Un desplome hasta niveles de 2010

14.09.2020 | 00:59

donostia – Es necesario remontarse hasta 2010 para encontrar un primer semestre del año con menor volumen de exportaciones de Euskadi. Entre enero y junio de este año las empresas vascas han vendido productos por valor de 10.061 millones de euros, muy lejos de la media de los últimos nueve años, que ronda los 11.500 millones.

Se corta así en seco una progresión constante, nacida como respuesta a la anterior crisis y que ha permitido encadenar varios récords de exportación. En este sentido también resta empuje la ralentización de la economía iniciada en la segunda mitad del año pasado.

Con todo, a la espera de la evolución de las ventas a partir de julio, un mes en el que la economía ha despertado, todo apunta a que el comercio exterior vasco conseguirá mantener la sólida base que ha construido la última década. Las empresas exportadoras vascas superaron en 2011 por primera vez los 20.000 millones de euros. Y, salvo un paso atrás en 2012 debido a la recaída de la anterior crisis, han mantenido ese listón y lo han elevado prácticamente todo los años.

La cota más alta está situada en los cerca de 25.485 millones de 2018 y el año pasado en plena ralentización se rozaron los 25.400 millones. Esos niveles serán la referencia de los próximos cursos, para el actual un cierre del año por encima de los 20.500 millones equivaldría a salvar los muebles e iniciar una inercia de cara a el arranque de 2021.

Noticias relacionadas