Gipuzkoa se mantiene con la tasa de paro más baja del Estado

El territorio cerró el año con un 7,02% de desempleados, dos puntos por debajo de la media vasca

29.01.2021 | 00:17

donostia – En un contexto gobernado con mano de hierro por las restricciones de la pandemia, Gipuzkoa recuperó el año pasado su posición como el territorio con menos paro del Estado y la tasa de actividad más alta del conjunto de la CAV. La Encuesta de Población Activa (EPA) publicada ayer por el INE ofrece una foto general del impacto del covid en el mercado laboral.

El paro creció en todas las comunidades, menos Extremadura, Murcia y Galicia, pero la economía guipuzcoana resistió mejor que la media, al igual que lo hizo la vasca en general, donde la tasa de paro se situó en el 9,96%. Esta cifra se encuentra por debajo de la barrera psicológica del 10% y muy lejos del 16,13% del conjunto del Estado. El porcentaje de paro vasco que arroja la EPA es incluso más baja que la que señaló la semana pasada Eustat en su encuesta (11,2%).

La encuesta del INE refleja una notable mejoría de Euskadi en el último trimestre. Todo lo contrario que lo ocurrido en Navarra, que cede de este modo la primera posición en el ranking de comunidades con menos desempleo en favor de la CAV.

En el balance del conjunto del ejercicio, Euskadi cerró 2020 con 920.100 personas ocupadas, lo que supone 13.200 menos que al término de 2019 (-1,41%), y 101.800 personas desempleadas, 8.500 más que un año antes (9,09%).

La evolución en el conjunto del Estado fue más negativa en ambos apartados. El mercado laboral español registró en 2020 una subida del paro de 527.900 personas, lo que supone un 16,5% más, y un retroceso de la ocupación de 622.600 trabajadores (-3,1%). Son en ambos casos los peores datos anuales de la EPA desde el año 2012.

ocupación

920.000

ocupados se contabilizaron en Euskadi a cierre de 2020, año en el que la economía vasca destruyó 13.200 empleos. Entre los ocupados, 477.800 eran hombres con una tasa de actividad del 29,19% y 442.300 eran mujeres, entre las que la tasa alcanzó el 52,1%.