Finaliza la conexión entre Lugaritz y el nuevo trazado del Topo

A partir del lunes, en las inmediaciones de la estación volverá la circulación en doble vía

11.09.2021 | 00:48
Conexión entre el actual trazado del Topo cerca de Lugaritz con el túnel de la futura variante. Foto: N.G.

Donostia – El Topo entre Lasarte-Oria, Donostia y Hendaia recuperará a partir del lunes la circulación en doble vía en las inmediaciones de Lugaritz, ya que quedará terminada la conexión entre el actual trazado y la futura variante ferroviaria.

Hasta ahora, al pasar por la zona, los trenes han contado con una única vía a causa de las obras de conexión de este ramal con el futuro trayecto del Topo. En el futuro, los trenes que lleguen de Lasarte-Oria a Lugaritz no seguirán por el túnel actual, que quedará para mercancías, sino que girarán a la derecha para introducirse en el nuevo ramal subterráneo del Topo.

La obra de la nueva variante, según recordó ayer ETS en un comunicado, eliminará el fondo de saco de Amara e incluirá la construcción de tres nuevas terminales en Benta Berri, Centro-La Concha y Easo.

La excavación para el entronque entre Lugaritz y la variante del Topo obligó a dejar una única vía para los trenes, a causa de la proximidad de los trabajos. La circulación se ha mantenido en todo momento con una frecuencia de ocho trenes por hora y dirección, gracias al método constructivo elegido para poder mantener el servicio como hasta el momento de la obra.

El tramo Lugaritz-Miraconcha, de 2,1 kilómetros de longitud, comienza en la estación de Lugaritz y en mayo pasado quedó abierto el cale (conexión abierta entre dos túneles) con el nuevo ramal. El túnel, de 12 metros, se amplió después a los 20 necesarios para contener las cuatro vías que acogerá el futuro trazado.

Los trabajos de perforación, revestimiento, impermeabilización y colocación de la nueva vía se han realizado en horario nocturno para reducir las vibraciones y el impacto acústico en la zona, según aseguró ETS. En la conexión, además, se colocaron losas flotantes, compuestas de piezas prefabricadas de hormigón armado apoyadas sobre bandas denominadas elastoméricas.

Está previsto que el coste total de la obra del Topo bajo el centro de Donostia se acerque a los 227 millones de euros. Su puesta en funcionamiento no llegará hasta el año 2025.

noticias de noticiasdegipuzkoa