Santa Bárbara contará con un parking de 50 plazas

El estacionamiento dispondrá de zonas para motocicletas y costará 328.000 euros

09.02.2021 | 01:03
Imagen virtual que muestra dónde se situará el nuevo aparcamiento de Altza. Foto: N.G.

donostia – La Junta de Gobierno local de Donostia dará hoy su aprobación al proyecto para dotar al barrio de Santa Bárbara, en Altza, de un aparcamiento libre en superficie con el fin de atajar la escasez de espacios para estacionar.

La parcela, situada al final de la calle Félix Iranzo junto al inicio del camino de Sasuategi, tendrá capacidad para unos 50 vehículos. El proyecto tiene un presupuesto de 328.266 euros y un plazo aproximado de ejecución de obra de cuatro meses, que comenzará a contar cuando el Consistorio elija la empresa encargada de llevar a cabo la actuación.

La concejala de Ecología, Marisol Garmendia, señaló ayer que el estacionamiento, que se habilitará en una parcela de titularidad municipal, será el primero medioambientalmente sostenible de Donostia. "Este nuevo aparcamiento en superficie está llamado a aliviar las carencias de estacionamiento en un barrio muy poblado como Altza."

Las características técnicas de la obra lo harán, según señaló la corporativa, sostenible desde el punto de vista medioambiental. Según explicó, "contará con un sistema de drenaje sostenible, que gestionará las aguas de lluvia mediante capas de pavimentos capaces de infiltrar las aguas, una medida más dentro de la apuesta del Ayuntamiento por la sostenibilidad y en la lucha contra el cambio climático".

Así, este estacionamiento, de 1.250 metros cuadrados, tendrá la misma capacidad que el terreno natural para absorber las aguas de lluvia. El pavimento tendrá diversas capas de drenaje que irán liberando agua al subsuelo.

Las plazas para coches de la parcela serán 43 plazas mientas que el resto del espacio se repartirá en dos zonas para las motos. En la zona contigua se crearán otras cinco plazas más para vehículos y otra área de motos. En total, serán 48 plazas para coches y tres áreas para estacionar motocicletas.

El Ayuntamiento aprovechará las obras para crear el estacionamiento para reformar también la calle Arriberri así como crear una nueva regulación del tráfico rodado.

En la actuación se contempla el refuerzo del alumbrado público y el soterramiento de un par de torretas de media tensión que salen de la subestación eléctrica que Iberdrola tiene en la zona.

La obra se aprovechará para reformar el tráfico en torno a la calle Arriberri y soterrar dos torretas de media tensión de Iberdrola