Piden nuevas señales en el cruce de la Avenida con Urbieta

El RACVN afirma que se repiten las infracciones y la señalización es “poco visible”

26.08.2020 | 01:06
Gráfico de la propuesta presentada por el RACVN al Ayuntamiento.

donostia – El Real Automóvil Club Vasco Navarro (RACVN) pidió ayer al Ayuntamiento de Donostia que coloque nuevas señales en el cruce de la avenida de la Libertad con las calles Miramar y Urbieta, donde los automovilistas deben girar a la derecha (hacia la calle Urbieta) pero en muchas ocasiones no lo hacen y continúan recto por la Avenida hacia Gros.

El RACVN pide que las señales de obligatoriedad del giro sean más visibles, porque ha constatado que "la infracción se repite", por "despiste o desconocimiento", y porque "la señalización actual resulta confusa y poco visible para los automovilistas". Además, añade que la infracción tiene "un elevado riesgo de multa".

El RACVN recuerda que el lugar se ha modificado recientemente y la Avenida ha recuperado los dos carriles convertida en zona 30, lo que significa que es compartida por bicicletas, autobuses, motocicletas y taxis.

En la actualidad existe una señal de obligatoriedad del giro antes del semáforo. "Pero por su posición y altura de colocación en una farola en el lado izquierdo del carril es fácil que pueda no ser percibida por los automovilistas, sobre todo si tienen delante un autobús (que son muy frecuentes en ese tramo) o vehículos voluminosos (camiones, autocaravanas, etc.) que impiden ver la señal". También existe una señal de prohibido a la izquierda, "pero puede ser entendida como una prohibición para acceder a los carriles de sentido contrario y no a la totalidad de la calzada", afirma el club.

Por eso, solicita al Ayuntamiento que busque "una solución informativa, y no punitiva" y recomienda colocar la señal de prohibido y de obligatoriedad del giro en ambos lados de la vía.

Cerca de ese cruce, en la calle Andia, la agrupación de ciclistas Kalapie denunció también ayer que las vallas de entrada al parking de La Concha obligan a los autobuses a invadir parte del bidegorri.

Kalapie denuncia que la entrada al parking de La Concha desde la calle Andia obliga a los autobuses a invadir parte del bidegorri