Apoyo socioeducativo y psicosocial también en el ámbito comunitario

Además de a menores y familias, Aretxabaleta amplía el servicio a adultos en riesgo de exclusión

13.03.2020 | 01:08
Aiastui, Arenaza, Uribarri y Gómez, delante de la sede del servicio, en el número 13 de Iralabarri plaza.

aretxabaleta– Incidir en la prevención y actuar en el ámbito comunitario. Dos objetivos en los que el Ayuntamiento de Aretxabaleta ha puesto el foco para reforzar el servicio de intervención socioeducativa y psicosocial que ofrece apoyo, orientación y acompañamiento a niños, niñas y adolescentes, y a sus familias. Además, por primera vez el programa se extiende a los adultos en riesgo de exclusión social.

Desde enero, un equipo integrado por una educadora y un educador familiar, una terapeuta y una coordinadora técnica de la empresa Lorratz Elkartea están al frente de este programa, bajo la supervisión y coordinación de los servicios sociales municipales. En principio, el contrato que el Consistorio ha suscrito con la citada empresa es para dos años.

Según explicó la presidenta de la Comisión de Gizartegintza, Karmele Uribarri, hasta ahora se venía ofreciendo una atención individualizada. "Muchos casos respondían a conflictos familiares, de autoridad, falta de límites...; situaciones que veíamos que podían evitarse o minimizarse si se abordaban de forma preventiva", insistió, a la vez que destacó que el número de casos atendidos se ha ido incrementando en los últimos años. "Se decidió, de este modo, ampliar la partida presupuestaria para dotar al servicio de un enfoque más preventivo y comunitario, porque corresponde a toda la ciudadanía hacer frente a los problemas detectados", defendió la edil atxabaltarra.

Uribarri ha presentado esta semana el programa acompañada de las trabajadoras sociales, Bego Arenaza y Mirari Aiastui, y la coordinará del servicio, Demelsa Gómez.

El acceso a este recurso socioeducativo y psicosocial se hace a través de los servicios sociales municipales. Las profesionales de está área trabajan en coordinación con los sistemas escolar y de salud, de manera que las diferentes demandas y notificaciones pueden llegar desde ambos ámbitos, y de otros relacionados con los menores, como los educadoras de calle, el gazteleku...

La oficina física está ubicada en el número 13 de plaza Iralabarri, y funciona de lunes a jueves, de 9.30 a 12.30 horas, y de 16.00 a 20.00, y los viernes por la tarde. Demelsa Gómez encabeza el equipo que completan la terapeuta Ainara Alberdi, y la educadora y educador Maitane Gabiria y Ekaitz Bezunartea, respectivamente.

servicios que se prestan Menores y familias en situación de riesgo leve o moderado de desprotección, personas adultas en riesgo de exclusión social, y los agentes locales, es decir, aquellos recursos normalizados que actúan en el ámbito comunitario, son los destinatarios de este servicio municipal.

Así, desde enero los y las profesionales de Lorratz, además de prestar asistencia a diversos casos (ocho y dos en fase de análisis), han mantenido –y mantendrán– encuentros con los agentes locales: centros escolares, ambulatorio, colectivos que trabajan en el tiempo libre infantil, polideportivo..., que pueden precisar de orientación para detectar, prevenir y realizar una intervención de carácter socioeducativo. "Se trata de promover el trabajo conjunto y funcionar en red. Este servicio ofrecerá las herramientas necesarias para lograr un municipio que integre a todos y todas", recalcó Gómez.

Los ámbitos de actuación son los siguientes: sensibilización y prevención temprana dirigidos a toda la población; información, asesoramiento y orientación para familias con menores a cargo; intervención socioeducativa y psicosocial con menores y familias en situación de riesgo, así como personas adultas; prevención comunitaria y valoración de las distintas situaciones. Todo ello con el objetivo de mejorar la convivencia familiar, y las habilidades de atención y cuidado de las personas, de comunicación y relación, facilitar el desenvolverse de forma autónoma y la inclusión social.