bertan

La recogida neumática seguirá en manos de la empresa Envac

Al concurso público convocado por el Consistorio solo se ha presentado la actual gestora

13.09.2020 | 02:41
Interior de la central que recoge la basura de modo neumático en Riberas de Loiola, bajo la variante en el paseo de Zorroaga.

donostia – Solo la actual empresa que se encarga de la recogida neumática de basura en Riberas de Loiola y en Loiola se ha presentado al concurso público convocado por el Ayuntamiento para seleccionar la firma que se ocupe de la gestión de este sistema durante otros cinco años más. Así pues, Envac Iberia, la misma empresa que lo estrenó en 2007, será la que lo mantenga hasta 2025.

El concurso aún no ha sido adjudicado de modo formal aunque está en fase muy avanzada, no en vano se hizo público el pasado mes de marzo. La suspensión de plazos derivada de la pandemia ha retrasado la tramitación.

La recogida neumática es un sistema que permite que las bolsas de basura, en este caso solo de resto y materia orgánica, viajen por grandes tuberías bajo las calles gracias a un método de succión de aire. El barrio de Riberas de Loiola se construyó con estos tubos y, más adelante, se instalaron también en Loiola. Aunque las autoridades municipales siempre han sugerido que el sistema podría extenderse a más zonas, como la cercana área de Amara Osinaga, la realidad es que no se han dado pasos en este sentido y el pliego de condiciones del concurso tampoco lo contempla.

Técnicamente, la actual central, situada en el paseo de Zorroaga en un edificio situado bajo la variante, podría absorber un 25% más de la basura que ahora gestiona, ya que se construyó con mayor capacidad que la utilizada.

Cuando se implantó, el Ayuntamiento también sugirió que el sistema terminaría exportándose a la Parte Vieja, como se ha hecho en Pamplona, donde las estrechas calles hacen incómodo el paso de los camiones de basura y la colocación de contenedores. Sin embargo, aquella idea inicial ha quedado descartada hasta el momento.

La empresa Envac Iberia ha ofrecido en el concurso un precio anual de 251.213 euros sin IVA, lo que supone un 1% menos que el precio de licitación (más de 300.000 con IVA). En total, el contrato para cinco años tendrá un coste para el Ayuntamiento de 1,6 millones de euros.

En la actualidad, el barrio de Riberas de Loiola cuenta con 83 buzones repartidos por su calles para recoger residuos de la fracción resto y orgánicos, ya que los envases fueron retirados del sistema. 28 de estas bocas son para la fracción resto de los comercios, 44 para las de los domicilios y diez para la materia orgánica. En el caso de Loiola, hay un total de 42 buzones: doce para resto comercial, 24 para resto domiciliario y seis para orgánico.

La central de recogida del paseo de Zorroaga realiza una fuerte aspiración todas las mañanas, con las que atrae las bolsas depositadas en los buzones. Si el sistema detecta que es necesario llevar a cabo una segunda recogida por aspiración esta se activa de modo automático.

La gestión y mantenimiento de la recogida neumática

en dos barrios supondrá

un coste de 1,6 millones

de euros al Ayuntamiento

La recogida de bolsas por aspiración bajo las calles solo funciona

en los barrios de Loiola y Riberas de Loiola