Oñati retrasa el cobro de impuestos y tasas municipales

Se crean bonos para que las personas sin ingresos accedan a productos básicos

14.04.2020 | 00:22
De concurrida a prácticamente desierta, así luce Foruen Enparantza a causa del confinamiento.

Oñati – El aplazamiento o suspensión de varios impuestos y tasas municipales es una de las acciones que, por el momento, ha dado como fruto la Mesa de Medidas Económicas constituida en el seno del Ayuntamiento de Oñati para dar forma al paquete de actuaciones encaminadas a paliar los daños que el COVID-19 está generando en diversos sectores y actividades económicas del municipio. Así, en el apartado de impuestos, el de Vehículos de Tracción Mecánica retrasa el pago hasta el 15 de septiembre, mientras que el IBI (Bienes Inmuebles) se podrá abonar del 1 de agosto al 15 de septiembre.

En las tasas por vado permanente, garaje y cementerio, por su parte, se establece un nuevo periodo de cobro, del 7 de septiembre al 15 de octubre. No se cargarán en las cuentas bancarias, sin embargo, las tasas relativas a la ocupación de la vía pública (vallas, andamios, material de construcción€) y el uso del parque de huertas de San Martín. En cuanto al polideportivo, el Consistorio devolverá a sus usuarios y usuarias la parte proporcional de la cuota anual correspondiente al cierre de los servicios de Zubikoa y Eltzia.

La Mesa de Medidas Económicas tiene como cometido la puesta en marcha de ayudas para aliviar los efectos económicos que está provocando la pandemia del coronavirus. Los dos grupos de la Corporación, EH Bildu y PNV, integran la citada mesa, en la que toman parte la alcaldesa, Izaro Elorza, el presidente de la Comisión de Hacienda y Socioeconomía, Xabier Igartua, la responsable política de la Comisión de Participación y Desarrollo Comunitario, Anik Zubizarreta, la portavoz del PNV, Ainhoa Galdos, y el edil jeltzale Jon Kepa Gerrikagoitia, además de técnicos municipales.

En el apartado de ayudas sociales, el Consistorio suspende el cobro del alquiler de las viviendas sociales, y crea también bonos que permitirán el acceso a productos básicos a las personas que se han quedado sin ingresos. Asimismo, se ha incrementado en 20.000 euros la dotación del programa de subvenciones para colectivos en riesgo de exclusión, y 35.000 euros más se inyectan en las ayudas de emergencia social, que alcanzan la cuantía de 205.000 euros.

Por otro lado, los responsables municipales informaron de que siguen abordando la concreción de medidas para mitigar el impacto económico a comercios, establecimientos hosteleros y otras actividades profesionales de la localidad. En este línea, el Ayuntamiento trabaja para que, durante el estado de alarma, el sector no tenga que pagar la tasa de la basura y el concepto fijo del agua, de cuyo cobro se encarga Gipuzkoako Urak. Además, no se girará el recibo de la tasa de terrazas y se retrasa su abono a entre el 1 de julio y el 15 de octubre.

se trabajan más medidas "En la primera reunión de la mesa (3 de abril) dimos a conocer las medidas adoptadas hasta ahora y se acordaron las que tomaríamos en los próximos días. Seguimos trabajando, conociendo la situación de los sectores más vulnerables, desarrollando diversos proyectos€ Estoy convencida de que más pronto que tarde acordaremos más medidas. Por ejemplo, estamos tratando nuevas propuestas para comerciantes, hosteleros...", avanzó la alcaldesa, Izaro Elorza.

Por otra parte, tampoco se cobrarán los alquileres de los bares de Eltzia y el polideportivo Zubikoa, así como del Centro de Iniciativas Empresariales de Olaburu y Olalan cowork, mientras permanezcan cerrados. Se destina, a su vez, una partida de 2.000 euros para hacer frente a la brecha digital y facilitar el acceso a Internet de aquellos estudiantes que en estos momentos no pueden realizar telemáticamente las tareas escolares.

Crece la partida de ayudas de emergencia social y se devolverá la parte proporcional de la cuota anual de los servicios deportivos