Los viejos pisos de Txomin rehabilitados bajan un 35% su demanda de energía

Arriola considera al barrio donostiarra un ejemplo de "regeneración urbana"

18.11.2020 | 17:18
Los viejos pisos de Txomin rehabilitados bajan un 35% su demanda de energía.

DONOSTIA - Un total de 156 viviendas del "viejo Txomin" han reducido casi un 35 % su demanda de energía y un 12 % de media el importe de sus facturas, tras la rehabilitación de los edificios y su conexión a la central "District Heating", construida en el nuevo desarrollo urbanístico de esa zona de Donostia.

Ése es el resultado que han arrojado los primeros análisis de los datos de "monitorización de consumos" que se llevan a cabo en los pisos rehabilitados, según ha informado el consejero vasco de Planificación Territorial, Vivienda y Transportes, Iñaki Arriola, en una visita al nuevo barrio de Txomin Enea, que se desarrolla en la vega del río Urumea y cuya primera fase ha incluido la construcción de casi 800 pisos.

El alcalde donostiarra, Eneko Goia, y la concejala de Impulso Económico, Marisol Garmendia, han acompañado a Arriola este miércoles en la visita, con la que han dado por finalizado el proyecto de rehabilitación energética de los antiguos inmuebles que había en la zona y que han quedado integrados en la nueva área urbana.

"No es sólo una operación estética", ha advertido el consejero, quien ha expresado su "satisfacción" al comprobar "el resultado de la intervención", consistente en la renovación de fachadas, cubiertas y ventanas de diez portales, con 156 viviendas y 34 locales, además de su conexión con la central térmica de calefacción y agua caliente urbana "District Heating", que emplea biomasa y está en marcha desde 2018.

Se han hecho también mejoras de accesibilidad en los antiguos inmuebles, entre ellas, la instalación de varios ascensores.

Arriola ha subrayado que el proyecto ha requerido una inversión de 4,15 millones de euros, de los que el Gobierno Vasco ha puesto 2, el programa europeo "Replicate" ha aportado 1,3 millones y los propietarios han pagado el resto.

Como consecuencia de la intervención, que ha durado dos años, todos los edificios han pasado a tener una calificación energética A, lo que supone, a su juicio, supone "una mejora sustancial de la calidad de vida de sus habitantes".

El consejero ha dicho que Txomin es un ejemplo de "regeneración urbana", "un espejo en el que pueden mirarse otros barrios de Euskadi", donde el parque construido de viviendas cuenta con 520 áreas cuyos edificios "presentan alta o muy alta vulnerabilidad".

El alcalde, Eneko Goia, ha resaltado por su parte la importancia de este plan de rehabilitación dentro del "conjunto de actuaciones más amplio" que contempla la regeneración integral de la parte de la ciudad a orillas del Urumea.

Garmendia ha destacado por su lado que Txomin Enea es "el primer barrio sostenible de San Sebastián" y fruto de "la firme apuesta del Ayuntamiento de San Sebastián por la eficiencia energética, la sostenibilidad y la lucha contra el cambio climático".