bertan

Punto y final a los tiros en Ulia

12.07.2020 | 01:07
Uno de los 46 puestos de caza ubicados en el monte Ulia.

La Diputación de Gipuzkoa somete a información pública la nueva orden que regula la zona de seguridad entre Donostia y Pasaia y elimina los puestos de caza del monte Ulia, con lo que se pretende dar por cerrado un largo conflicto.

Los cazadores no podrán volver a Ulia. Tras años de polémicas, conflictos y sentencias, la decisión, esta vez sí, será definitiva. La Diputación Foral de Gipuzkoa ha publicado ya la nueva orden que regula la zona de seguridad entre Donostia y Pasaia y que no admite ningún puesto en Ulia. El documento se encuentra ahora en información pública (hasta el 2 de agosto) y después llegará su aprobación. Previsiblemente, se ratificará antes del mes de octubre, fecha en la que arrancaría la próxima temporada cinegética en Ulia.

En realidad, la Diputación ya aprobó una orden similar en 2014 (en 2012 también, aunque tuvo que modificarla), pero la Federación Guipuzcoana de Caza recurrió y las sentencias de distintos tribunales le dio la razón. Llegaron incluso hasta el Tribunal Supremo, que no aceptó los recursos y confirmó los fallos a favor de la federación. Se amparaban en que la Ley de Caza en vigor, de 2011, establecía que, a pesar de estar en una zona de seguridad, los puestos fijos autorizados tenían derecho a continuar activos cumpliendo con una serie de condiciones. Tras un largo proceso y siete años sin poder cazar en Ulia, el año pasado la Diputación volvió a autorizar los puestos, un total de 46, cumpliendo con las sentencias (había intentado esquivarlas el año anterior excluyendo del registro de líneas de paso tradicional de Gipuzkoa los puestos de Ulia), e intentando desatascar así un conflicto más amplio que llevó a la huelga a los cazadores de Gipuzkoa.

Los partidos políticos emprendieron entonces otro camino para intentar impedir la caza en Ulia y en diciembre del año pasado el Parlamento Vasco aprobó por unanimidad de los cinco grupos con representación en la Cámara una modificación de la Ley de Caza, que autoriza expresamente a la Diputación para excepcionar los puestos fijos que pudieran existir en las zonas de seguridad.

Basándose ahora en ese cambio normativo, la Diputación ha elaborado la nueva orden que declara zona de seguridad para la caza parte de los términos de Donostia y Pasaia y que engloba todo el monte Ulia. Con la ley modificada, la Federación Guipuzcoana de Caza asume que no tiene recorrido ninguna posible acción contra esta nueva orden y no presentará alegaciones ni pondrá obstáculos a su aprobación.

solo puestos en igeldo En la nueva orden, que sustituirá a la de 2014 y sus posteriores correcciones, se confirma que la zona de seguridad abarca prácticamente todo Donostia y parte de Pasaia. En toda esta área queda prohibida la caza en todas sus modalidades, con una excepción: en la época de pase de aves migratorias se podrá cazar exclusivamente desde los puestos fijos autorizados en Igeldo (del cuarto domingo de septiembre al cuarto domingo de noviembre), que ascienden a una veintena. También se permite media veda en la zona de Altza y Papin, donde se suelen cazar tórtolas (del último domingo de agosto al segundo domingo de octubre). La orden contempla, asimismo, líneas autorizadas en la zona de San Marcos y Antondegi, aunque la Federación Guipuzcoana de Caza no suele acudir a esa zona.

En esas áreas autorizadas los sábados, domingos y festivos se cazará únicamente hasta las 10.00 horas. La orden añade, asimismo, que esta autorización excepcional para cazar desde puestos fijos en la época de pase de aves migratorias "tendrá efecto en tanto sea compatible con los objetivos previstos en la declaración de la zona de seguridad".

cronología

2012. La Diputación desautoriza los puestos de caza de Ulia y esa temporada ya no actúan.

2014. Anulada la norma anterior, la Diputación publica otra orden que declara zona de seguridad para la caza parte de Donostia y Pasaia. No se autorizan los puestos fijos de Ulia. La Federación Guipuzcoana acude a los tribunales, al entender que la ley los ampara.

2017. El TSJPV da la razón a la federación, pero el Ayuntamiento de Pasaia acude al Supremo.

2018. El Supremo no acepta el recurso. La Diputación cumple la sentencia del TSJPV y cambia la orden de 2014, pero en el registro de líneas de paso tradicional en Gipuzkoa excluye las ubicadas en Ulia, por lo que los cazadores siguen sin poder cazar.

2019. El conflicto entre la Diputación y los cazadores por la caza mayor en Gipuzkoa se enquista y los cazadores van a la huelga. En septiembre, tras otro revés judicial, la Diputación autoriza de nuevo los puestos de Ulia, tras siete años parados. Distintos colectivos salen a la calle y exigen que se priorice la seguridad. En diciembre, el Parlamento Vasco aprueba por unanimidad un cambio en la Ley de Caza que autoriza a la Diputación a anular puestos fijos.

2020. La Diputación elabora una nueva orden que regula la zona de seguridad y que no autoriza los puestos de Ulia.

La nueva orden se basa en la modificación de la Ley de Caza que aprobó el Parlamento Vasco en diciembre del año pasado

Noticias relacionadas