bertan

Una segunda unidad móvil de la Guardia Municipal acercará el cuerpo a los barrios de Donostia

El Ayuntamiento adquiere otra furgoneta que en verano se situará en La Concha y después rotará por la ciudad

12.04.2021 | 00:18
La furgoneta-comisaría de la Guardia Municipal en un reciente día festivo en el Boulevard.

donostia – Guardia Municipal de Donostia ha adquirido una segunda furgoneta que contribuirá a que los ciudadanos puedan llevar a cabo denuncias y consultas a pie de calle, además de otros trámites, tanto en las playas durante la temporada de verano, como en las zonas céntricas muy concurridas y, más adelante, en los barrios.

Desde hace unos años, un furgón policial se instala durante el verano en el paseo de la Zurriola tanto para que la población perciba que la Guardia Municipal está presente como para que los ciudadanos puedan presentar la correspondiente denuncia en caso de hurto, robo, agresión o cualquier otra infracción. No hay que olvidar que, al menos hasta la llegada de la pandemia, los hurtos en las playas eran uno de los delitos más frecuentes en temporada de verano.

Esta misma furgoneta, fuera de la temporada de playas, se sitúa en el Boulevard en determinadas jornadas festivas, con las limitaciones horarias de la situación sanitaria, y antes del covid, también durante las noches de días festivos y otros momentos de especial aglomeración.

Con la compra de la nueva furgoneta, que tiene un coste de 65.000 euros, el Ayuntamiento pretende duplicar el servicio de verano en las zonas playeras. En principio, espera que esta próxima temporada se instale en el paseo de La Concha, en algún punto aún por determinar, para que sea visible para la mayor parte de público.

Sin embargo, una vez pasada la temporada de baños, la Guardia Municipal alejará del Centro la segunda oficina móvil de la Guardia Municipal y la convertirá en una comisaría volante, que irá pasando por distintos barrios con el fin de que los ciudadanos la vean y sepan que allí pueden presentar también sus denuncias o hacer sus consultas y observaciones.

Según explica el concejal de Seguridad, Martín Ibabe, "la idea es que los ciudadanos sepan que tal día a tal hora estará el furgoneta en su zona de modo que, por ejemplo, si tienen que acudir a la Guardia Municipal decidan si merece la pena ir a la comisaría de Morlans o aprovechar la visita de la furgoneta a su barrio para llevar a cabo la gestión prevista".

El funcionamiento de la segunda furgoneta policial quiere ser una avanzadilla de la "policía de proximidad" en la que pretende convertirse la Guardia Municipal, explicó el corporativo. La creación de un horario de presencia, similar al que tiene el camión de recogida residuos reciclables de la Mancomunidad de San Marcos, es la idea que baraja ahora el Ayuntamiento.

Con dos furgonetas, que recorrerán los barrios, el Ayuntamiento confía en ofrecer un nuevo servicio más cercano, que ayudará a la confianza en la policía local.

Por otra parte, el pasado mes de marzo, el Ayuntamiento aprobó hacerse con cuatro coches patrulla para la Guardia Municipal 100% eléctricos por el procedimiento de renting. Los nuevos vehículos tienen una autonomía de 300 kilómetros y cero emisiones. El contrato de renting tiene un precio anual de 48.554 para cuatro años.

Hasta ahora, la flota de la Guardia Municipal está compuesta por 25 motocicletas, además de 24 coches híbridos, cuatro vehículos de gasolina y 33 de gasoil, entre furgonetas, todoterrenos y turismos.

La segunda "comisaría móvil" pretende reforzar el carácter de "policía de proximidad" y tendrá horarios, como el camión de reciclaje


noticias de noticiasdegipuzkoa