bertan

Nuevos estudios retrasan la vuelta de los vecinos de Zubieta 8

Se prevé que una vez se realicen estas mediciones, los inquilinos puedan regresar a sus hogares

08.06.2020 | 00:54
El número 8 de la calle Zubieta, acordonado a causa del socavón.

donostia – A falta de unos estudios que confirmen la seguridad de los vecinos, los inquilinos de la calle Zubieta 8 podrán volver hoy a sus hogares tras haber sido desalojados el viernes a causa de un socavón en los cimientos del edificio causado por las obras del Topo. Estas nuevas mediciones se deben a que todavía están pendientes unos trabajos en la zona y se debe garantizar la protección de los propietarios.

A esta decisión llegaron ayer por la tarde los responsables de Eusko Trenbide Sarea (ETS) tras reunirse con el Ayuntamiento de Donostia y el propio vecindario afectado. Dado que todavía quedan pendientes una serie de trabajos en la zona de la obra, se ha decidido llevar a cabo hoy mismo nuevos estudios de seguridad antes de permitir el regreso de los inquilinos.

De no toparse con ningún nuevo inconveniente, y tras estabilizar el socavón con hormigonado y la colocación de testigos topográficos, se procedería a firmar la correspondiente autorización.

De este modo, los vecinos de la calle Zubieta 8 podrían regresar en la jornada de hoy a sus hogares tras pasar tres noches en el Hotel Londres, situado a escasos metros de sus viviendas.

Durante el día de ayer, los técnicos del Ayuntamiento ya realizaron diferentes estudios para conocer el alcance del socavón y analizar la evolución de las grietas. Estos datos se sumarán a los de hoy, que permitirán decidir si se cumple la seguridad de los vecinos al 100% o, por el contrario, deben esperar.

más trabajos a causa del topo Los vecinos de la calle Zubieta 8 tuvieron que ser desalojados el viernes tras identificarse un socavón en el edificio motivado por las obras del Topo bajo el centro de la capital guipuzcoana.

Estos trabajos continuarán en los próximos días, por lo que se busca garantizar la estabilidad del terreno e impedir la aparición de nuevos hoyos en la zona.

Al parecer, el socavón podría haberse producido al comunicarse el espacio del edificio con un túnel excavado muy cerca. Bajo el terreno situado bajo la arena se asientan los edificios de la calle que, al moverse, produce huecos que pueden afectar a las estructuras. En este caso, el movimiento de tierras habría tocado uno de los pilares, destrozándolo.

Una propia vecina del edificio fue la que dio el aviso de la aparición del socavón en el sótano del número 8. Tras comprobar el peligro, los bomberos aconsejaron desalojar los tres edificios de la manzana por precaución.

Al quedar todavía pendientes algunos trabajos en la zona de la obra, hoy se volverán a realizar estudios de seguridad en el edificio

Si la evolución de las grietas es positiva, los vecinos podrán volver a sus casas tras haber sido desalojados el pasado viernes