Pasaia | El bulevar de Antxo Norte tendrá que esperar al menos quince años

Las manifestaciones de la alcaldesa han sido duramente criticadas por la Plataforma Tren Geltoki Berria

14.03.2021 | 00:41
Estación de Renfe en Antxo que será remodelada. Foto: A.M

Pasaia – En el último Pleno celebrado en Pasaia, la alcaldesa, Izaskun Gómez, señaló que el nuevo bulevar en la zona de Antxo Norte por el que trabaja la Plataforma Pasai Antxoko Tren Geltoki Berria no verá la luz en los próximos quince o veinte años.

La primera edil recordó que Adif invertirá tres millones de euros en remodelar y mejorar la accesibilidad de la estación de Antxo este año, por lo que no puede hipotecar este proyecto.

No obstante, la alcaldesa manifestó que seguirán teniendo en cuenta la propuesta ciudadana que reclama un retranqueamiento de varias vías, las más próximas a la avenida de Navarra, para poder recuperar 13.000 metros cuadrados de espacios libres para el ocio y el disfrute de los antxotarras.

Sin embargo, las explicaciones de Gómez han enfadado aún más a la Plataforma Pasai Antxoko Tren Geltoki Berria. Aseguran que para que ambos proyectos (la remodelación de la estación y el bulevar) tengan luz verde, solo hace falta voluntad política.

Asimismo, critican "la dejadez y el desinterés" del Gobierno municipal de Pasaia y de otras instituciones como la Diputación, el Gobierno Vasco y Adif.

En esta línea, la plataforma denuncia la "tergiversación" de las informaciones de la alcaldesa: "El proyecto de Adif que usted defiende condena la propuesta popular, cuando ambos proyectos son compatibles si se quiere. Los argumentos que hemos ido recibiendo no nos concuerdan. Hace tiempo que dejó suficientemente claro cuáles son sus intereses. ¿Para quién gobierna?".

Además, apuntan que en cada declaración, la alcaldesa va alejando el plazo en el que se podrá materializar el bulevar: "Primero nos dijo que la propuesta popular no era posible a corto-medio plazo; ahora que no será posible en quince o veinte años".

Por otro lado, las vías de tren que han estado infrautilizadas durante años, ahora se están empleando para estacionar la maquinaria que se utiliza para construir la estación del TAV en Donostia.