Euskadi destinará 268 millones a la investigación y desarrollo

El Departamento de Desarrollo Económico anuncia un plan de inversiones tecnológicas

23.12.2020 | 01:04
El Gobierno Vasco aboga por fomentar la generación de empresas innovadoras. Foto: Ruben Plaza

donostia – El apoyo a las políticas de I+D+i, con un presupuesto de 268 millones de euros, absorbe el 41% del presupuesto del departamento vasco de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente, centrado en la reactivación económica y que incluye la creación del Basque Artificial Inteligence y recoge la primera partida para el futuro centro de valorización de residuos industriales.

La titular del departamento, Arantxa Tapia, desgranó durante su comparecencia ayer en comisión parlamentaria las principales partidas recogidas en el proyecto de presupuestos de 2021, que dotan a su consejería con 654,1 millones de euros, lo que supone un 9,4% más respecto al año anterior.

Las cuentas estarán encaminadas a "acelerar la reactivación económica generadora de empleo" con la transformación digital, energética y sociosanitaria como oportunidad para fortalecer la competitividad de la estructura productiva e integrar criterios medioambientales", resumió Tapia.

El 41% del total del presupuesto, 268 millones, estará destinado a políticas de I+D+i en el ámbito industrial, del sector primario y de la alimentación, entre los que destaca el nuevo programa Azpitek, dotado con 5,3 millones de euros para la adquisición, instalación y actualización de equipamiento científico.

Entre los objetivos marcados, destacó la reducción del paro por debajo del 10%, un contexto en el que situó las ayudas a la mejora competitiva de las pymes mediante 54 programas por un importe de 413,3 millones de euros destinados a la innovación digital, emprendimiento, inversiones, internacionalización, eficiencia energética, generación de energía renovable, entre otros aspectos.

servicios avanzados El segundo objetivo para la legislatura es superar el 40% del PIB en la industria y en los servicios avanzados, para lo cual se dará el "primer paso" para el Basque Artificial Inteligence Center (BAIC), dotado con 2 millones de euros, indicó.

El COVID-19 ha dejado algunas lecciones colmo la necesidad de disponer de cadenas de producción completas en el entorno próximo, señaló Tapia, que añadió que para este cometido destinará 3 millones de euros a las compañías que planteen una operación de fusión o absorción; 11 millones para programas de diversificación y retorno al país de empresas deslocalizadas y 5 millones para proyectos estratégicos.

Sin embargo, el "grueso" del presupuesto para la industria estará dedicado a los incentivos a la inversión (28 millones), el apoyo a empresas en crisis (5 millones) y la discriminación positiva de zonas desfavorecidas (12 millones).

Otros de los objetivos destacados por Tapia fueron la reducción en un 30% de la emisión de gases de efecto invernadero e incrementar la cuota de consumo de renovables al 20% del consumo de energía en Euskadi.

En este reto incluyó las primeras partidas de 200.000 euros dedicadas a analizar el futuro Centro de Valorización de Residuos Industriales en colaboración con Ihobe.

La consejería incrementa un 9,4% su presupuesto con respecto al año pasado, con una atención a la recuperación económica

Uno de los objetivos de la legislatura se refiera a que la industria y los servicios avanzados representen más del 40% del PIB