El bienestar como objetivo primordial en Hondarribia

03.02.2021 | 01:16
El alcalde, Txomin Sagarzazu, y la delegada de Servicios Sociales, Gotzone Larrarte. Foto: N.G.

El ayuntamiento de Hondarribia comienza a desgranar su presupuesto detallando sus servicios sociales

Ya es tradición que a inicios de cada año el Ayuntamiento de Hondarribia organice varias comparecencias para dar a conocer las acciones previstas en el presupuesto durante el ejercicio en cuestión. Aunque en esta ocasión la administración volverá a hacerlo, no lo hará de la forma habitual, por departamentos. Como explicó ayer el alcalde Txomin Sagarzazu, a causa de la pandemia "tanto el Ayuntamiento como su quehacer diario han cambiado radicalmente" y que la "transversalidad" entre las distintas áreas municipales es ahora mayor que nunca.

Síntoma de ello es que el presupuesto de 2021, aprobado el pasado 17 de diciembre, está configurado en torno a cinco grandes ejes estratégicos para hacer frente al excepcional desafio que supone el COVID-19. Estos ejes incluyen cada uno a varios de estos departamentos y su contenido, que el Gobierno ya dio a conocer a grandes rasgos antes de la aprobación de las cuentas, será desgranado en mayor detalle en las próximas semanas.

En la rueda de prensa de ayer, además de explicar esto, el alcalde y la delegada de Servicios Sociales, Gotzone Larrarte, incidieron en la primera de esas cinco líneas estratégicas del presupuesto: el apoyo a las personas y a las familias hondarribiarras. Así, Larrarte aseguró que este eje es el prioritario para el Gobierno, como ya dejaba entrever el lema del presupuesto: Herritarrak Ardatz. Como afirmó la delegada, "para el equipo de Gobierno, el principal objetivo es el bienestar social de todos los hondarribiarras" ofreciendo "unos servicios próximos al ciudadano".

En ese sentido, para garantizar unos servicios sociales de calidad el presupuesto actual reserva 3,2 millones de euros (el 13,28% del total de las cuentas de 2021, de 24,6 millones). Además, Larrarte mencionó que, debido a la volatilidad de la situación pandémica, las políticas sociales para este año se han diseñado en base a criterios muy claros: "Deben ser flexibles y dar respuestas a los cambios".

Una de las acciones novedosas que el Consistorio plantea en la materia para este año es el diseño de un Plan Estratégico de Servicios Sociales, cuyo planteamiento partirá, como explicó Larrarte, "de la concepción del bienestar como derecho de ciudadanía que deben garantizar los poderes públicos". El Consistorio también prevé trabajar su carta de servicios en aras de informar con precisión a los hondarribiarras de qué servicios municipales están a su disposición.

En cuanto a las partidas habituales, el Ayuntamiento destinará 481.000 euros a las ayudas de emergencia social, otros 605.000 a la asistencia social primaria y 770.000 al servicio de ayuda a domicilio.

El Kasino Zaharra y las acciones para la tercera edad contarán con 163.000 euros, mientras que para las de fomento de la igualdad entre hombres y mujeres, que volverán a contar con la colaboración de Emeki Elkartea, se contempla una partida de 82.000 euros.

El Consistorio reserva 3,2 millones de euros, el 13,28% del presupuesto, para ayudas a las personas y las familias de Hondarribia