bertan

Donostia : Las grúas levantan la nueva cárcel de Zubieta

La prisión de Eskusaitzeta tendrá seis módulos y un centro destinado a la reinserción social

28.09.2021 | 00:12
Media docena de grúas trabajan ya en la zona de Eskusaitzeta para poner en pie el futuro complejo penitenciario de Gipuzkoa.

donostia – Los terrenos de los altos de Zubieta acogen ya la construcción de la nueva cárcel de Donostia, que dará servicio a toda Gipuzkoa, y que será realidad dentro de dos años, con unas características muy diferentes a las de la actual prisión.

Media docena de grúas, camiones y barracones han ocupado parte de las 28 hectáreas de terreno de Eskusaitzeta en el que se asentará el nuevo centro penitenciario, de 36.000 metros cuadrados, que será como una "pequeña ciudad". Así lo describió el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, el pasado mes de diciembre, cuando vino a Donostia a presentar el proyecto de espacio penitenciario, que se situará a ocho kilómetros del centro de la ciudad.

La nueva prisión estará dividida en seis módulos, que se ubicarán alrededor de una plaza, y tendrá también un Centro de Inserción Social con 52 habitaciones para reclusos en tercer grado.

Uno de los seis módulos será para mujeres y tendrá 25 celdas; otro será para ingresos, con 36, y habrá otro para régimen disciplinario, con siete habitaciones. La instalación contará en total con 234 celdas para unas 500 personas.

El complejo penitenciario de Eskusaitzeta contará también con un edificio deportivo-cultural y talleres productivos para el trabajo remunerado de los presos. Otra zona acogerá los servicios generales, como cocina y lavandería. Asimismo, habrá una enfermería con quince camas y otra construcción, con un sistema moderno de cabinas, donde los internos podrán llevar a cabo sus comunicaciones y videoconferencias con el exterior.

La nueva cárcel comenzó a tramitarse en 2005 y, desde entonces, ha habido avances y parones, en función de los Presupuestos Generales del Estado, y el proyecto se ha cambiado tres veces. Finalmente, la nueva infraestructura costará 38,8 millones de euros y será "la más moderna de España", según dijo el ministro.

La encargada de llevar a cabo las obras es la unión temporal de empresas (UTE) formada por Acciona, Cycasa Canteras y Construcciones y Murias, que resultó en febrero ganadora del concurso público convocado por la Sociedad de Infraestructuras y Equipamientos Penitenciarios y de la Seguridad del Estado (Siepse) para ejecutar la nueva cárcel. Al concurso se presentaron una decena de aspirantes.

La prisión de Eskusaitzeta, oficialmente denominada Centro Penitenciario Norte III, tiene un plazo de ejecución de 22 meses y deberá ser realidad en primavera de 2023.

La construcción tiene en cuenta criterios de eficiencia energética y más del 50% de la energía procederá de fuentes renovables, según la propuesta de la UTE que se hizo con la obra. El futuro recinto de detención contará con un sistema para aprovechar parte del agua de la lluvia.

Una vez que se termine la nueva cárcel, el Ayuntamiento podrá derribar la actual prisión de Martutene, en cuyos terrenos está prevista la creación de la segunda fase del nuevo barrio de Txomin Enea.

Aunque en los últimos años se ha hablado del mal estado de conservación de la prisión de Martutene, la actual directora, Marian Moreno, considera que, pese a sus deficiencias, el recinto ha ido adecuándose a las circunstancias y en el momento de su derribo estará en buen estado de uso, aunque se prevé su eliminación por motivos urbanísticos.

La prisión en construcción en Zubieta será "la más moderna de España", según dijo el ministro Fernando Grande-Marlaska


noticias de noticiasdegipuzkoa