La recuperación recaudatoria en Gipuzkoa no varía las previsiones de una caída del 20%

Los ingresos de las arcas forales hasta junio cayeron un 11,6%, doce puntos por debajo del descenso registrado en mayo

15.07.2020 | 01:12
Exterior del edificio que alberga la sede de la Hacienda de Gipuzkoa en Donostia.

donostia – La capacidad recaudatoria de la Hacienda de Gipuzkoa experimentó en junio una importante recuperación de 12 puntos porcentuales con respecto a la cifra registrada un mes antes, en mayo. No obstante, los responsables forales atribuyen este descenso a unas razones coyunturales y consideran que en los próximos meses la mala evolución de la economía repercutirá de manera negativa en la recaudación, por lo que mantienen sus previsiones de una caída del 20%.

La portavoz foral, Eider Mendoza, anunció ayer los resultados de la recaudación en Gipuzkoa durante los primeros seis meses del año que apuntan a un descenso del 11,6% con respecto al mismo periodo del año anterior. Este porcentaje suaviza el retroceso que se acumuló hasta mayo de 2020 del 23,9%, pero la entidad foral advirtió de que esta recuperación no debe llevar a engaño puesto que la evolución en los próximos meses se prevé negativa.

La razón que explica los mayores ingresos contabilizados en junio tiene un carácter puntual. Mendoza explicó que se debe a la posibilidad de retrasar la presentación de autoliquidaciones del primer trimestre del 27 de abril al 1 de junio, medida que adoptó la Hacienda guipuzcoana para paliar en lo posible el golpe provocado por la crisis del coronavirus.

Por este motivo, algunas declaraciones que el año pasado se contabilizaron en mayo, en este anómalo ejercicio se han trasladado a junio con el correspondiente efecto positivo en las cifras de recaudación. Sin embargo, el departamento foral de Hacienda y Finanzas señala que se han aprobado medidas para adelantar las pérdidas de actividad en el IRPF y en el Impuesto de Sociedades.

Esta circunstancia excepcional permitió a las arcas forales ingresar 1.402 millones de euros en el primer semestre de 2020, con una reducción de 184,5 millones de euros con respecto al mismo periodo del año anterior lo que equivale a una caída del 11,6%. Los ingresos íntegros descendieron cinco puntos porcentuales, mientras que las devoluciones crecieron un 8,5%.

Por otra parte, y según el detalle que ofreció la portavoz foral sobre la evolución recaudatoria de Gipuzkoa, en general los impuestos directos fueron los principales protagonistas de la subida al crecer un 8,3% frente a la caída de casi 25 puntos porcentuales que experimentaron los impuestos indirectos y el desplome del 41,8% en los ajustes con el Estado.

estimaciones Gipuzkoa, además, fue el territorio de la CAV que registró un menor descenso de recaudación pero esta recuperación de ingresos no parece que se vaya a mantener en un corto plazo, tal y como advirtió Eider Mendoza.

En este sentido, la portavoz foral indicó que "la actividad económica en general, el consumo y el mercado de trabajo seguirán sufriendo en los próximos meses las consecuencias de la pandemia, y ello se dejará notar en la recaudación".

Además, más de la mitad las declaraciones contabilizadas hasta el mes de junio son anteriores a esta pandemia, según subrayó la Hacienda de Gipuzkoa, por lo que aún no recogen por completo las consecuencias que va a generar. Por este motivo, la Diputación de Gipuzkoa mantiene su previsión de que la recaudación en el conjunto del año bajará un 20% en el territorio.

principales impuestos

IRPF. Los ingresos por esta figura crecen un 8,9% respecto al primer semestre del año pasado, 53,1 millones más. El principal concepto de este tributo son las retenciones sobre los rendimientos del trabajo, que crecieron un 2,5% al haberse recaudado 20,1 millones más.

Impuesto sobre Sociedades. Los ingresos de la cuota diferencial neta que grava los beneficios de las empresas se redujeron en 5,6 millones, debido a que los ingresos brutos cayeron 4,3 millones mientras que las devoluciones se incrementaron en 1,3 millones de euros.

IVA. El Impuesto sobre el Valor Añadido que gestiona la Diputación de Gipuzkoa registró un descenso de recaudación de 145 millones, lo que se traduce en una caída del 27,2%. Al igual que en el Impuesto sobre Sociedades, la cifra responde a unos menores ingresos con una reducción de 57,6 millones frente a 52,9 millones más de devoluciones.