ante la "indiferencia" del Ayuntamiento.

El Consistorio explica que los trabajos de recogida de basura se llevaron a cabo el 13 de octubre, con base en la planificación anual, en el área de la Armeria plaza y, más allá de las tareas previstas, en marzo también se realizaron trabajos de limpieza en Olarrain y Pisuaga. La zona junto a la fuente de Pisuaga se limpió en auzolan.

Asimismo, en el puente de la Avenida de los Fueros, en colaboración con Eguzki, se han colocado rejillas en la parte inferior de las barandillas del puente para evitar que los residuos del suelo caigan al río. La intención es dar continuidad a esta iniciativa.

Cronología En el año 2003 se realizaron por primera vez en Tolosa las labores de limpieza del río Oria con alumnas y alumnos de centros escolares, y ciudadanas y ciudadanos voluntarios. Desde entonces, dichos trabajos se siguen realizando, junto con las campañas de sensibilización que se llevan a cabo con motivo del Día del Agua, con el fin de concienciar a la ciudadanía.

Para reforzar las labores de limpieza, el Ayuntamiento firmó en 2015 un convenio con la Agencia Vasca del Agua URA. Gracias a este acuerdo, anualmente se realiza una planificación compartida para la conservación y limpieza de las zonas de arroyo y la lucha contra las plantas invasivas, y en base a dicho calendario, el Consistorio hace una previsión de las dónde realizar las sesiones de limpieza de la regata con centros escolares y ciudadanía. No obstante, el Ayuntamiento reconoce que resulta imposible intervenir en algunas zonas con personas voluntarias, por lo que en 2017 se decidió contratar a una empresa para realizar las labores de limpieza del río. De modo que, además de las sesiones de limpieza con alumnado y con personas voluntarias, un servicio profesional se encarga de dicha tarea.

De cara al futuro, está en los planes del Gobierno municipal contratar el servicio mediante pliegos de contratación, tal y como se hace con la limpieza de calles, para integrar el servicio en la estructura municipal.