burtsa

El patrimonio de Baskepensiones crece casi el triple que el del sector

Las EPSV de Kutxabank consolidan su liderazgo en Euskadi con una cuota del 47% y más de 5.800 millones gestionados

18.08.2020 | 23:38

donostia – Baskepensiones, del Grupo Kutxabank, contaba al final de julio con un patrimonio gestionado de 5.806 millones de euros, un 3,32% más que en el mismo mes de 2019, y cerca de 270.000 socios. El crecimiento de los fondos del banco de las tres antiguas cajas de ahorro vascas casi triplica la media del sector en el conjunto del Estado (0,35%).

Los productos de previsión que gestiona Kutxabank han continuado creciendo "con fuerza" en los primeros siete meses del año, y al final de julio contaba con 7.000 millones de euros bajo gestión, un 3,3% más que en el mismo periodo en 2019, una cuota de mercado del 47% en Euskadi, y un 50% en captaciones.

Según indicó Kutxabank en una nota de prensa, una de las claves de esta evolución ha consistido en el crecimiento de las entradas de nuevos saldos que, en los primeros siete meses del año, han superado los 200 millones de euros, un 12% más que en 2019. Dentro de este epígrafe, ha sido determinante la respuesta que han obtenido las campañas de información y las gestiones comerciales realizadas, ya que el 37% de este saldo procede de las cuotas periódicas que aportan los partícipes de los productos de previsión, y que contribuyen a mantener un ahorro periódico enfocado a la jubilación.

De esta forma, la aportación periódica media se sitúa en 74 euros, un 5% más que en 2019, y la aportación extraordinaria media se sitúa en los 1.659 euros, un 9,5% más. Con todo, Kutxabank ha consolidado su "claro liderazgo" en el mercado vasco de productos de previsión individual, en el que contaba al final de julio con una cuota del 47%, con un patrimonio gestionado de más de 5.800 millones de euros.

Todas las inversiones que se realizan en todos los productos de previsión gestionados se desarrollan bajo criterios de inversión socialmente responsable. De esta forma, se asegura que las entidades en las que se invierte cumplen y promueven en su ámbito de actuación el respeto de los Derechos Humanos, el cuidado del medioambiente, las prácticas de Políticas de Buen Gobierno y las buenas prácticas en materia fiscal.