bertan

Donostia presenta 78 proyectos de más de 1.000 millones al fondo europeo

El Ayuntamiento entregará el borrador, "que aún está abierto", al Gobierno Vasco Goia pide "no crear falsas expectativas" sobre el dinero que pueda llegar

20.11.2020 | 00:50
Unos cuantos vehículos de Dbus en el Boulevard. Donostia pedirá fondos para más buses eléctricos.

donostia – Donostia presentará un total de 78 proyectos al Gobierno Vasco por valor de 1.036 millones de euros susceptibles de ser financiados con los fondos europeos Next Generation. "No hay que crear falsas expectativas", puntualizó el alcalde, Eneko Goia, que incidió que está por ver qué cantidad llega, finalmente, a Donostia. "Europa no va a financiar ocurrencias, sino proyectos concretos", añadió. Por eso, consideró que la capital guipuzcoana "ha hecho sus deberes" con una lista de proyectos "que siguen los criterios generales marcados por Europa" con respecto a la transición social, ecológica y digital.

El alcalde apuntó, asimismo, que esta lista es todavía "un borrador abierto" y que podría modificarse y explicó que para elaborarla han hablado con otras instituciones y con agentes privados. De hecho, la lista incluye proyectos promovidos en la ciudad por la Diputación, el Gobierno Vasco o empresas privadas, entre otros. En ese sentido, la concejala de Impulso Económico y portavoz del PSE-EE, Marisol Garmendia, apuntó que también "los grupos de la oposición pueden enriquecer" esta "apuesta de ciudad".

Los cálculos realizados por el Ayuntamiento donostiarra prevén que la materialización de estos proyectos en los próximos años podría implicar la creación de 7.582 puestos de trabajo, además de reducir las emisiones de CO2 en un total de 50 millones de toneladas, "lo que supone el 20% de los objetivos fijados para los próximos 30 años en el Plan Klima DSS2050", apuntó Garmendia.

cinco ejes La citada lista de proyectos distingue cinco ámbitos de actuación. Por un lado, estarían las iniciativas orientadas a la transición tecnológica y digital, que sumarían 188 millones de euros. La segunda Talent House, el proyecto La Fabrika de Adegi, los proyectos Adinberri, Ziur y 2deo de la Diputación o la creación de un centro de formación clínica a través de simulación avanzada de Biodonostia son algunos de los proyectos incluidos en este primer paquete.

La segunda línea de actuación sería la transición energética, con planes por valor de 181 millones de euros. Uno de los ejes sería la rehabilitación energética y regeneración de los barrios y, en ese aspecto, plantean una intervención especialmente en los barrios que conforman el Distrito Este, aunque también impulsarán la rehabilitación energética de los edificios municipales. Además, plantean la regeneración de polígonos industriales como el de Papin o el Polígono 27 y la creación de un sistema de district heating similar al de Txomin Enea en Anoeta.

La transición ecológica y ambiental englobaría otra serie de proyectos por valor de 167 millones de euros. Se incluirían intervenciones para mejorar espacios naturales como Artikutza (concretamente, para regenerar la zona de la presa) o Landarbaso o los centros Naturklima y LABe de la Diputación.

El cuarto ámbito de actuación sería la movilidad sostenible y en él se agruparían proyectos como el desarrollo del Bus Eléctrico Inteligente y la incorporación de más autobuses eléctricos a la flota de Dbus. También entraría en ese ámbito el polo de la nueva movilidad Mubil que instalará la Diputación en Eskusaitzeta. Entre todos sumarían 223 millones de euros.

El quinto y último ámbito sería el de infraestructuras urbanas, que incluiría intervenciones por valor de hasta 276 millones de euros. Garmendia detalló que hay una línea específica apuntada por Europa con respecto a actuaciones en el litoral y en ella se enmarcarían la peatonalización del paseo Eduardo Chillida o La Concha y mejoras en la red de saneamiento. También solicitarán fondos para obras que deben ejecutar otras instituciones en la ciudad, como el intercambiador de Riberas o la renovación de la estación de Atotxa para acoger el TAV. Además, presentarán una propuesta para rehabilitar de manera integral el palacio Miramar y hacerlo más sostenible y digital.

"Son proyectos enraizados en los ejes estratégicos de la ciudad", apuntó Garmendia. Goia, por su parte, incidió en que son apuestas "defendibles" ante las autoridades europeas.

cinco ejes

Transición tecnológica y digital. Proyectos valorados en 188 millones, como la segunda Talent House, la Fabrika de Adegi, los proyectos Adinberri, Ziur y 2deo de la Diputación o un centro de formación clínica a través de simulación avanzada de Biodonostia. También el MIT Media Lab de Tecnum o la ampliación de la infraestructura de imagen preclínica avanzada de CIC Biomagune.

Transición energética. Planes por valor de 181 millones de euros. Se plantea promover la rehabilitación energética y regeneración de los barrios especialmente en el Distrito Este, además de en edificios municipales. Regeneración de polígonos industriales como Papin o el Polígono 27, el impulso de las energías limpias y la creación de un sistema de district heating similar al de Txomin Enea en Anoeta.

Transición ecológica. Se incluirían intervenciones por 167 millones para mejorar espacios naturales como Artikutza (la zona de la presa), Oberan o Landarbaso o los centros Naturklima y LABe de la Diputación, además del ecosistema de innovación y emprendimiento de la cadena de valor de la gastronomía del BCC.

Movilidad sostenible. Desarrollo del Bus Eléctrico Inteligente y más autobuses eléctricos en la flota de Dbus. Dbizi y el polo de la nueva movilidad Mubil que instalará la Diputación en Eskusai-tzeta... Sumarían 223 millones.

Infraestructuras urbanas. Intervenciones por valor de 276 millones de euros. Peatonalización del paseo Eduardo Chillida o La Concha y mejoras en la red de saneamiento. El intercambiador de Riberas o la estación del TAV de Atotxa, así como la rehabilitación integral del palacio Miramar para hacerlo más sostenible y digital.

Entre los proyectos estaría un plan para actuar en la rehabilitación energética de edificios especialmente en los barrios del Distrito Este

El Ayuntamiento calcula que materializar estos proyectos crearía 7.582 empleos y reduciría las emisiones de CO2 en 50 millones de toneladas