Donostia | Un viaje para conocer Intxaurrondo

13.11.2020 | 01:27
Un hombre observa las imágenes de la exposición de Izbe, como la que muestra el tranvía en Intxaurrondo.

una exposición muestra en garbera la evolución y transformación del barrio durante los últimos 100 años

Un tranvía circulando por Intxaurrondo con gente agarrada fuera del vagón, vecinos de Marrutxipi trabajando en las obras para hacer la zanja de canalización de aguas residuales, un grupo de trabajadoras de la fábrica de licores Huércanos y Pedraglio en los años 40, baserritarras arando la tierra cerca de la cuesta de Lizardi en los 30, o las fiestas de Intxaurrondo Zaharra en 1942. Son algunas de las imágenes con las que poder imaginarse cómo fue y cómo cambiaron el barrio y sus gentes a lo largo del siglo XX.

La exposición Intxaurrondo: Un recorrido por el pasado reúne imágenes de los últimos 100 años y refleja la transformación que sufrió esta zona de la ciudad sobre todo a partir de la segunda mitad del siglo XX. La exposición está organizada por la asociación de vecinos del barrio, Izbe, y se puede visitar en el centro comercial Garbera hasta el día 21. Está compuesta por 26 imágenes tomadas entre finales del siglo XIX y 1984: la más antigua es, precisamente, una fotografía del caserío Intxaurrondo, en el entonces llamado Alto de Miracruz.

Además de ilustrar los cambios urbanísticos más significativos de estas décadas, que han condicionado y dado forma al barrio en la actualidad, la muestra refleja también su evolución a través de distintas facetas del trabajo voluntario de sus vecinos, organizando fiestas, actos culturales, trabajando en favor del euskera, el deporte, las personas de edad.... También hace un pequeño guiño, según los organizadores, al trabajo de las mujeres tanto dentro como fuera del hogar, sobre todo en sidrerías y fábricas.

Los impulsores de la muestra destacan, asimismo, que han intentado reunir una serie de imágenes e historias "que corren el riesgo de perderse en la memoria", como la existencia del tranvía, las fábricas, escuelas y sidrerías desaparecidas o el acto de anexión de la villa de Altza (de la que formaba parte Intxaurrondo) por parte de Donostia.

Las imágenes también permitirán a muchos visitantes descubrir curiosidades, como la calle Intxaurrondo, denominada durante la dictadura calle Generalísimo Franco. "La importancia del papel que jugaron las familias en la creación de la ikastola o la habilidad de los socios de Artzak Ortzeok para unir la fiesta del Nacimiento y Olentzero son otros de los temas a los que nos podemos asomar", explican desde Izbe.

Las fotografías, en su mayoría, provienen de particulares, de álbumes familiares y de aportaciones de asociaciones y entidades deportivas, según explica la asociación de vecinos, además del fondo de Kutxateka.