La vuelta a la actividad de VW Navarra y la próxima de Mercedes relanzan al sector

El alza de ventas de coches en julio y agosto en el Estado anima al sector vasco de automoción pese a la “incertidumbre”

25.08.2020 | 01:06
Volkswagen Navarra ha recuperado la actividad normal y la demanda del T-Cross y del Polo augura un septiembre positivo para la factoría de Landaben. Foto: Efe

dOnostia – La industria vasca ligada al sector de automoción cierra agosto volviendo a la actividad productiva, caso de la planta de Volkswagen Navarra ayer, o a punto de hacerlo, porque la de Mercedes Vitoria lo hará el lunes, para respiro de los numerosos proveedores del sector, buena parte de ellos pymes.

Entre ellos se encuentran los fabricantes de neumáticos como Michelin en Gasteiz que ha trabajado todo el mes con normalidad, recuperando a los trabajadores que habían estado en Expedientes de Regulación de Empleo temporales (ERTE). Misma situación para Bridgestone-Firestone Basauri que, según el representante sindical Carlos Tajadura, está "operando con normalidad, con los turnos habituales en agosto, y cerca de alcanzar sus previsiones de producción". Eso sí, fuentes empresariales y sindicales consultadas señalan que el escenario ahora ligeramente positivo sigue marcado por la incertidumbre.

En todo caso, es una buena noticia que la industria de automoción en Euskal Herria comience a ver algo de luz al final del túnel por el que ha pasado durante los últimos meses debido a los efectos negativos en la demanda por la pandemia del coronavirus.

No hay que olvidar que la venta de coches en el Estado español durante el pasado mes de julio repuntó ligeramente, en concreto un 1,1%, respecto a igual periodo del pasado 2019, hasta sumar un total de 117.929 unidades comercializadas, según datos de Anfac, la patronal de los fabricantes de automóviles. Además, este pasado julio, con la ayuda de los planes Renove, fue el primer mes de crecimiento de las ventas de coches en el Estado desde diciembre de 2019.

Este crecimiento del 1,1% del pasado mes deja un acumulado entre los meses de enero y julio de unas 458.000 unidades, lo que supone una caída del 43,4% respecto al mismo período de 2019. Pese a ello, Volkswagen, –que ha sido la marca más vendida en julio en el Estado con un total de 9.614 unidades, un 19,1% más–, confía en la evolución positiva de su principal mercado europeo, Alemania, destino de buena parte de los dos modelos que fabrica en Landaben, el T-Cross y el Polo.

Por ello, la planta navarra de Volkswagen retomó ayer la normalidad fabril al recuperar a los más de 600 trabajadores que continuaban en ERTE y con ello el tercer turno de producción.

La fábrica operará a pleno rendimiento, lo que permite entregar más de 1.400 vehículos diarios. Así las cosas podría superar las últimas previsiones para 2020 de construir 253.700 coches, si bien se está a la espera de que se confirme desde Alemania la recuperación de las ventas, en línea con el 11% de crecimiento de las matriculaciones en España en la primera quincena de agosto, y se concrete la adopción de medidas para incrementar la producción, lo que pasaría por contratar hasta 400 o 450 personas adicionales.

En la misma línea estará la otra gran planta de vehículos de Euskal Herria, la de Mercedes Benz Vitoria. Esta factoría arrancará el lunes tras haber estado parada todo el mes de agosto por vacaciones, algo inhabitual, periodo en el que la única actividad ha sido la de limpieza y mantenimiento, principalmente de las líneas de pintura, según fuentes sindicales. Aunque la planta alavesa produjo unas 145.000 furgonetas en 2019, este año con el COVID la producción puede caer un 18%.

Proveedores Y con la vuelta a la actividad de los constructores de vehículos, los proveedores han recuperado una cierta normalidad. En la planta de Michelin de Gasteiz, según el delegado del sindicato LSB-USO, Fernando Martínez, "este mes de agosto hemos trabajado con normalidad. Hay pedidos y estamos trabajando con todos los turnos tras recuperar a los compañeros que estaban en ERTE". La factoría alavesa elabora neumáticos de turismo para toda Europa y grandes cubiertas para vehículos de obra civil, la mayoría para la exportación a medio mundo.

Martínez señala que de cara a fin de año no les han comunicado previsiones de producción "porque todavía existe una gran incertidumbre en los mercados".

"En Vitoria trabajamos con normalidad, con pedidos, pero a futuro hay mucha incertidumbre"

Fernando Martinez

Delegado de LSB-USO en Michelin