Para evitar el tapón

Los más de 12.000 coches que atraviesan cada día la calle San Martín deben cambiar sus costumbres a partir del sábado, ya que la céntrica vía quedará cortada para ellos a la altura del Buen Pastor al menos para año y medio.

26.01.2020 | 06:23
Calle San Martín, que quedará cerrada al tráfico privado desde el próximo sábado, con excepción de las motos.

Dentro de una semana, quienes cojan el coche con la intención de acceder al centro de Donostia desde La Concha se podrán encontrar con un considerable tapón, ya que desde el sábado 1 de febrero la calle San Martín, a la altura del Buen Pastor, tendrá un único carril exclusivo para el transporte público, los taxis, los servicios de emergencia y las motos. Todos los demás vehículos que pretendan pasar por su habitual camino no podrán hacerlo a causa de las obras de construcción del nuevo tramo del Topo bajo el centro de Donostia. Y cada día fueron más de 12.600 los vehículos los que atravesaron a diario esta arteria central de la capital guipuzcoana el pasado año.

Las construcción del túnel ferroviario obliga a clausurar este céntrico punto de la ciudad, un cierre por fases que comenzó en noviembre y que finaliza ahora su primera etapa. Desde el sábado 1 de febrero y hasta el 15 de julio, según el calendario previsto, se desarrollará la segunda fase de obras, lo que implica que el único carril disponible estará vetado al tráfico privado.

"Va a ser una época complicada, pero es un reto y va a traer aspectos positivos a la ciudad", dijo la concejala de Movilidad, Pilar Arana, cuando dio a conocer en noviembre los cortes de tráfico previstos. Desde entonces, ha insistido en que la ciudad debe adaptarse a los nuevos tiempos, eliminando tráfico privado y ampliando las peatonalizaciones.

Después del 15 de julio y hasta el mismo mes del año 2021, tendrá lugar la tercera y última fase de obra, tras la que se podrá percibir una de las tres bocas de acceso a la futura estación Centro-La Concha del Topo. Las otras dos estarán junto al hotel Londres y en el arranque de la cuesta de Aldapeta.

De julio de 2020 a julio de 2021 el cierre vial frente al Buen Pastor será absoluto y el tajo de obra supondrá un tapón infranqueable, que impedirá pasar a toda clase de vehículos, transporte público incluido. Entonces, las líneas de autobús y taxis serán desviadas por la calle Easo y por la Avenida. Para ello, la calle Easo, actualmente clausurada, tendrá que haber sido reabierta tras finalizarse la obra en curso.

por urbieta Así, desde el 1 de febrero y hasta la finalización de la obra, los coches privados que lleguen por la calle San Martín a las cercanías del Buen Pastor serán obligados a desviarse hacia la derecha en la calle Urbieta, hasta llegar a la calle Parque y el paseo del Árbol de Gernika, desde donde podrán dirigirse a Gros y Egia así como al entorno de la Avenida y el Boulevard. Desde la zona de El Antiguo hacia los barrios del este, además, existe también la opción de tomar la Variante, lo que supone en algunos casos un rodeo en kilómetros aunque por una vía rápida.

El Ayuntamiento de Donostia ha puesto en marcha estos días una campaña de concienciación para todos los usuarios del vehículo privado con el fin de convencerles de que no echen mano de sus coches para dirigirse al Centro de la ciudad desde el oeste, lo que incluye tanto a los barrios de El Antiguo y Aiete, como las localidades cercanas de los valles del Oria y el Urumea así como de la costa.

Los vecinos del resto de Gipuzkoa que llegan de la zona occidental por la N-I deberán evitar entrar por Ondarreta. Por ejemplo, los que accedan desde la zona de Lasarte-Oria deberán optar por Aritzeta y la entrada de Amara. Quienes lleguen desde más lejos podrán tomar la autovía del Urumea en Andoain.

Para la fase de obras que ya estará en marcha dentro de una semana, se reubicarán las paradas de Dbus y Lurraldebus de la calle San Martín que han estado fijadas junto al Buen Pastor. En concreto, las líneas 5, 21, 25, 26, 28, B1, B2, B4 y B8 tendrán su parada a la altura del número 9 de la calle San Martín. Además, las líneas 16, 18, 19, 31, 33, 36, 37, 40 y 45 se trasladarán unos metros más atrás, a la parada de los autobuses interurbanos del Buen Pastor, entre el 1 y el 5 de febrero, mientras que a partir del día 5 se habilitará una nueva zona unos metros más adelante, hacia la calle Fuenterrabía.

calle parque Esta misma semana, el Consistorio ha comenzado a preparar las necesarias modificaciones en el tráfico de la ciudad para prepararse para el corte que será efectivo desde el próximo sábado. Uno de los más importantes es la puesta en marcha de un cambio de sentido de circulación en la calle Parque, que pasará a tener un único sentido en dirección al paseo Árbol de Gernika, con el fin de que todos los vehículos desviados puedan circular hacia el Centro por el río. Este cambio conllevará también que los vehículos que transiten desde el puente de Mundaiz hacia Árbol de Gernika se vean obligados a girar a la derecha en dirección al citado paseo y no podrán cruzar hacia Amara en este punto.

Además, en los próximos días se llevarán a cabo pequeños cortes y desvíos intermitentes en San Martín mientras se pinta y asfalta la calle. Agentes de Movilidad regularán el tráfico para poder llevar a cabo estas tareas y el Consistorio pide colaboración ciudadana para no entorpecer estas labores.

El trastorno para el tráfico que supondrá el tajo abierto en el centro de la ciudad con motivo de las obras pretende ser aprovechado por el Ayuntamiento para que los usuarios del coche se acostumbren a utilizar el transporte público u opten por caminar, siempre dentro de las posibilidades de cada persona. Los peatones, por su parte, también estarán afectados por las obras frente al Buen Pastor y se creará una "vía de escape" por la calle San Bartolomé tanto para ellos como para los ciclistas".