El servicio de auzo-taxi de Bergara se amplía a los sábados por la tarde

Cubre también los desplazamientos entre barrios y no solo hasta el centro urbano

12.03.2020 | 00:26
Benjamín (izquierda) y Carlos, dos de los taxistas que prestan el servicio a los vecinos del medio rural. Foto: N.G.

bergara – Cuando se cumplen algo más de dos años de su puesta en marcha, el auzo-taxi que facilita la movilidad de los vecinos del medio rural de Bergara ha incorporado mejoras. El servicio se amplía a los sábados por la tarde y, además, se cubrirán también los desplazamientos entre barrios, y no solo desde estos últimos hasta el centro urbano del municipio.

Los cambios introducidos por el Ayuntamiento permitirán, asimismo, que los adolescentes y jóvenes de entre 12 y 18 años, con el correspondiente permiso de sus padres o tutores, puedan obtener la tarjeta de uso del auzo-taxi. Para hacer frente a las citadas mejoras las arcas locales han destinado 5.000 euros del presupuesto municipal.

Diez barrios rurales que no disponen de transporte público cuentan desde 2018 con un servicio de taxi concertado con tarifa reducida, gracias a la ayuda municipal que posibilita que determinados colectivos de residentes de estos enclaves mejoren la comunicación desde sus domicilios con la zona centro y viceversa.

Los y las vecinas de Angiozar, Goiauzo, Basalgo, Buruñao, San Juan, Elorregi, Sanantonabat, Elosua, Aldaegia y los caseríos de Osintxu –en este último caso el casco de la pedanía queda excluido al disponer de servicio de transporte público con Lurraldebus–, tienen a su alcance este recurso que funciona de lunes a viernes, de 7.30 a 20.30 horas, y a partir de ahora, los sábados de 9.00 a 20.30 horas.

El usuario seguirá abonando tres euros por el viaje con la posibilidad de compartir el precio con más de un acompañante en la misma carrera. Por su parte, el Consistorio paga al taxista otros once euros por cada servicio, y 13 si se lleva a cabo los sábados. No se subvencionan, por contra, los desplazamientos realizados los domingos, días festivos y en agosto.

tres horas de antelación Facilitar la calidad de vida de los y las ciudadanas que viven en las zonas rurales. Con este objetivo echó a andar el auzo-taxi y, hoy en día, cuatro son los taxistas que están al frente: Félix Peralta, Benjamín Zinkunegi, Carlos González y Marcos Atutxa.

Todos los beneficiarios acreditan sus datos para poder obtener un carné especial en el ayuntamiento, que muestran al taxista cuando reclaman el servicio. La solicitudes del viaje deben tramitarse con una antelación mínima de tres horas, a poder ser con mayor margen, llamando o enviando un wasap al número de teléfono que aparece en la mencionada tarjeta.

El auzo-taxi ha afrontado su primera fase dirigiéndose a mayores de 65 años, personas con problemas de movilidad y jóvenes de 16 a 25 años que carecen de vehículo propio. Ahora da un salto más.

El servicio destinado al medio rural incorpora entre sus usuarios a los adolescentes de 12 a 18 años, con el permiso de sus progenitores