Eibar: El villancico que un bertsolari convirtió en himno de Urkizu

10.01.2022 | 23:57
La txaranga Ustekabe durante la presentación del disco, en el Coliseo.

La txaranga Ustekabe recupera y versiona once canciones populares eibarresas en el disco 'Eibarko kantak'

A las puertas del recien terminado periodo navideño, la txaranga Ustekabe presentó en sociedad el disco Eibarko Kantak, un cuidado trabajo en el que recupera y versiona letras y melodías de once canciones tradicionales eibarresas.

Dichas canciones (Arragueta Kalian, Cielito, Eibarko Herria, Forjarien Kanta, Agur Esanda Banua Ni,Himno a Eibar, Eibar Tiene su Entrada, Venid al Pueblo de Eibar, Arrateko Ama, Suite Eibartarra e Hiru Gizon Ilustre) hacen referencia a personajes locales, la afición deportiva, la religión, el ambiente político y social, el humor y hasta el callejero de épocas pasadas; con la particularidad de que una de esas piezas (Hiru Gizon Ilustre) es en realidad una versión del villancico Hiru Errege Datoz (Vienen Tres Reyes) que dejó para la posteridad el bertsolari eibarrés Anbrosio Atxa Itsaso y que con el paso del tiempo se convirtió en una de las canciones populares más conocidas de su ciudad.

Según explican desde Ustekabe, la canción original es conocida en muchos rincones de Euskadi (fue recogida por Jesus María Arozamena y Tomas Garbizu en el libro Viejas canciones donostiarras. Donostiako kantu zarrak): "El bertsolari eibarrés Itsaso versionó la letra, manteniendo la melodía e incluso parte de la letra, para conseguir una de las canciones más populares de Eibar, que cuenta las aventuras de tres txikiteros: Aulesti, Lope e Iria".

Parece que los tres fueron personajes reales eibarreses, ya que en diversas publicaciones se hace mención a los mismos. Sobre Aulesti, recogía Toribio Etxebarria en su libro Viaje por el País de los Recuerdos que era un "pequeño barbilampiño" procedente del pueblo vizcaino de Aulestia, que era requerido en los bares locales por su memoria para contar historias, cantar canciones y repetir mítines, siendo mencionado también junto a Lopetxua en un bertso que recuerda un enfado entre ambos.

En cualquier caso, la letra de Hiru Gizon Ilustre "habla del estado de embriaguez de los tres, debiendo agarrarse Aulesti al hombro de Lope para no caer de frente", y finaliza con las palabras que propinaba la mujer de Iria sobre su esposo: "No puedo sacarle Tocayonetikan, porque gusta mucho napar beltzetikan, no le gustará tanto Urkuzuko urikan" (no puedo sacarlo del Bar Tocayo porque le gusta mucho el vino tinto navarro, no le gustará tanto el agua de la fuente de Urkizu), para finalizar su verso añadiendo que "Urkuzuko itturrixak baleki berbetan zerbait esango leuke astelehen goixetan" (si la fuente de Urkizu supiera hablar, tendría algo que decir los lunes por la mañana).

Desde la txaranga subrayan que esa alusión al agua de la icónica fuente de Urkizu "no es casualidad". No en vano, añaden, existe un motivo por el cual Astelena es el nombre de la Catedral de la Pelota: "Era costumbre trabajar los domingos por la mañana en los talleres armeros, por lo que el personal celebraba el fin de la semana el domingo por la tarde con grandes excesos, lo cual provocaba grandes resacas los lunes".

Ante esa realidad, se popularizó buscar todo tipo de excusas los lunes a fin de justificar el absentismo laboral: pruebas de bueyes, de aizkolaris, partidos de pelota y todo aquello que permitiera apuestas fueron extendiéndose en la sociedad eibarresa que transitaba entre los siglos XIX y XX, siendo todas estas actividades muy frecuentadas por los trabajadores y aceptadas como motivos justificados para ausentarse del trabajo. "Ello llevó a los fundadores del frontón a organizar los partidos de pelota los lunes, dando así nombre al recinto".

Para el bertsolari Anbrosio Atxa sería difícil de imaginar que su adaptación se convertiría con el paso del tiempo en una de las canciones populares más conocidas de su ciudad, considerada por muchos incluso como himno de Urkizu.

Anécdotas como esta han sido recogidas en unos textos escritos por Josu Mendicute en el cuaderno que Ustekabe adjunta a su nuevo disco Eibarko Kantak; un trabajo que también incluye ilustraciones de Janire Rodríguez y que supone un importante ejercicio de recuperación del patrimonio inmaterial de la ciudad. Dirigido por Xabier Oruesagasti, el disco se puede adquirir por 10 euros en varios negocios eibarreses (bares Ametsa, Amesti, Zaizoi, Guridi y Etxegiña, panadería Tarte, confecciones Corral, Helmet House concept store y quiscos de prensa), en la tienda Laiak de Zestoa y en Astigarraga Gys Sport de Elgoibar.

noticias de noticiasdegipuzkoa