Llamamiento de Urkullu a defender la industria, en especial la de automoción

El lehendakari pide la colaboración del Grupo Mondragon para ayudar a fijar la estrategia de reactivación económica

30.05.2020 | 00:22
El lehendakari, Iñigo Urkullu, en el centro junto con Iñigo Ucin y Arantxa Tapia ayer en Aretxabaleta. Foto: N.G.

dOnostia – El anuncio del cierre de la histórica factoría del grupo automovilístico japonés Nissan en Barcelona y los anuncios de ajustes laborales y despidos en otros fabricantes del sector como Renault, Ford o BMW, más los recortes de producción anunciados en las dos plantas de ensamblaje de coches de Euskal Herria, Mercedes Vitoria y Volkswagen Navarra, han disparado las alarmas en Euskadi y el lehendakari del Gobierno Vasco, Iñigo Urkullu, hizo un llamamiento en pro de la industria, en especial la de automoción.

El lehendakari aprovechó una visita a las instalaciones del grupo Mondragon para reafirmar la vocación industrial del País Vasco, al tiempo que lanzó un llamamiento a realizar "una apuesta valiente y decidida, una estrategia en todo el Estado español y Europa" para mantener los activos existentes en el sector de la automoción. Un segmento líder en Euskadi y pilar de la pujanza económica de la CAV y Navarra pues es el primer soporte del PIB vasco.

Iñigo Urkullu efectuó las declaraciones tras asistir en la localidad guipuzcoana de Aretxabaleta a la reunión del Consejo Industrial de la Corporación Mondragon, órgano que reúne, una vez al mes, a los responsables de las divisiones industriales del grupo cooperativo vasco y que aborda la evolución de los negocios, además de cuestiones estratégicas para sus actividades, según fuentes de la Corporación Mondragon.

El máximo responsable del Ejecutivo vasco pudo conocer así de primera mano las previsiones reales de pedidos, fabricación, etc. que manejan unas empresas industriales que no solo están en el Estado sino en medio mundo, con plantas en Asia y América, entre otros territorios. Y la realidad, a la vista de las previsiones de reducción del PIB que señalan las instituciones internacionales, no es optimista a corto plazo.

El presidente del Grupo Mondragon, Iñigo Ucin, hizo referencia a la necesaria, y cada vez más habitual en la CAV, colaboración público-privada y "a la necesidad de actuar de forma sincronizada entre Euskadi, España y Europa, y de hacerlo de forma rápida".

El máximo dirigente del grupo cooperativo mostró además la disposición de las cooperativas vascas del citado grupo a "implicarse junto a las instituciones públicas en dar una respuesta a esta crisis".

Iñigo Ucin reconoció que esta vez "se trata de un reto muy exigente que requiere la participación dentro de las empresas, entre las diferentes empresas, y de estas, con las instituciones".

El lehendakari, acompañado, entre otros, por la consejera de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia, reiteró, una vez más, que en el Gobierno Vasco "seguirán priorizando las políticas industriales en línea con el modelo productivo y económico" que defiende. Estas apuestas industriales de Euskadi, –a diferencia de la inexistencia habitual en España–, se concretan en casos de crisis, por ejemplo, en la rápida implantación, más allá de las limitaciones presupuestarias, de planes Renove para ayudar a impulsar las ventas, –y por lo tanto a la industria productora–, de coches, electrodomésticos o máquina herramienta, entre otros.

El lehendakari no dudó en solicitar la colaboración de la Corporación Mondragon de cara a fijar la estrategia de reactivación económica y del empleo. "Conocéis la realidad del mercado de primera mano, las claves de la competitividad internacional y los sectores de futuro. Sois un ejemplo de cooperación, clave para el futuro", argumentó Urkullu a los responsables del grupo cooperativo.

La representación del Gobierno Vasco aprovechó también la asistencia al Consejo Industrial de Mondragon para agradecer el trabajo realizado por las cooperativas vascas en diferentes ámbitos durante la crisis provocada por la pandemia del coronavirus.

Primera industria vasca El llamamiento del lehendakari a defender la industria y, en especial, la de automóvil, hay que entenderlo teniendo en cuenta que la industria ligada a la automoción es la primera de Euskadi. El País Vasco cuenta con plantas fabricantes de vehículos como Mercedes y Volkswagen, fabricantes de neumáticos como Michelin y Bridgestone-Firestone, compañías de componentes como Gestamp, CIE, Teknia, el propio Grupo Mondragon, fabricantes de aceros especiales para el sector como Sidenor y un largo etcétera.

Automoción Vasca

Fabricantes. En Euskal Herria hay dos plantas de fabricación de vehículos, Mercedes Vitoria, y Volkswagen Navarra. La primera contemplaba producir 159.000 furgonetas al inicio del año y ahora se contentaría con 123.000. Landaben preveía 306.000 coches y ya ha ido reduciendo hasta 253.000. El sector de concesionarios se teme una caída de las ventas de coches de hasta el 60%.

PIB

12,5%

el sector del automóvil en la Comunidad Autónoma Vasca supone directamente el 12,5% de la economía y el 10,5% en España pero, incluyendo a compañías ligadas como los suministradores de acero, llega al 20%.