El gobierno español confía en el traslado del apeadero de Martutene, tras un acuerdo con Donostia

El Ayuntamiento propone situar la estación junto a la nueva pasarela peatonal

28.04.2021 | 00:27
Apeadero de Martutene, que no se podrá cruzar por las obras del TAV y el tercer hilo. Foto: Ruben Plaza

Donostia – El ministro de Transportes, José Luis Ábalos, dijo ayer que "espera que concluya felizmente" la reubicación del apeadero del barrio de Martutene a través de un acuerdo con el Ayuntamiento de Donostia.

Respondía así en el Pleno del Senado a una pregunta de Maribel Vaquero del Grupo Vasco sobre si el Gobierno atenderá a las peticiones del Ayuntamiento donostiarra en relación con las obras y la reubicación de la estación de Martutene.

La senadora se refirió a su situación, que forma parte de las obras para el AVE y está incluida en el plan de cierre de pasos a nivel, lo que se prevé "en unos días" y afectará a los residentes en la zona, que no podrán cruzar de un lado a otro. Aludió a la necesidad de que el Ayuntamiento esté informado sobre esas obras y participe en la solución, "lo que no se ha cumplido".

Vaquero también apostó por situar la nueva estación cerca de la nueva pasarela que sustituyó a la de El Pilar, como solicita el Ayuntamiento.

El ministro aseguró que el Gobierno es consciente de la importancia de los servicios de Cercanías en el País Vasco, que aún mantiene 500 servicios semanales a pesar de la bajada del 25% de los usuarios en pandemia.

Asimismo, valoró el diálogo que mantienen con el Ayuntamiento para la ampliación del paso superior y también del apeadero, a medio plazo, para lo que se acuerda un protocolo, que está a punto de firmarse.

Ábalos precisó que la reubicación del apeadero es una actuación más a medio plazo" y que debe ser "compatible" con las previsiones de Adif, lo que requiere "estudios y tramitaciones adicionales", que espera que "concluyan felizmente".

La senadora le agradeció ese diálogo con el Ayuntamiento pero no le consta la reubicación del apeadero y ha confiado en pasar "de las palabras a los hechos".

Por su parte, el alcalde, Eneko Goia, recordó ayer que la situación de la estación de Loiola también está a la espera de decisiones, aunque, en este caso, la existencia de un paso subterráneo facilita el tránsito peatonal de un lado a otro de las vías. "Solicitamos hace tiempo una adaptación de la estación para que fuera accesible e incluso ofrecimos que lo hiciera el Ayuntamiento, aprovechando las obras de Txomin Enea, y nos dijeron que lo harían ellos, pero se ve que las cosas de palacio van despacio", dijo.

Por otra parte, la Junta de Gobierno que se reunió ayer en el Consistorio donostiarra aprobó el protocolo previsto con Adif para eliminar el paso a nivel de Barkaiztegi, en Martutene. "La supresión de este paso está condicionada al compromiso por parte de Adif de ciertas condiciones que desde el Ayuntamiento se han considerado necesarias para minimizar al máximo las afecciones a los vecinos", dijo Goia.

En una primera fase, Adif ejecutará actuaciones previas para permitir el desvío provisional del tráfico de vehículos por itinerarios alternativos al paso a nivel, así como al levante de protección y ejecución de un vallado y cierre físico para que no se pueda acceder a las vías.

En la segunda fase, una vez cerrado el paso a nivel, Adif redactará el proyecto y asumirá la ejecución de las obras de la alternativa de cruce definitiva, que consistirá en construir un paso superior que sustituya al que existe en el camino de la Hípica. El coste será de dos millones de euros y será realidad en dos años. Una vez hecho, el Consistorio asumirá la titularidad de los nuevos viales, lo que implica su mantenimiento.

La supresión del paso a nivel de Barkaiztegi conllevará la creación de un nuevo paso elevado para sustituir al del camino de la Hípica


noticias de noticiasdegipuzkoa