Irun: Restricción y responsabilidad

30.10.2020 | 00:22
Aunque la cultura deberá finalizar a las 21.00 horas, la hostelería se mantiene hasta las 23.00 horas.

irun plantea medidas de aplicación municipal para regular la actividad local durante el estado de alarma

desde la declaración del actual estado de alarma, el comité creado en Irun para el seguimiento del COVID-19 en la ciudad se ha reunido en dos ocasiones y ha establecido una serie de criterios generales que se aplicarán en las próximas semanas a la actividad municipal. El primer edil, José Antonio Santano, explicó ayer de que se trata de medidas que se han planteado con base en dos criterios básicos: la restricción y la apelación a la responsabilidad personal.

Aunque muchas actividades "vienen reguladas desde arriba", como recordó Santano, el primer edil consideró necesario limitar a lo imprescindible toda la actividad que pueda implicar la congregación de personas. En ese sentido, en las próximas semanas no se desarrollará ningún tipo de evento en la vía pública de la ciudad, por lo que el acto de entrega de acebos a los recién nacidos de la ciudad y el de encendido de la iluminación navideña han quedado suspendidos (si bien en el caso de los acebos las familias los recibirán en sus domicilios).

En cuanto a instalaciones municipales como el Espacio Palmera Montero, los espacios deportivos, los centros para mayores, los locales de las asociaciones de vecinos, el gazteleku Martindozenea y los espacios culturales, como el centro Amaia o la biblioteca CBA, su actividad se mantendrá como hasta ahora, si bien extremando las medidas de higiene y limitando el número de nuevas actividades a las imprescindibles.

El mercadillo de la plaza Urdanibia de los sábados, en cambio, verá reducido su aforo habitual de puestos al 50%, por lo que el Consistorio está desarrollando un sistema de rotación de forma que todos los expositores tengan la opción de ofrecer sus productos.

Finalmente, teniendo en cuenta la restricción de la movilidad nocturna más allá de las 23.00 horas, todos los espectáculos culturales, a los que solo pueden acudir los irundarras por el momento, deberán finalizar antes de las 21.00 horas. A pesar de ello, la hostelería de Irun mantendrá la posibilidad de desarrollar su actividad hasta el comienzo del toque de queda.