bertan

El Kursaal asume la gestión de Miramar y potenciará su uso cultural y congresual

La incorporación de este nuevo espacio "fortalecerá Donostia como destino de convenciones de máximo nivel"

12.09.2020 | 00:53
El alcalde de Donostia, Eneko Goia; el diputado general, Markel Olano; el consejero de Cultura, Bingen Zupiria; y el gerente del Kursaal, Iker Goikoetxea, ayer, frente al palacio Miramar.

donostia – El Kursaal asumió ayer la gestión del palacio Miramar con el objetivo de "maximizar" la actividad en él, fundamentalmente con eventos del ámbito cultural y congresual.

Los representantes de las tres instituciones que conforman el consorcio del palacio Miramar (Gobierno Vasco, Diputación de Gipuzkoa y Ayuntamiento de Donostia) formalizaron ayer la cesión o entrega de llaves en un acto en el propio palacio. Participaron el consejero de Cultura y presidente del consorcio, Bingen Zupiria; el diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano; y el alcalde de Donostia, Eneko Goia, además del director gerente del Kursaal, Iker Goikoetxea, que les "agradeció" la confianza depositada en el equipo que dirige el palacio de congresos y consideró que es un "reto" hacerse cargo también de Miramar.

Goikoetxea destacó las características y la ubicación de las instalaciones, que "las dotan de potencial como vehículo tractor de eventos", y consideró que este nuevo espacio "fortalece el posicionamiento de la ciudad como destino en el ámbito de los congresos y convenciones de máximo nivel". "Su éxito será el de Donostia, Gipuzkoa y Euskadi", añadió.

El objetivo principal de este encargo al Kursaal es maximizar la actividad del centenario palacio y Goikoetxea anunció que se priorizarán los congresos que tengan "mayor impacto económico o en el ámbito del conocimiento". Reconoció, asimismo, que tienen previsto hacer "adecuaciones" en las instalaciones para poder ofrecer más servicios y Zupiria confirmó el compromiso institucional de invertir "lo que sea necesario", aunque de momento se trabajará con el palacio tal y como está. El gerente del Kursaal se comprometió también a dar cuenta sistemáticamente de su actividad y añadió que esperan poder llegar a la autofinanciación. Habrá "sinergias" y se optimizarán los recursos, experiencia y conocimientos de los equipos de trabajo de ambas instalaciones, avanzó, que serán complementarias.

Zupiria, por su parte, reconoció que "siempre ha habido sueños" con respecto a las posibilidades del palacio Miramar pero que tras la marcha de Musikene, hace tres años y medio, se abrió la oportunidad de redefinir sus usos. Las instituciones agrupadas en el consorcio acordaron apostar por fortalecer la actividad congresual y cultural (se plantearon otras opciones, como la de crear un hotel o un museo). El consejero añadió que en estos años el equipo que gestiona el Kursaal "ha demostrado su eficacia y su solvencia, por lo que ofrece garantías" para optimizar el uso del palacio en estos ámbitos.

Zupiria reconoció que el momento actual es delicado por la situación sanitaria y económica, pero también incidió en que el convenio suscrito para el futuro del palacio es estratégico. "Esta situación pasará", declaró. También destacó el valor histórico de Miramar y reivindicó que la mejor forma de mantener el patrimonio es dándole uso.

El palacio es propiedad del Ayuntamiento de Donostia, que recientemente renovó para los próximos 20 años su concesión al consorcio formado por el propio Consistorio, la Diputación y el Gobierno Vasco, que es quien, a su vez, ha encargado ahora al Kursaal (sociedad pública formada por el Ayuntamiento y la Diputación) su gestión.

"Habrá que hacer alguna inversión para ampliar los servicios; buscaremos maximizar la actividad"

iker goikoetxea

Gerente del Kursaal

"Donostia puede acoger más eventos culturales y de congresos; eso es lo que reforzará este convenio"

bingen zupiria

Consejero de Cultura